InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
martes, 02/jun/2020 - 13:07
Edición Digital
Nubes dispersas
13ºC Viento del Noroeste a 12Km/h
Nubes dispersas
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 24/ene/2016.

Productividad: sus razones y factores
Por Flavia Di Cino




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

La productividad es un concepto que en economía establece una relación de eficiencia del empleo de factores de producción –capital y trabajo- en relación con el producto obtenido. Al no tener en cuenta el resto de los insumos necesarios para producir –como la materia prima y la energía- la productividad no es en sí misma un concepto concluyente en relación con la rentabilidad empresarial, como algunos funcionarios y empresarios han sugerido en forma incorrecta recientemente en Argentina.

La productividad se puede calcular para cualquier unidad productiva -incluso para una etapa dentro de un proceso secuencial de producción-, para un sector de la economía, para una región o para un país en su conjunto. Puede expresarse en unidades físicas, pero en general, con fines comparativos y estadísticos, se expresa en unidades monetarias homogéneas ajustadas por poder de compra.

Las medidas usuales de productividad se calculan en una razón o cociente, con el numerador expresando el producto y el denominador expresando un determinado factor –trabajo o capital- o el conjunto de factores empleados –trabajo y capital-. Como el factor capital es usualmente considerado fijo, y a veces, no hay datos disponibles para el cálculo- la razón de productividad más divulgada es la que relaciona producto con el factor trabajo.

Así, a nivel mundial y por países, en el numerador de las razones de productividad –del trabajo y total: trabajo y capital-, el producto considerado es el Producto Bruto Interno (PBI) a dólares constantes ajustados por poder de compra. La finalidad práctica de ajustar por el poder de compra es, entre otras, facilitar el análisis de políticas de empleo y de productividad que funcionan en algunos países y no funcionan en otros.

Como puede intuirse, la productividad del trabajo aislada no es suficientemente apta para interpretar las causas de las posibles variaciones en las tendencias ni para establecer comparaciones entre países.

En primer lugar, porque las variaciones en el producto medido en unidades monetarias pueden estar afectadas por variaciones del PBI en su conjunto o de los precios de los productos bajo análisis, por variaciones en la cantidad demandada y por distintas participaciones de los distintos productos en la matriz de producción.

La productividad del factor trabajo también está afectada por el factor capital, por la innovación tecnológica y por las decisiones empresariales en relación con preferencias en la nómina de trabajadores y en relación con las cargas de planta ubicadas en distintas regiones de un mismo país o de distintos países.

La productividad total de los factores, incluyendo trabajo y capital, es un indicador de muy difícil determinación, pero resulta indispensable para establecer comparaciones y diseñar políticas y planes de mejoras.

La discusión sobre productividad en Argentina

Como se sugiere en las discusiones sobre el tema, la evolución de la productividad es de importancia incuestionable para el futuro de Argentina.

Lamentablemente, por la falta de estadísticas confiables, la Argentina carece de datos oficiales en relación con la productividad. Esto fue así en el pasado reciente, y según las versiones oficiales hasta el presente, la nueva gestión del INDEC tampoco estará en condiciones de elaborar estadísticas sobre PBI, sobre empleo y sobre pobreza por un lapso prolongado.

Por lo que cuando leemos comentarios o planes por parte de los funcionarios y políticos, o trascienden decisiones y/o exigencias empresariales basadas en la baja productividad laboral, los mismos están formulados sobre la base de datos que no son públicos, ni tampoco son oficiales. Por lo que podríamos suponer, que tales funcionarios y empresarios consideran que el ciudadano común y los trabajadores confían en la veracidad y en la corrección de las bases de análisis de los dirigentes empresariales argentinos.

Sin perjuicio del problema anterior, las discusiones sobre productividad laboral entre dirigentes y empresarios se centran en el nivel de salarios reales en relación con el nivel general de precios y con la evolución de la inflación.

