InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
martes, 25/feb/2020 - 16:36
Edición Digital
27 ºC
Muy nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del martes, 04/ago/2015.

Villa Dálmine también superó a Instituto y hace difusa la línea que divide al sueño de la realidad
La ilusión del Viola es cada vez más grande




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Con un gol de Sanabria, el Violeta derrotó por primera vez en su historia a La Gloria y sumó su tercera victoria consecutiva en una racha que lo afianzó en la 4ª posición del Nacional. Así fortaleció su sueño de jugar el Reducido por el ascenso a Primera División. Por la próxima fecha enfrentará a Santamarina el martes 11 como visitante.

"¿Sueño o realidad?" se preguntaban muchos en torno al presente Villa Dálmine. Y cuando todos pensaban en disfrutar de esa actualidad sin detenerse en el análisis de la situación, el elenco que conduce Sergio Rondina les regaló una convincente presentación como local ante un grande de la categoría y no sólo consiguió una merecida victoria, sino que se afianzó en la 4ª posición del Nacional B.

Sí: con muchos argumentos y una sólida actuación, el Violeta venció a Instituto en Campana y le envió un claro mensaje a las 4.000 personas que llegaron hasta Mitre y Puccini: hay equipo para sostener esa ilusión.

Es cierto: la tercera victoria consecutiva de Villa Dálmine en esta racha que lo ha impulsado al Top 5 del Nacional fue apenas por 1-0, con un gol que llegó tras un rechazo en un córner. Pero detenerse en ello es sólo detenerse en el marcador y en la acción que lo definió. Porque a lo largo de los 90 minutos, el conjunto de nuestra ciudad siempre pensó en el triunfo y siempre lo buscó. Por momentos, mostrándose claramente superior a Instituto, un rival que llegaba a Campana con una racha de 11 partidos sin derrotas y aspirando a destronar al Violeta del quinto puesto.

¿Con qué argumentos lo logró Villa Dálmine? Con la seguridad de Pedro Fernández en el arco, demostrando que no le pesó reemplazar al lesionado Carlos Kletnicki. Con la firmeza de una defensa que ha mejorado desde la llegada de Nicolás Álvarez y que volvió a tener también a Matías Valdez (llegó a la quinta amarilla) como un pilar destacado. Con una gran actuación de Horacio Falcón, siempre bien ubicado para recuperar y siempre atento para no caer en errores al momento de la cesión. Con una buena tarea de Diego Núñez por derecha (reemplazó al suspendido Renso Pérez). Con la peligrosidad de los extremos (Matías Nouet se destacó en el primer tiempo; Nazareno Solís fue desequilibrante en el segundo). Con el despliegue de Ezequiel Cérica y con la alternativa de recambio que significa tener a Gabriel Sanabria con confianza y en buen nivel. Pero, por sobre todas las cosas, si este Villa Dálmine tiene una virtud es que todas sus individualidades aportan a una causa común. No parece haber egos ni egoísmos en este plantel. Incluso, cuando se jugaba el tercer minuto de adicionado, Andrés Soriano dio muestras de ello: de frente al arquero, con la posibilidad de definir, al "Pollo" no le importó que apenas tiene un gol en el campeonato ni que tiene pocas chances para convertir y le cedió el balón y el gol a Sanabria, mejor ubicado. Fue una pena que la definición del "Chino" sea salvada en extremo, sobre la línea, por Gastón Machín. Fue una pena que esa jugada no termine en la red, porque habría sido la muestra acabada de este equipo que, con humildad, compañerismo y trabajo, transforma un sueño en una realidad; y la realidad en un sueño.

EL PARTIDO

No comenzó claro el partido en Mitre y Puccini. En el arranque se sucedieron imprecisiones por ambos lados, en un panorama que, igualmente, ya mostraba a Villa Dálmine con mayor ambición, mientras Instituto amenazaba constantemente sobre los espacios que dejaba el local. Es que el Violeta, en su plan de ataque, incluía a sus dos laterales y dejaba algunos espacios que La Gloria trataba de aprovechar.

