InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 21/sep/2018 - 16:57
Edición Digital
27 ºC
Parcialmente nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del miércoles, 22/feb/2017.
La isla todavía sufre el golpe de la última inundación



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Fue en mayo pasado, pero los aserraderos aún no entraron en régimen, ni tampoco se envía hacienda a los frigoríficos. La fruta sólo se planta pora consumo y para regalar.

"El último que puso guita más o menos en serio en la isla, fue Duhalde en los ‘90", dice Daniel Iregui (39), patrón de la balsa que cruza el Paraná desde Otamendi hasta la isla. Nieto e hijo de isleros, Iregui se crió en la isla y manejaba su propio camión, haciendo fletes; hasta la inundación de mayo del año pasado.

"Llevaba tablones de los aserraderos y ganado en pie para el continente, pero desde la inundación se frenó todo y todavía casi no se reactivó la producción. Tanto es así que guardé el camión y dejé de pagar el seguro".

Iregui explica que la matriz productiva de la isla cambió rotundamente con la gran inundación de 1983, cuando estuvieron "10 meses con el agua hasta las rodillas". Eso implicó que, por ejemplo, se perdieran hectáreas y hectáreas de históricos frutales: "Se pudrieron todas las plantas, no quedó nada. Hasta ese entonces, las mejores frutas del país salían de la isla de Campana y de la de San Fernando, las mejores peras y ciruelas. Además, con los precios ridículos que pagan ahora ni siquiera vale la pena volver a intentarlo. El que conserva plantas, es por amor a la actividad, para consumo y para regalar a sus vecinos".

Según el isleño, toda esa superficie ahora se foresta y algunos productores lo combinan con ganado en pie, que se trabaja mientras se espera que madure el árbol para poder cortarlo.

"En el ’83 también se perdió mucho ganado. El animal que no se ahogó hubo que malvenderlo, porque no había donde tenerlo. Algunos, como mi viejo, se quedaron con un puñado de animales para conservar la genética y volver a empezar. Pero la gente que queda, se está cansando. Cuando hay problemas, desde el continente el apoyo es poco y nada".

En cuanto a la madera, lo que más se planta es el sauce, para fabricar cajones de fruta y pollo. El álamo es destinado a fabricar muebles que incluso se exporta. La madera atrajo una gran ola migratoria de operarios paraguayos a la isla, dado que "en uno o dos años podían ahorrar para comprarse una casa en su país de origen. El fenómeno ahora está en retroceso, porque ya no les favorece tanto el cambio", explica; y agrega que de la mano de la incorporación de tecnología, también se perdieron puestos de trabajo: "Antes muchas tareas forestales de hacían a mano y los palos se cargaban a hombro".

Si bien Iregui reconoce que hubo avances con la llegada de la energía eléctrica, la telefonía celular, y la apertura de caminos; los medios de comunicación siguen siendo uno de los déficits que también conspiran contra el isleño. "Está la balsa -es cierto- pero ya no hay transporte en lancha, salvo los fines de semana. Además, los ríos y los canales no se dragan desde hace mucho. Así como en la ciudad hay que pavimentar o arreglar los baches, en la isla hay que dragar e ir limpiando los lechos. Un árbol que se cae, si te agarra distraído, te puede romper la hélice o directamente el casco. Incluso, el tema de los dragados también está directamente ligado a que el agua escurra más fácilmente después de una crecida".

Aun así, con todos los claroscuros que presenta la isla, Daniel asegura que no tiene pensado cambiar de vida: "Jamás me iría, amo la isla, y algún trabajo siempre voy a encontrar. Además, somos pocos y nos conocemos. No es como antes, pero todavía puedo irme a dormir con la puerta sin llave", asegura.


"Así como en la ciudad hay que pavimentar, o arreglar los baches, en la isla hay que dragar e ir limpiando los lechos", explica Daniel Iregui.


"No es como antes, pero todavía puedo irme a dormir con la puerta sin llave", asegura Daniel Iregui.

 

La isla todavía sufre el golpe de la última inundación
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-