Entonces, siguiendo los fundamentos básicos acerca del concepto de productividad y sus mediciones, tales discusiones se enfocan en un sólo factor de la productividad –el del trabajo-, prescindiendo del factor capital y de la evolución del producto. Asimismo, se dejan de lado también otros elementos importantes como la mezcla de producción y las decisiones empresariales.

En síntesis, podríamos resumir que las discusiones sobre productividad en Argentina están subordinadas a la discusión de salarios para garantizar y sostener la rentabilidad empresarial. Esto debería cambiar en breve, empezando por la elaboración de estadísticas completas confiables, con publicación periódica para el público en general.

La productividad en el mundo

La falta de crecimiento de la productividad a nivel mundial es una de las mayores preocupaciones del presente económico y financiero, conjuntamente con la desaceleración del crecimiento económico y el desempleo. Los tres problemas están relacionados entre sí, aunque es difícil determinar las relaciones de causas-efectos; en conjunto y país por país.

En efecto, de acuerdo a las estadísticas publicadas por la organización "The Conference Board" ( TCB, por sus siglas en inglés www.conference-board.com), siguiendo las tendencias en la desaceleración del crecimiento económico, el crecimiento de la productividad del trabajo a nivel mundial fue de apenas el 2.1% en 2014, valor similar al registrado en los años 2012 y 2013.

Sin perjuicio del bajo crecimiento de la productividad del factor trabajo; los resultados registrados para la productividad total de los factores (trabajo y capital) son los que concitan mayor atención, pues fue de alrededor del 0% para los últimos tres años. Es decir que el factor capital conlleva una reducción del crecimiento de la productividad a nivel mundial parcialmente compensada con un crecimiento en función del factor trabajo.

El problema es más acuciante en algunos países que en otros; incluso en países de economías maduras y con crecimiento económico, como el Reino Unido; donde se viene registrando un estancamiento de la productividad cuando se esperaba una recuperación luego de la caída registrada durante la crisis financiera de los bonos de baja calificación en 2008.

Algunos economistas destacan entre las causas principales del estancamiento de la productividad en el Reino Unido a las bajas remuneraciones y al plan de austeridad del gobierno que han desalentado la demanda interna.

Diferente, la productividad de Francia es de las más altas en el mundo, pero el desempleo registra un crecimiento casi sistemático y acaba de superar el 10%, por lo que su gobierno ha declarado la emergencia económica con un conjunto de políticas tendientes a favorecer la creación de empleo.

En cuanto a América Latina; en el año 2014 Argentina, Brasil y México registraron una contracción de la productividad total (trabajo y capital) del 5%, 2.3% y 1.7%, respectivamente.

Siempre según los datos de TCB, para Argentina, la productividad del factor trabajo medida en dólares constante en paridad de poder de compra fue de 21.7 dólares por hora trabajada en 2014 registrando una disminución con respecto a los 22.9 dólares por hora registrados en 2011, el máximo alcanzado desde 1950.

El valor registrado para la Argentina en el año 2014 (21.7 us$/h) es inferior a Chile (27.8 us$/h) pero superior a Brasil (16.6 us$/h), México (20.1 us$/h) y China (9.8 us$/h).

Para concluir, en relación con el nivel de salarios; es interesante destacar que en 2014 la participación del total de las remuneraciones en el PBI -de acuerdo a las estadísticas elaboradas por TCB- fue en Argentina del 43%, inferior a Brasil (61%), Estados Unidos (58%), India (50%), Italia (69%) y Chile (45%) mientras que resultó apenas superior a China (40%).

En consecuencia, resulta imprescindible producir un análisis completo sobre Productividad y Crecimiento, para poder identificar las verdaderas causas de la evolución de la productividad en la Argentina y adecuar las políticas y decisiones empresarias más allá de la discusión del salario.


 

Productividad: sus razones y factores
Por Flavia Di Cino
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar





COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-