InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 20/jul/2018 - 19:28
Edición Digital
8 ºC
Muy nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 16/abr/2017.
Villa Dálmine: un golpe de nocaut



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto


ARGENTINOS NO AFLOJA

La 27ª fecha del Nacional B volvió a darle un espaldarazo a la ilusión de Argentinos Juniors, que consiguió un gran triunfo en calidad de visitante al superar 1-0 a Douglas Haig en Pergamino. De esta manera, el Bicho tomó cinco puntos de ventaja sobre Guillermo Brown de Puerto Madryn (que hoy recibe a Juventud Unida de Gualeguaychú) y le sacó ocho de diferencia a Chacarita, que el viernes perdió 2-0 como visitante frente a Crucero del Norte.

Además, esta nueva jornada del Nacional B también dejó los siguientes resultados: Brown (A) 1 - Los Andes 1; Almagro 0 - Independiente Rivadavia 0; Central Córdoba 1 - Boca Unidos 1; Atlético Paraná 0 - Gimnasia (J) 1; All Boys 0 - Flandria 0; Ferro Carril Oeste 1 - Santamarina 0; Estudiantes (SL) 1 - Instituto 0; y Villa Dálmine 2 - Nueva Chicago 3.

El Viola ganaba 2-0 y jugaba con un hombre más. Pero en los quince minutos finales, Nueva Chicago se lo dio vuelta y le propinó una derrota que llevó al entrenador Facundo Argüello a poner su renuncia a disposición de la Comisión.

El peor final. Villa Dálmine tuvo ayer el peor cierre de encuentro que se le recuerde en mucho tiempo. Y así arrastró al entrenador Facundo Argüello, que puso su renuncia a disposición de la Comisión Directiva tras el séptimo partido de su primera experiencia como DT (ver aparte).

La escena a los 30 minutos del segundo tiempo no hacía presagiar lo que sucedería: ganaba 2-0, jugaba con un hombre más y sus simpatizantes acompañaban con el tradicional "olé" el toqueteo que los jugadores ensayaban ante la impotencia rival.

Pero ese rival era Nueva Chicago, que nunca se dio por vencido y que, encima, tenía fresco a Cristian Gómez, esa leyenda de 42 años que ayer le agregó otro capítulo glorioso a su historia con el elenco de Mataderos. Con una sutileza, tras un error en la salida del Violeta, "Gomito" le cambió el rumbo al partido, porque le dio esperanza al Torito y pudo advertir que enfrente había más dudas que certezas. Y él no dudó: se transformó en el comandante de una levantada que lo tendría como protagonista principal ante un Villa Dálmine que fue el cómplice ideal para que todo le saliera perfecto. Por eso el festejo resultó todo Verdinegro.

En tanto, si el equipo de nuestra ciudad ya llegaba tambaleando a este encuentro, lo sucedido ayer fue el golpe de nocaut para un ciclo que nunca halló volumen de juego ni respuestas colectivas o individuales, ni siquiera en esa inmerecida victoria frente a Los Andes en Campana. Tampoco ayer, cuando en menos de 20 minutos ya ganaba 1-0 y su rival se había quedado con diez hombres. Ante esto, la salida del DT es el fusible que acostumbra el fútbol. Sin embargo, los interrogantes van más allá de lo que representa el entrenador en un equipo que apenas cosechó 16 puntos en sus últimas 21 presentaciones.

EL PARTIDO

Con la formación anunciada en la previa, Villa Dálmine salió decidido a presionar a Nueva Chicago en la mitad de la cancha, con Falcón y Recalde en el círculo central, Palma unos metros más adelante y Mazzocchi y Ruiz a los costados. Y en ese ímpetu por asfixiar al medio visitante, cometió varias infracciones en los primeros cinco minutos. Sin embargo, estaba dentro de su libreto. De la misma manera que también era parte de su idea salir rápido por los costados en cuanto tuviera la oportunidad. Y así fue que a los 6 minutos, Ruiz avanzó por la izquierda y, a pesar de tener pase hacia afuera (Cérica llegaba abierto), eligió empalar el balón y cruzarlo para el juvenil Mazzocchi, quien impactó el balón de primera al segundo palo para dejar sin reacción al arquero Sánchez y abrir el marcador.

El 1-0 le dio confianza al Violeta y ratificó el plan ideado por Argüello, porque Nueva Chicago debió asumir mayores responsabilidades en desventaja. Incluso, el Torito sintió el golpe en los minutos siguientes y el equipo de nuestra ciudad estuvo cerca de golpear nuevamente, a partir de un recupero de Ruiz (optó por la personal y probó de media distancia cuando Mazzocchi llegaba solo por la derecha).

Y la confusión del elenco de Rondina le costó también un hombre a la visita, porque a los 15 minutos Cardozo le entró muy fuerte a Alsina contra un córner y el árbitro Sosa no dudó en mostrarle la roja.

