InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosLAD.fmCampanaINFO
  Nuestro 40 AniversarioIr a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
martes, 26/sep/2017 - 08:08
Edición Digital
15 ºC
Muy nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 16/jul/2017.
La Voz del águila:
Apariciones de la virgen en Fátima, Portugal



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Los protagonistas de las apariciones fueron tres pequeños pastorcitos: los hermanitos Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 7 años y su prima Lucía Dos Santos, de 10 años.

La primera aparición tuvo lugar el 13 de mayo. Ese día, entre otras cosas, la Celeste Señora dijo a los tres niños: "He venido para pediros que vengáis aquí seis meses seguidos, el día 13 a esta misma hora. Después os diré quién soy y lo que quiero. Luego volveré aquí por séptima vez..."

Durante la aparición del 13 de julio la Virgen confió a los niños tres visiones, una de las cuales debía ser revelada en 1960: son los famosos tres secretos de Fátima.

Los dos primeros fueron revelados casi enseguida: el primero era una visión del infierno. El segundo la profecía del fin inminente de la primera guerra mundial, que en ese entonces todavía estaba en curso, y el anuncio de una segunda guerra aún más terrible si la humanidad no se hubiese arrepentido. El tercer secreto en cambio ha tenido una historia difícil. La Virgen había pedido que fuese revelado en 1960, pero solo en el 2000 el Vaticano, después de muchos aplazamientos, publicó el manuscrito de Lucía.

En la descripción de la vidente de Fátima se entiende que el mundo está sometido a grandes calamidades que solo con la ayuda de la Madre de Dios y el arrepentimiento pueden ser aliviados: "Hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora, un poco más arriba, un Ángel con una espada de fuego centelleante en la mano izquierda, que emitía llamas que parecía que iban a incendiar al mundo; pero que se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora emanaba de su mano derecha hacia él: el Ángel, indicando la tierra con la mano derecha, con voz fuerte dijo: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!. Después vieron a "un Obispo vestido de blanco", con otros Obispos y el clero subir una escabrosa montaña en la cima de la cual había una gran Cruz de troncos toscos".

Para llegar a la cima, el Santo Padre, atravesó una gran ciudad en ruinas y medio trémulo, con paso vacilante, afligido de dolor y de pena, rogaba por las almas de los cadáveres que encontraba en su camino.

La visión se desarrolla entre las ruinas de un mundo destruido por una terrible guerra, tapizada por montones de muertos. La guerra arrecia alrededor de los personajes de la visión, quienes al llegar a la cima del monte, caen muertos en medio del estrépito de armas de fuego y flechas. Junto al Papa, a los Obispos y al clero mueren también personas seculares, hombres y mujeres de varias clases y posiciones. El relato de Lucía termina con una visión espiritual de la nueva sociedad que renacerá del sacrificio de aquellos, hombres de Buena Voluntad, que han dado la vida en defensa de los Valores Universales, los Mártires: "Debajo de los dos brazos de la Cruz estaban dos ángeles cada uno con una regadera de cristal en la mano, en la que recogían la sangre de los Mártires y con ellas irrigaban las almas que se acercaban a Dios".

El 13 de octubre de 1917 los niños salieron de casa pronto para ir al quinto encuentro con la Virgen María. Había una gran cantidad de gente a pesar de la lluvia y del barro. Como siempre, después de un relámpago de luz, la Virgen apareció sobre la encina.

"Quiero deciros que se haga aquí una capilla en honor mío, que soy la Virgen del Rosario, que continúeis rezando el rosario todos los días. La guerra está por terminar y los soldados volverán pronto a sus casas" dijo la Virgen. Entonces, abriendo las manos, hizo reflejar su luz sobre el sol. Fue en ese momento en el que Lucía gritó a la multitud: "¡El sol, mirad al sol!". De repente dejó de llover y el sol que estaba cubierto de nubes, reapareció con un esplendor inusual y empezó a dar vueltas sobre si mismo como una rueda. La multitud, alrededor de 70.000 personas, tuvo la impresión de que el sol estuviese cayendo. Cuando el milagro del sol cesó, la tierra y la ropa de las personas que estaban allí estaban completamente secas. En la aparición del 13 de septiembre la Virgen había prometido "En octubre haré el milagro para que todos crean". También había anunciado "Yo volveré aún aquí por séptima vez", pero habrá que esperar hasta 1989 para que se cumpla esta promesa.

Continúa en el próximo domingo.

Para más información escríbanos al mail lavozdelaguila@yahoo.com.ar o al Facebook: Lavoz del Águila



 

La Voz del águila:
Apariciones de la virgen en Fátima, Portugal
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:







COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net