En ese inicio, a los 3 minutos de juego, la primera chance fue para Solís, cuyo remate cruzado fue contenido por el arquero Hoyos. Por su parte, el equipo cordobés respondió a los 11, con la potencia de Pablo Magnín, quien entre tres marcadores aguantó el balón hasta perfilarse para patear de frente a Pedro Fernández. Afortunadamente, su remate de zurda, desde el punto penal, dio en la base del poste.

Pero más allá de ese sobresalto, con el transcurrir de los minutos, Villa Dálmine fue afianzándose en la batalla, con Falcón cortando los avances de la visita y relanzando al equipo en ataque. Así, los de Rondina empezaron a encontrar a los extremos y entre Matías Nouet y Nazareno Solís comenzaron a generar peligrosos desbordes.

A los 14, el sampedrino desbordó y lanzó un centro que se desvió en Endrizzi, obligando a Hoyos a un esfuerzo para mandar el balón al córner. Y de ese córner, llegó un solitario cabezazo de Celaya, al que le faltó dirección para eludir otra buena respuesta del arquero cordobés.

En los minutos siguientes, el Violeta continuó controlando los tiempos (más allá de algún desacople defensivo) e Instituto empezó a mostrar signos de impotencia (Machín y Hereñú fueron amonestados).

Otro desborde de Nouet, a los 31, terminó en un centro que cruzó toda el área chica y que por centímetros no alcanzó a impactar Cérica. Y a los 40, llegó la gran polémica de la tarde. Una de las tradicionales corridas de Solís finalizó sobre la línea final con un centro pinchado que encontró la llegada de Nicolás Álvarez por el segundo palo. El lateral cabeceó a contrapierna del arquero Hoyos y la pelota dio en el travesaño y picó en la línea tras una extraña parábola. Todos se miraron, Ramiro López dudó y, ante los reclamos, marcó el gol. Entonces, fueron los jugadores de Instituto lo que lo increparon y quienes encontraron en el asistente Nicolás Bravo en su salvador. El línea nunca dudó: para él no había sido gol. Fueron tan convincentes sus gestos que López revirtió el fallo, dio un "pique" y continuó el partido como si nada hubiese pasado.

Pero Instituto quedó herido, sintió el sacudón. Y aunque el "Chulo" Rivoira cambió (García por el amonestado Soda), Villa Dálmine siguió siendo el dueño del trámite en el segundo tiempo. Para que se entienda: no fue un equipo apabullante, pero sí dominador, con presencia y tenencia del balón.

Y ya en el complemento, su principal argumento para generarle peligro a "La Gloria" fue Nazareno Solís. El zurdo desbordó por izquierda y también fue desequilibrante cuando se volcó a la derecha. Sólo le faltó encontrar destinatarios para transformar en situaciones claras esas acciones.

Mientras, Falcón seguía ubicado y atento siempre para cortar y entregar. Entonces, el Violeta fue encerrando a Instituto. Y tuvo espacios para rematar de media distancia: intentos del propio Falcón y de Nouet generaron zozobra en el fondo visitante, que entre un remate y otro tuvo "su" oportunidad, cuando Bernardi le robó una pelota a Zamponi en la salida y escapó por derecha hasta llegar cara a cara con Pedro Fernández, quien ganó el duelo achicando con precisión.

Por entonces, Villa Dálmine también crecía por derecha con buenos acoples del tandem Núñez-Álvarez. Y a los 31, desde ese sector, llegó un centro de Nouet que Cérica impactó de volea en el primer palo. Hasta que a los 33, tras un córner fabricado por Solís, llegó la apertura del marcador. En primera instancia ganó Celaya en lo alto, pero un defensor rechazó cuando Valdez se aprestaba al "segundo cabezazo". Pero el rechazo quedó corto, dentro del área, donde apareció Sanabria para sorprender a todos, impactando de primera y de derecha el balón con un toque suave que permitió que la trayectoria se hiciera imposible para el arquero Hoyos (la pelota pegó en el palo derecho y entró mansamente).