Entonces, el partido ingresó en otra etapa, en la que tanto uno como otro debían reacomodarse al escenario. Y fue Nueva Chicago el que pisó más fuerte en los instantes siguientes a la expulsión. Si hasta obligó a Otarola a una atajada brillante contra su palo izquierdo tras un cabezazo de Juárez en una contra que comandó Melo.

Esa acción pareció despertar al visitante, pero también sirvió de alerta para el Violeta, que se dio cuenta que tenía que ser igual de intenso a pesar de tener un hombre de más. Entonces el partido atravesó una meseta en cuanto al juego, pero no respecto a la temperatura en el verde césped ante un árbitro que tuvo inconvenientes para controlar el tenor de las acciones y que debió recurrir a las tarjetas amarillas para tratar de calmar los ánimos.

Por entonces, Ruiz era el más claro de Villa Dálmine y entregaba siempre una salida clara por izquierda (estuvo cerca de concretar un golazo cuando casi sorprende al arquero Sánchez desde la mitad de la cancha).

Mientras que Nueva Chicago encontraba desequilibrio en los arranques de Melo, que se volcaba sobre el sector de Alsina (fue amonestado por una dura entrada sobre el punta de Mataderos).

En ese contexto, ante la amenaza de los contrataques del Violeta, Rondina decidió rearmar el fondo visitante (ingresó Adrián González) y resignar un delantero (salió Maximiliano Brito). Así ganó volumen en el mediocampo (Juárez volvió a la mitad de la cancha) y tuvo una segunda opción de alcanzar el empate sobre el final de la primera parte tras un rechazo imperfecto de Otarola (le picó mal la bola).

Con los mismos nombres, el arranque del segundo tiempo dejó en claro los ajustes tácticos de uno y otro banco. Porque mientras los de Argüello trataron de volver a la idea inicial, Nueva Chicago buscó recuperar prolijidad en la salida y adelantar a Vivas por derecha en pos de mayor compañía para Nequecaur, que era el faro del Verdinegro y que nunca pudo ser anticipado por Luciano Recalde.

Con el correr de los minutos, el Violeta fue retrocediendo y perdiendo intensidad en la marca, permitiendo que el Torito pudiera jugar en terreno ajeno y que contara con ocasiones claras, como ese tiro libre desde la medialuna del área que pateó Fattori y que Otarola resolvió de manera brillante contra su palo derecho a pesar de estar completamente tapado.

Y el partido ganó en emotividad, porque Chicago empujaba al equipo de nuestra ciudad y porque se vislumbraba que cada salida de contra del Violeta iba a contar con espacios. Como esa en la que Otarola puso a correr a Ruiz, quien no supo cruzarle el balón a Mazzocchi que llegaba solo por el sector contrario.

Pero la más clara la tuvo el propio Ruiz, a los 20 minutos, cuando un remate mordido de Palma lo dejó cara a cara con el arquero Sánchez. Sin embargo, la definición del "Mudo" fue imperfecta y salió muy desviada en una chance inmejorable.

Todo tenía tintes dramáticos en el campo de juego, porque ni uno ni otro mostraba solidez. Un dramatismo que se sufría de un lado y del otro del terreno. Y esos ánimos exaltados terminaron jugándole una mala pasada al arquero Sánchez, quien tras un rebote en un córner salió lejos, despejó mal, quedándole la pelota a Coronel en el círculo central. Y como el guardameta estaba muy lejos de su valla, el "Cata" probó directo al arco. Y aunque Ayr logró interponerse en la trayectoria del balón, su cabezazo fue defectuoso y la pelota entró pegada al palo cuando parecía que Sánchez se recuperaba para contener el disparo.

El 2-0 le dio mucha tranquilidad a Villa Dálmine, que ganó confianza para defenderse con la tenencia del balón. Sin embargo, en esa búsqueda de hacerlo circular, cometió un error clave. Y le dio vida al visitante. Es que una mala apertura de Falcón permitió que Melo escapara por derecha y metiera un centro pasado que el ingresado Cristian Gómez capitalizó con toda su jerarquía para descontar a los 31 minutos.

Entonces, el Violeta se llenó de dudas. Y cinco minutos después del descuento, una pelota parada ejecutada por el propio "Gomito" fue punteada por Pumpido, que dejó a mitad de camino a Otarola y estableció el 2-2.

De allí en adelante pudo haber sucedido cualquier cosa. El Violeta estuvo cerca de pasar a ganar otra vez en una pelota que se llevó Mazzocchi entre dos defensores, pero que Sánchez le arrebató cuando el juvenil lo eludía y se metía adentro del arco con el balón dominado.

Lo dicho: podía pasar cualquier cosa. Y pasó lo peor que podía imaginar Mitre y Puccini. El mazazo llegó a los 42 minutos, porque esa gloria de Mataderos que es Cristian Gómez sacó, a los 42 años, otra pincelada de crack para ubicar el balón nuevamente en el ángulo izquierdo de Otarola ante el delirio de todos los visitantes y la incredulidad de un estadio que no podía comprender cómo su equipo que ganaba 2-0 y jugaba con un hombre más terminó perdiendo el partido en apenas 10 minutos.

