InicioSocialesFarmaciasForoLADArchivoHoróscoposClasificadosBúsquedaCampaBA.comCampanaArg
  Ir a la edición del día
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA - CAMPANA, BUENOS AIRES, ARGENTINA
  Campana, sábado, 26/jul/2014 - 10:09 - Edición Digital
4 ºC
Nubes dispersas
 
Encuéntranos en Google+
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 29/feb/2004.
Homeopatía Unicista
Dr. Mariano Parapar

Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Hola, amigos lectores! Nuevamente con Uds. les propongo repasar las principales diferencias entre la Homeopatía y la Medicina Tradicional.

La Medicina Tradicional (Alopática), se basa en la aplicación de medicamentos sintéticos con efecto opuesto a los síntomas del paciente (Ley de los Contrarios). Por ejemplo, para los pacientes con hipertensión arterial (presión alta), se utiliza un anti-hipertensivo; si el paciente tiene fiebre, un anti-febril; si tiene inflamación, un anti-inflamatorio, etc.

Para la Medicina Homeopática, la base de su práctica es la aplicación de remedos naturales, que en el individuo sano han producido efectos similares a los del conjunto de manifestaciones físicas, mentales y espirituales que se presentan desequilibradas en el paciente (Ley de los Semejantes).

Enfoque del Paciente

La Homeopatía toma en cuenta la totalidad de manifestaciones físicas, mentales y espirituales en forma integral, estableciendo un patrón de desequilibrio individual y característico para cada paciente en esos tres aspectos.

La Alopatía, atiende a cada sector del organismo por separado, considerando aparte las afecciones de la mente y no contemplando la parte espiritual de la persona. Es por ello que existen diversas Especialidades y Subespecialidades en esta medicina y no las hay en la Homeopatía.

La Enfermedad

En sus más de 200 años de vigencia, en lo que respecta al entendimiento del estado de enfermedad, la Homeopatía evolucionó hasta llegar a comprender que el Desequilibrio de la Energía Vital es la única enfermedad. Siguiendo este concepto, se entiende que los diversos cuadros clínicos y "enfermedades" (en el sentido tradicional de la palabra), son sólo una parte dentro del espectro de manifestaciones que puede generar dicho desequilibrio. Con respecto a los síntomas y signos de estas manifestaciones, para la Homeopatía interesa conocer qué caracteristicas particulares poseen estos en cada paciente, para luego tomarlos en cuenta junto con las características incividuales de la forma de pensar, sentir y actuar de cada enfermo. Esta "imagen" integral de la totalidad de manifestaciones, es lo que permite individualizar a cada paciente de otros que presenten el mismo diagnóstico y administrar el medicamento único que se adapte de mejor manera a dicha totalidad. A modo de ejemplo, un paciente con una infección en la piel con supuración prolongada, que es friolento, que transpira con mal olor principalmente en pies y cuero cabelludo, que es muy tímido y profundamente inseguro y terne fracasar o equivocarse, recibirá de parte del homeópata un remedio completamente diferente que el que va recibir otro paciente con el mismo cuadro, cuya característica es la gran sensibilidad al dolor, aún hasta el desmayo, que también es friolento, pero cuya forma de ser es extremadamente irritable, resultando violento en el más alto grado (siente que es capaz de matar a sangre fría) que está obsesionado por recuerdos tristes relacionados con circunstancias en las que ha sido agredido emocional o físicamente. Esto equivale a decir que se medica al paciente, en vez de sus síntomas o enfermedades

En el caso de la Alopatía, encontramos que existen numerosas enfermedades físicas y mentales. El diagnóstico se hace de acuerdo a los síntomas que son comunes a varios enfermos, sin prestar atención a las modalidades individuales ni al patrón característico del conjunto. Además, para la concepción de esta medicina, pueden coexistir varias "enfermedades" en una sola persona, cada una de las cuales puede llegar a requerir ser tratada por un especialista, o al menos, con un medicamento diferente para cada una de ellas. Como ejemplo de esto, tenemos al abuelo que toma un remedio para la "presión", un segundo remedio para la diabetes, un tercero para el corazón, un cuarto para dormir y un quinto para evitar que todos los anteriores dañen su estómago. Ninguno de estos remedios es para el paciente, sino para sus enfermedades.

La Causa de la Enfermedad

La Medicina Tradicional, basándose en la Patología, la Fisiopatología y la Microbiología, considera múltiples causas de enfermedad, las cuales pueden ser internas (endógenas) o provenir del exterior (exógenas). Es por ello que para un mismo conjunto de signos y síntomas (síndrome), pueden existir varias causas diferentes.

En cambio, para la Medicina Homeopática, la única causa de enfermedad, así como la enfermedad misma, es el Desequilibrio de la Energía Vital. Es decir, que !a causa es siempre interna. Ésta genera en cada individuo una PREDISPOSICIÓN a resultar afectado por diversos agentes externos. Al estar desequilibrada la Energía, se desequilibra la materia, y tanto el organismo, como la mente y el espíritu dejan de funcionar al Medicamentos

Los remedios Homeopáticos son naturales, elaborados con productos de los tres Reinos de la Naturaleza (vegetal, animal y meta/-mineral). Cada remedio, corresponde a uno solo de dichos productos, los cuales son utilizados en la forma pura que nos los provee la Madre Naturaleza. Son inexistentes las asociaciones de varias sustancias bajo una fórmula fija. Se los prepara a partir de soluciones altamente diluidas de cada uno de los productos naturales y, a medida que se tos diluye, se les aplican sacudidas, proceso denominado "Dinamización". Luego se experimentan sus efectos en el individuo sano, en el cual producen alteraciones dinámicas en la forma de pensar, sentir y actuar. El conjunto de manifestaciones características y propias de cada producto natural, se completa con los síntomas y signos que producen a nivel orgánico y mental, los cuales son recopilados de los textos de Toxicologia Clínica.

Los medicamentos Alopáticos son sintéticos, es decir, que mediante complejos procesos químicos se extraen de los productos de la Naturaleza, las sustancias que son consideradas sus principios activos. Luego son experimentados en animales de laboratorio y posteriormente son utiliza- dos en personas enfermas.

Otro punto importante, es que todos los remedios Alopáticos, poseen efectos no deseados (secundarios, adversos, colaterales, son todos sinónimos), como consta en sus respectivos prospectos. Por su parte, los remedios Homeopáticos carecen dichos efectos, debido a su altísima dilución a concentraciones infinitesimales, lo cual constituye su principal ventaja, pues no agregan dolencias al deteriorado estado de la salud del enfermo.

Estas son, amigos lectores, las principales diferencias entre ambos sistemas, para que Uds. las tengan en cuenta a fa hora de decidir cómo atender vuestra salud. i Hasta la próxima!

Dr. Mariano Parapar
MP.: 56477
e-mail: mparapar@hotmail.com


 

Homeopatía Unicista
Dr. Mariano Parapar
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:





COMUNIDAD LAD:
Foro LAD
Sociales de LAD
Frases del Día
Fotos del Día
WEBS AMIGAS:
Clasificados Campana
Portal de Campana
Portal de Zárate
Publicidad Local
RECOMENDADOS:
Campana Argentina
CampaBA.com
Semanario del Pescador
Pregón Agropecuario
PATROCINADOS:
Catálogo Industrial
El Cato Institute
Fundación Leer
Anuncie aquí
Medición de visitas con Google Analytics  
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net