Así, el "Chino" (quien luego aseguró que esa acción hizo lo que pudo, porque lo encandiló el sol) desató otro delirio en Mitre y Puccini. Porque el estadio explotó y el juego se cargó de nervios. Instituto fue por el empate como pudo y Villa Dálmine tuvo opciones para liquidarlo de contra.

A los 39, tras otro desborde de Solís, definió Nouet, pero Celaya se cruzó justo cuando la pelota iba camino al gol. A los 47, en un tiro libre desde el centro de la medialuna del área, Bernardi pateó por abajo y Pedro Fernández se lució contra su palo derecho. Y a los 48 llegó aquella acción que mereció ser gol de Soriano-Sanabria, pero que Machín salvó en la línea.

Después, no hubo tiempo para más. Mejor dicho: sólo quedó tiempo para festejar. Y mientras los jugadores Violetas se reunían en otro gran abrazo, desde las tribunas bajaban los aplausos de miles de simpatizantes repletos de ilusiones. Porque así los ha acostumbrado este Villa Dálmine: a soñar despiertos. Incluso con la Primera División.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

VILLA DÁLMINE (1): Pedro Fernández; Nicolás Álvarez, Matías Valdez, Rubén Zamponi, Juan Celaya; Diego Núñez, Horacio Falcón, Dante Zuñiga; Matías Nouet, Ezequiel Cérica, Nazareno Solís. DT: Sergio Rodríguez. SUPLENTES: Darío Barrera, Jorge Demaio, Diego Grecco, Matías Tabak, Gabriel Sanabria, Nicolás Stefanelli y Andrés Soriano.

INSTITUTO (0): Lucas Hoyos; Jonathan Hereñú, Julián Illanes, Franco Miranda, Emiliano Endrizzi; Pablo Burzio, Gastón Machín, Maximiliano Correa, Pablo Soda; Christian Bernardi y Pablo Magnin. DT: Héctor Rivoira. SUPLENTES: Brian Olivera, Guido Mainero, Santiago Aloi, Ignacio Antonio, Mateo García, Gustavo Gotti y Jonathan Bauman.

GOLES: ST 33m Gabriel Sanabria (VD).

CAMBIOS: ST García x Soda (I); 16m Gotti x Burzio; 22m Sanabria x Zuñiga (VD); 34m Bauman x Magnin (I); 37m Grecco x Nouet (VD); 40m Soriano x Solís (VD).

AMONESTADOS: Cérica, Valdez y Falcón (VD); Machín, Hereñú y Soda (I).

CANCHA: Villa Dálmine.

ÁRBITRO: Ramiro López.

ASISTENTES: Nicolás Bravo y Matías Bianchi


LA DEFINICIÓN DE SANABRIA YA SUPERÓ AL ARQUERO Y, CONTRA EL PALO, SE TRANSFORMA EN EL GOL VIOLETA.


LA POLÉMICA. EL CABEZAZO DE ÁLVAREZ Y LAS DUDAS SOBRE SI FUE GOL O NO.


NAZARENO SOLIS FUE DESEQUILIBRANTE EN EL SEGUNDO TIEMPO.


EL GRITO SAGRADO. TODOS CORREN A ABRAZAR AL CHINO SANABRIA, AUTOR DEL GOL DE LA VICTORIA.


NACIONAL B - 27ª FECHA: Central Córdoba (SdE) 0-1 Chacarita; Los Andes 2-2 Juventud Unida (G); Ferro Carril Oeste 2-0 Santamarina (T); Unión (MdP) 1-1 Patronato; Estudiantes (SL) 1-2 Douglas Haig; Atlético Paraná 3-0 Gimnasia (J); Sportivo Belgrano 1-2 All Boys; Villa Dálmine 1-0 Instituto; Boca Unidos 0-0 Independiente Rivadavia; Atlético Tucumán 0-0 Guillermo Brown (PM). JUEGAN HOY: Gimnasia (M) vs Guaraní Antonio Franco.

 


 

Villa Dálmine también superó a Instituto y hace difusa la línea que divide al sueño de la realidad
La ilusión del Viola es cada vez más grande
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-