InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosLAD.fmCampanaINFO
  Nuestro 40 AniversarioIr a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
domingo, 19/nov/2017 - 11:21
Edición Digital
25 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 30/jul/2017.
Discapacidad:
Los derechos de las personas con padecimientos mentales
Por Dra. Silvina Cotignola



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Silvina Cotignola

Para lograr que los derechos de los seres humanos no sean avasallados, es imprescindible previamente conocer, cuáles son esos derechos de los que se es titular. Si tal premisa es importante en general para cualquier individuo, imagínense cuanto mas lo es para quienes pueden estar atravesando alguna patología mental altamente discapacitante y restrictiva.

Como punto de partida debemos saber que muchas de las personas con padecimientos mentales sufren usualmente un estado de desapoderamiento, exclusión y hasta abandono, circunstancia que determina con cierta frecuencia, la necesidad de recibir asistencia y apoyos para la toma de decisiones. Así pues, ese estado en el cual se encuentra el paciente, lo aliena de la sociedad y a veces es la misma sociedad la que genera su segregación.

En principio, las personas a las que se les restringe la libertad o en su caso, la capacidad de obrar, poseen sin distinción, un conjunto de derechos fundamentales , entre los que pueden mencionarse: el derecho a la vida y a la salud, a la defensa y al respeto de la dignidad, a la libertad, al debido proceso, a la igualdad, a la intimidad, al patrimonio, a la reunión, a la comunicación, al trabajo, a manifestarse, a peticionar ante las autoridades, a la seguridad, a la educación, a la protección familiar, etc.

Ahora bien, es indispensable para lograr que una internación institucional no sea injusta, disponerla, en tanto y en cuanto no se afecten los principios de legalidad, juridicidad, y de no arbitrariedad. Por ende para garantizarla, aquella deberá ser razonable, previsible y siempre proporcional al estado del individuo afectado. En tal sentido, las medidas privativas de la autonomía de una persona, deben inexorablemente ser justificadas, excepcionales, y de carácter subsidiarias. Es decir, siempre se acuden a ellas como último recurso terapéutico, procurando su transitoriedad, ya que desaparecerán una vez que cesaron en las causas que la generaron.

Hoy día nos rige la Ley de Salud Mental nº 26.657, que regula en el orden nacional el derecho a la protección del colectivo. Asimismo y de manera concordante, es de aplicación fundamental los postulados de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, primer tratado de derechos humanos de este grupo etáreo, que fuera incorporada a nuestro derecho interno a través de su ratificación y aprobación por la ley 26.378 y otorgándosele jerarquía constitucional por imperio del Art. 75 Inc. 22 de la Carta Magna mediante la ley 27.044.

En conclusión, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la Ley de Salud Mental, y el joven Código Civil y Comercial unificado, han conformado una verdadera estructura cuyo primordial objetivo es la revisión formal de todas aquellas prácticas tanto judiciales como asistenciales, así como también la implementación de un tangible nuevo paradigma con nuevas reglas, nuevas normas protectorias tendientes a hacer plausible un cambio efectivo.

Vale aclarar que el Art. 41 del CC y CN reitera principios ya establecidos por la ley de salud mental. A saber: 1- La interdisciplina 2- La ausencia de una alternativa menos restrictiva 3- El control periódico judicial 4- En la internación involuntaria, siempre el control por parte del juez 5- El derecho de defensa durante el proceso para el afectado 6- Los equipos interdisciplinarios de salud serán los que dispongan la internación, las que quedaran sujetas a la aprobación judicial.

Finalmente es relevante conocer, que tanto el alta, la externación o en su caso, los permisos de salida del paciente, son facultad exclusiva de los equipos de salud, no requiriéndose para ello, la aprobación o autorización del juez.

Dios quiera entonces, que este siglo 21 sea al fin el tiempo de los derechos, pero fundamentalmente el de su real reconocimiento. Es por todo ello que les reitero mi invitación habitual a "Ejercer sus Derechos porque su ejercicio no constituye meros privilegios".

Dra. Silvina Cotignola / Abogada Especializada en Discapacidad y Familia / smlcoti@ciudad.com.ar


 

Discapacidad:
Los derechos de las personas con padecimientos mentales
Por Dra. Silvina Cotignola
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net