Por eso, la retirada del entrenador y de los jugadores fue entre insultos y reprimendas y se transformó en la antesala de un desenlace que 20 minutos antes no era parte de la jornada y que ahora llenó de urgencias a un equipo que el miércoles debe presentarse en La Paternal para enfrentar a Argentino Juniors, líder del campeonato.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

VILLA DÁLMINE (2): Fernando Otarola; Juan Alsina, Ariel Coronel, Luciano Recalde, Lautaro Fórmica; Horacio Falcón, Federico Recalde; Juan Manuel Mazzocchi, Fabrizio Palma, Pablo Ruiz; y Ezequiel Cérica. DT: Facundo Argüello. SUPLENTES: Sebastián Blázquez, Rubén Zamponi, Gaspar Lezcano, Jonathan Figueira, Brian Visser, Lucas Favalli y Leonardo Carboni.

NUEVA CHICAGO (3): Alejandro Sánchez; Gonzalo Vivas, Nicolás Ayr, Tomás Paschetta, Marcelo Cardozo; Federico Fattori, Matías Vera, Axel Juárez; Maximiliano Brito, Alejandro Melo y Luciano Nequecaur. DT: Sergio Rondina. SUPLENTES: Alan Minaglia, Norberto Palmieri, Adrián González, Fernando Valenzuela, Alexis Vázquez, Christian Gómez y Facundo Pumpido.

GOLES: PT 6m Juan Manuel Mazzocchi (VD). ST 26m Ariel Coronel (VD); 31m Cristian Gómez (NC); 36m Facundo Pumpido (NC); 42m Cristian Gómez (NC). CAMBIOS: PT 34m A. González x Britos (NC). ST 11m Carboni x Cérica (VD); 21m Gómez x Vivas (NC) y Favalli x Palma (VD); 29m Pumpido x Fattori (NC); 39m Visser x Fórmica (VD). AMONESTADOS: Alsina, Recalde, Falcón, Mazzocchi y Coronel (VD); Ayr, Melo, Fattori, Pumpido y Vivas (NC). EXPULSADOS: PT 14m Marcelo Cardozo (NC); ST 47m Facundo Pumpido (NC). CANCHA: Villa Dálmine. ARBITRO: Nelson Sosa.


LAS CARAS DE DESAZÓN DE LOS JUGADORES VIOLETAS, QUE NO ENCUENTRAN EXPLICACIÓN PARA LO SUCEDIDO.


PABLO RUIZ ENCABEZA LA FILA DE JUGADORES AL RETIRARSE DEL CAMPO DE JUEGO. LOS ROSTROS DE DESAZÓN Y LAS MIRADAS PERDIDAS LO DICEN TODO.


DESPUÉS DEL 2-2, MAZZOCCHI TUVO UNA CHANCE CLARA PARA VOLVER A ADELANTAR AL VIOLETA. SIN EMBARGO, EL ARQUERO SÁNCHEZ LE ARREBATARÍA EL BALÓN.


LA SITUACIÓN DE ARGÜELLO

El DT puso ayer su renuncia a disposición. Si bien su ciclo parece "cosa juzgada", todavía no está claro si dirigirá o no al equipo el miércoles frente a Argentinos Juniors en La Paternal

Tras el partido, Facundo Argüello puso a disposición su renuncia como entrenador de Villa Dálmine. Y si bien la misma todavía no fue aceptada formalmente por la Comisión Directiva, todo indica que el ciclo del DT se terminará más temprano que tarde.

El entrenador se presentará hoy a la práctica pautada en horas de la mañana de cara al choque del miércoles frente a Argentinos Juniors y dialogará con los dirigentes para consensuar los pasos a seguir. ¿Las posibilidades? Que hoy misma se despida del plantel; o que siga al frente, al menos, hasta el partido en La Paternal.

El ciclo de Argüello como DT reunió apenas 5 puntos en siete fechas (una victoria, dos empates y cuatro derrotas). Así, hasta ahora, logró un 24% de eficacia, un porcentaje muy similar al que había redondeado Villa Dálmine después de aquel arranque que lo tuvo como líder del campeonato. Es que tras esas cinco fechas iniciales y siempre con Walter Marchesi como entrenador, obtuvo luego apenas 11 puntos en 14 fechas (26% de eficacia).

De esa manera, después de aquella victoria en Tucumán frente a San Martín, el Violeta apenas cosechó 16 de los siguientes 63 puntos disputados.

Su próximo compromiso será el miércoles en La Paternal y la pregunta es: ¿estará Facundo Argüello en el banco de suplentes, aunque sea por última vez?


EL DT SE PRESENTARÁ HOY A LA PRÁCTICA Y DIALOGARÁ CON LOS DIRIGENTES.


 

Villa Dálmine: un golpe de nocaut
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net