InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 22/oct/2018 - 09:27
Edición Digital
19 ºC
Nubes dispersas
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 02/abr/2017.
Villa Dálmine volvió a sonreír:
Se sacó la mufa, venció 2-0 a Los Andes y festejó su primer triunfo del año



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



 

TREPÓ CINCO LUGARES

Con su triunfo ante Los Andes, Villa Dálmine avanzó cinco posiciones y saltó desde el puesto 21 hasta el 16 (podría ser superado por San Martín de Tucumán).

En cuanto a la parte alta de la tabla, Nueva Chicago no pudo ganar en San Luis (igualó 1-1 con Estudiantes) y así, como Chacarita queda libre en esta jornada, Guillermo Brown de Puerto Madryn (juega hoy) y Argentinos Juniors (mañana) tendrán la oportunidad de estirar la diferencia y consolidarse en los puestos de ascenso directo.

Ayer, además de la victoria Violeta, también se registraron los siguientes resultados: Brown (Adrogué) 1-1 Flandria; All Boys 2-2 Independiente Rivadavia; Estudiantes (SL) 1-1 Nueva Chicago; Douglas Haig 1-0 Gimnasia (Jujuy); y Ferro Carril Oeste 2-1 Boca Unidos. Antes, el viernes habían jugado: Almagro 0-0 Central Córdoba (SdE); y Atlético Paraná 0-0 Juventud Unida (G).

La fecha continuará hoy con Guillermo Brown vs Santamarina; y San Martín (T) vs Instituto. Mientras que mañana se cerrará con Crucero del Norte vs Argentinos Jrs.

Sin jugar bien, el Violeta obtuvo un triunfo fundamental para su presente. Ayer, cuando peor la pasaba, Ezequiel Cérica abrió el marcador. Luego, Lucas Favalli aseguró el triunfo desde los 12 pasos. El próximo domingo visita a Gimnasia a Jujuy.

Si Villa Dálmine venía golpeado por las cuatro presentaciones sin triunfos que acumulaba en el arranque de este 2017, ayer transitó buena parte del segundo tiempo como si esos golpes tuviesen efecto residual. Los Andes lo superaba claramente, le generaba situaciones de riesgo y parecía tenerlo listo para el nocaut. No tenía reacción el Violeta y sólo se mantenía todavía de pie por la impericia del Milrayitas para liquidarlo y porque Fernando Otarola dijo presente cuando el equipo más lo necesitaba. Entonces, los dirigidos por Facundo Argüello tuvieron una oportunidad. Y no fallaron. Mejor dicho: y no falló: Ezequiel Cérica volvió a vestirse de héroe en Mitre y Puccini y le agregó un renglón más a ese listado de "goles importantes" que tiene con la camiseta Violeta. Su capacidad para desviar esa asistencia que Lucas Favalli inventó dentro del área chica revivió a un Villa Dálmine que luego terminó asegurando el triunfo con un penal del propio Favalli.

Y así, cuando nadie lo esperaba, cuando la situación no ofrecía mucho espacio para la esperanza, el equipo de nuestra ciudad consiguió eso que tanto necesitaba: un triunfo. Por eso, el desahogo fue tan grande, en las tribunas y en el campo de juego, donde Rubén Zamponi reunió a la tropa y ensayó una arenga que se extendió por varios segundos, pero que terminó con rostros emocionados de felicidad.

Sí: ganó Villa Dálmine y eso es noticia en este 2017. Después de los empates ante Santamarina y Chacarita y las derrotas frente a Flandria y Juventud Unida de Gualeguaychú, volvió a sumar de a tres. Y eso era tan necesario para la tabla de posiciones como para la confianza de los jugadores, el cuerpo técnico, los dirigentes y los simpatizantes.

Después, claro está, también deberá haber un espacio para analizar otra producción futbolística que estuvo lejos de la esperada, con discretos rendimientos individuales y colectivos. Pero lo dicho: ésa es otra parte de esta historia. La importante, al menos ayer, era poder recuperar la sonrisa.

EL PARTIDO

Con cuatro cambios en la formación titular (ingresaron Luciano Recalde, Palma, Figueira y Cérica), el DT Facundo Argüello no sólo se quedó en la modificación de nombres, sino también el sistema táctico. Dejó el 4-2-3-1 y pasó a jugar 4-4-2, con Ruiz y Figueira en los costados y con Cérica y Carboni metidos entre los centrales visitantes.

