InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
martes, 07/abr/2020 - 08:35
Edición Digital
27 ºC
Muy nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del miércoles, 10/dic/2014.

Convivir en la divergencia
Por Oscar Etchart




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



El insulto corta de raíz toda posibilidad de diálogo, intercambio de opiniones, discusión civilizada. Cuando se entabla un debate, el que insulta obliga a su contrincante a contestarle con otro insulto o retirarse del diálogo.

En ambos casos, logró su cometido: hacer añicos la discusión. El que insulta no se interesa por los argumentos del otro. Lo insulta para destruirlo, para imponer su punto de vista, para aniquilar la posibilidad de que exponga sus argumentos.

El insulto procura destruir la voluntad de lucha del otro, amedrentarlo, o bien hacerlo enojar para que pierda sus estribos, y lejos se està a traves del insulto, de la palabra democracia.....

No existe la unanimidad en política. Es imposible que todos pensemos lo mismo sobre la democracia, la economía de mercado, el Partidismo,, las relaciones internacionales, etc. Cada uno de nosotros es dueño de un mundo de representaciones colectivas que le pertenece en exclusividad.

Nuestras creencias, valoraciones e ideas son únicas, nos moldean como personas, nos permiten actuar como seres dotados de pensamiento crítico, polemizar, discutir racionalmente. Cuando dos o más personas discuten sobre política, si reina el respeto mutuo, puede surgir un debate enriquecedor, un debate que beneficia a todos los participantes.

Como nadie es dueño de la verdad absoluta, nadie sabe todo, siempre que los hombres participan en una discusión política salen finalmente beneficiados. Todos aprendemos de los demás. Juan es peronista y Pedro, radical, si aceptan discutir con altura, ambos se percatarán de que uno aprende del otro, y viceversa.

La discusión, la polémica, la crítica, hacen a la esencia de la democracia. La democracia es la antítesis del dogmatismo, el fundamentalismo, el autoritarismo. En la democracia todas las opiniones son válidas, todos los hombres tienen el derecho a expresar lo que piensan.

Democracia y verdad absoluta son como el agua y el aceite: antagónicas. Todas las ideas políticas y económicas son relativas, están sujetas a recusación. Todos nos equivocamos, nos sentimos obligados a rectificarnos. Cuando los miembros de una sociedad están convencidos de que lo que piensan puede estar equivocado y de que consideran lógico que el otro puede tener razón, esa sociedad es tolerante, plural; democrática, en suma. Para que una sociedad sea democrática no basta con la vigencia de aquellas instituciones políticas consideradas fundamentales:

Como, el congreso, el poder judicial, las elecciones, etc. Por más que se vote periódicamente, que exista un parlamento y que haya una justicia aparentemente independiente, si los miembros de la sociedad no soportan el pluralismo ideológico, la discusión crítica, la posibilidad de que puedan estar equivocados, no puede calificarse a esa sociedad de democrática….

¿ Es tàn utòpico volver a respetarnos?


 

Convivir en la divergencia
Por Oscar Etchart
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-