Así, el Violeta logró tener mejores opciones para aguantar el balón en campo ajeno. Porque Carboni ya no estuvo tan sólo y porque Cérica aportó su habitual movilidad. Sin embargo, al equipo le faltó mayor conexión entre líneas, dado que ninguno de los dos delanteros pudo combinarse con Figueira y Ruiz.

Por eso, Los Andes logró hacerse de la pelota y hacerla circular desde el medio (Brítez Ojeda) hacia la izquierda (Emanuel Moreno) para así buscar a Bordachar y Vombergar, que se volcaba a los costados y complicaba también a Alsina. Por eso, la visita envió algunos centros peligrosos que pusieron en obligaciones a una defensa local que se complicaba para alejar el peligro.

Y el conjunto de Lomas de Zamora también tuvo opciones porque Villa Dálmine volvió a cometer varias infracciones en las inmediaciones del área, ofreciéndole a Los Andes chances desde la pelota parada.

En este contexto, en la primera media hora de juego prácticamente no se dieron situaciones claras. Apenas una volea de Moreno que Otarola resolvió con muchos reflejos contra su palo derecho.

De allí en adelante el encuentro fue muy tibio, con Los Andes teniendo mayor dominio de territorio y balón ante avances muy aislados del Violeta (lo mejor fue un slalom de Federico Recalde que Figueira no pudo definir al quedar muy tapado por la marca). Por eso, cuando Ramiro López marcó el final de la primera parte, los suplentes de Villa Dálmine ya estaban en ritmo y la sensación de modificaciones en el equipo de Argüello invadía el estadio.

Sin embargo, el cambio que propuso el DT sorprendió a muchos: sacó a Carboni y le dio pista a Núñez, presumiblemente para tener mayor presencia en la mitad de la cancha, donde había prevalecido Los Andes en al primera mitad.

Y en los primeros minutos pareció redituarle el cambio al entrenador, porque el Violeta encontró mejor circulación, del balón e, incluso, tuvo en una media vuelta de Ruiz su primer remate al arco de Gagliardo. Pero eso terminó siendo una impresión, porque Los Andes se reacomodó en el terreno y empezó a encontrar espacios en cada uno de los sectores por los que movió la pelota.

Encima, en una salida desde el fondo, Recalde perdió el balón y Vombergar dispuso de todo el tiempo y espacio para enfrentar a Otarola, quien se mantuvo firme y con un manotazo evitó la definición del 9 visitante.

Pareció un guiño del partido al Violeta, que igualmente siguió sin reaccionar y, entonces, Los Andes siguió llegando con comodidad cada vez que se lo propuso. Así, Vombergar, Bordachar y Brítez Ojeda tuvieron remates frontales.

Argüello buscó otras respuestas en el banco de suplentes y mandó a la cancha a Mazzocchi por Figueira y a Favalli por Ruiz (llegó con lo justo al partido por una sobrecarga). Sin embargo nada cambiaba: Núñez, Palma y compañía seguían fallando pases y no pudiendo controlar los avances visitantes.

Estaba al borde del nocaut el Violeta. Parecía groggy. Pero así como en el boxeo existen las manos salvadoras, en el fútbol hay oportunidades que son milagros. Por torpeza, Barreiro le cometió una falta tonta a Alsina en el sector derecho y, desde allí, Luciano Recalde envió un gran centro que se cerró sobre el segundo palo, donde ganó Coronel. La pelota dio en el palo y en el rebote, la frialdad y la calidad de Favalli hizo el resto. Porque el cordobés amagó, enganchó y dentro del área chica, entre decenas de piernas, metió el pase para que Cérica empuje el balón al fondo de la red.

Ese grito de "Pastelito" cambió el juego por completo. Fue un mazazo para Los Andes y una inyección anímica para Villa Dálmine. Entonces, el trámite se emparejó en un contexto donde las urgencias eran todas de la visita. Y aunque Otarola debió intervenir en algunas ocasiones para resguardar la victoria, los espacios fueron apareciendo para que el equipo de Argüello liquidara el pleito. Y así fue: una contra en la que Mazzochi exigió a Gagliardo terminó con Núñez derribado dentro del área. Con confianza y seguridad, Favalli tomó el balón y no dudó en la ejecución desde los 12 pasos: fuerte y esquinado, a la derecha de Gagliardo para establecer un 2-0 tan necesario como exagerado.

Pero así también es el fútbol: festejan los que aprovechan sus oportunidades. Y Villa Dálmine, ayer, se mantuvo de pie y pegó cuando tuvo sus chances. Y de esa manera se quedó con su primer triunfo del año. Ni más ni menos que eso.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

VILLA DÁLMINE (2): Fernando Otarola; Juan Alsina, Ariel Coronel, Rubén Zamponi, Luciano Recalde; Fabrizio Palma, Federico Recalde, Jonathan Figueira, Pablo Ruiz; Ezequiel Cérica y Leonardo Carboni. DT: Facundo Argüello. SUPLENTES: Sebastián Blázquez, Ángel Alonso, Jorge Demaio, Gaspar Lezcano, Diego Núñez, Lucas Favalli y Juan Manuel Mazzocchi.

LOS ANDES (0): Maximiliano Gagliardo; Gastón Guruceaga, Maximiliano García, Gabriel Tomasini, Maximiliano Barreiro; Saúl Nelle, Marcos Britez Ojeda, Gustavo Turraca, Emanuel Moreno; Cristian Bordacahar y Andrés Vombergar. DT: Aníbal Biggieri. SUPLENTES: Federico Díaz, Juan Bravo, Joaquín Ibáñez, Ramiro López, Junior Mendieta, Mariano Puch y Matías Linas.

GOLES: ST 24m Ezequiel Cérica (VD) 35m Lucas Favalli -de penal- (VD).

CAMBIOS: ST Núñez x Carboni (VD); 15m Mazzocchi x Figueira (VD); 20m Favalli x Ruiz (VD); 25m Mendieta x Moreno (LA); 29m Llinás x Vombergar (LA); 33m López x Barreiro (LA).

AMONESTADOS: Núñez (VD); Tomasini, Brítez Ojeda y Barreiro (LA).

CANCHA: Villa Dálmine.

ÁRBITRO: Ramiro López.

ASISTENTES: Martín Saccone y Leonardo Frega.


CÉRICA YA DESVIÓ EL BALÓN AL FONDO DE LA RED. FUE EL 1-0, EN LO QUE ERA EL PEOR MOMENTO DEL VIOLETA.


CÉRICA VOLVIÓ A LA TITULARIDAD Y PAGÓ COMO SABE: CON UN GOL CLAVE PARA VILLA DÁLMINE.


FEDE RECALDE PASA ENTRE DOS JUGADORES EN UNA ACCIÓN DEL PRIMER TIEMPO. EN EL SEGUNDO, UN ERROR SUYO PUDO HABERLE COSTADO MUY CARO AL VIOLETA.


EL GRITO SAGRADO: EL DESAHOGO DE LOS JUGADORES DE CARA A LA TRIBUNA FRTTINI TRAS EL 1-0.


PABLO RUIZ FUE TITULAR A PESAR QUE ARRASTRABA MOLESTIAS FÍSICAS. EN EL SEGUNDO TIEMPO, POR ESTA SITUACIÓN, FUE REEMPLAZADO POR FAVALLI.


Reconocimiento al Otto

Luego de cumplir 400 partidos en Villa Dálmine (alcanzó la marca frente a Flandria), el capitán de Villa Dálmine, Horacio Manuel Falcón, recibió ayer el reconocimiento de parte de la Comisión Directiva, que a través de su Presidente, Alfredo Lista, y su Vicepresidente, Diego Lis, le entregó al Otto la camiseta y el pantalón que el volante utilizó en aquel encuentro en el que alcanzó la cifra record.

Falcón no pudo estar presente ayer ante Los Andes porque frente a Juventud Unida de Gualeguaychú acumuló su décima amarilla y debió cumplir una fecha de sanción.


Reconocimiento al Otto

 

Villa Dálmine volvió a sonreír:
Se sacó la mufa, venció 2-0 a Los Andes y festejó su primer triunfo del año
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-