InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 19/ene/2018 - 00:40
Edición Digital
23 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 12/nov/2017.
La inversión Socialmente Responsable se consolida en el mundo
Ideas y opiniones de Freddy Gulin



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Freddy Gulin

La denominada Inversión Socialmente Responsable ha experimentado un crecimiento exponencial durante los últimos años en los mercados de capitales avanzados, fundamentalmente europeos y anglosajones. De acuerdo a los últimos datos publicados por la Global Sustainable Alliance, en el ámbito global hay cerca de 23 billones de dólares gestionados con criterios que tienen en cuenta aspectos como el buen gobierno, el medio ambiente o el desempeño social, y que supone un incremento del 25% respecto a 2014.

Este crecimiento tiene su origen en la premisa de que las compañías que prestan atención a criterios de sostenibilidad ofrecen mejores rentabilidades a iguales parámetros de riesgo ajustado que sus competidores. La temporada 2017 de juntas mundiales reveló que los inversores son cada vez más proclives y promueven a las compañías a tener un diálogo directo sobre asuntos que se salen de la órbita financiera, lo que permite que el inversor a la hora de emitir su voto entienda temas que a priori pudieran generar controversia o un riesgo de reputación.

Este hecho ha motivado que los emisores se hayan tomado conciencia acerca de la importancia de incorporar asuntos ESG (Enviromental, Social and Governance, en sus siglas en inglés) traduciendo al castellano (Ambiental, Social y de Gobierno corporativo). Se trata de tres factores centrales en la medición de la sostenibilidad y el impacto ético de una inversión en una empresa o negocio, en sus conversaciones con los inversores institucionales. Como ejemplo, en España, la mayoría de las firmas del Ibex 35 que llevan a cabo este tipo de actividades centran el diálogo en los asuntos relativos a gobierno corporativo, si bien es cierto que ya hay compañías que han ampliado el alcance, incorporando asuntos sociales, ambientales y de orden ético.

De acuerdo a los datos de Georgeson, el 40% de las empresas del Ibex 35 llevan a cabo road-shows (eventos itinerantes) de índole no financiero donde se incluyen asuntos ESG. Asimismo, hemos visto cómo compañías de sectores tan diversos como el tecnológico, mineros o de fabricación de coches han sufrido en sus propias carnes la presión de inversores activistas o socialmente responsables, lo que les ha obligado a cambiar sus políticas o mejorar su nivel de comunicación en los terrenos medioambiental y social.

Aunque este fenómeno aún no ha llegado a la Argentina, es probable que seamos testigos de este tipo de casos en los próximos años. Hace poco se presentó en Madrid la tercera edición del Observatorio de la Inversión Socialmente Responsable, elaborado por Georgeson y el Club de Excelencia en Sostenibilidad y con el patrocinio de Endesa. En dicho estudio se han incluido algunos de los temas que ocupan las agendas de los denominados inversores socialmente responsables. Así, la inclusión de objetivos extra financieros en los esquemas retributivos de los miembros de los consejos de administración es una de las principales demandas de los inversores institucionales extranjeros. Los activistas demandan más retribuciones por objetivos no financieros y diversidad en los consejos de administración.

La gestión de la diversidad es otro de los grandes asuntos de preocupación de los inversores institucionales que se preocupan por los asuntos ESG. Por último, la agenda 2030 para el desarrollo sostenible impulsada por Naciones Unidas presenta un gran abanico de oportunidades para la comunidad empresarial. Las estrategias de inversión temáticas y de impacto son las que muestran una vinculación más directa con los objetivos de desarrollo sostenible. Asimismo, diversos inversores han comenzado a desarrollar productos específicos vinculados a esta iniciativa, como índices que vinculan el impacto de las compañías sobre dichos objetivos.

Todos estos hechos ponen de manifiesto que la inversión socialmente responsable ha dejado de ser un tema emergente en los mercados de capitales más avanzados, para consolidarse de manera definitiva. Si elevamos el punto de mira vemos que cuando se trata de países, parece un derecho inherente el que los gobiernos gasten más de lo que ingresan. Son muy pocos los que tienen en octubre de 2017 un balance fiscal positivo: países del norte de Europa, pequeños y con una elevada renta per cápita como Islandia, Noruega, Suiza o Suecia o ciudades estado como Hong Kong. Hay que destacar los casos de Alemania y Corea del Sur, países con graves dificultades financieras en el pasado. Hace apenas 20 años (en el caso del país asiático), o elevada hiperinflación hace menos de 80 años en el caso germano. Estos ejemplos son la excepción que confirma la regla.

En un grupo mayoritario de los países encontramos un déficit crónico que se ha acentuado en los últimos años por los bajos tipos de interés que existen actualmente. Y este elevado endeudamiento conlleva en muchas ocasiones una suspensión de pagos de la deuda con la quita o perdón correspondiente. La deuda se reestructura, se aplaza y se convierte en una rueda de molino atada al crecimiento de los países durante décadas. ¿Puede ser debido a una visión cortoplacista de los gobernantes? La primera potencia económica del mundo, Estados Unidos, con un déficit del 3,4% limita a ocho años el mandato presidencial, con lo que los excesos de un gobernante los tiene que solucionar el que venga después. ¿Puede ser debido a ser el motor de crecimiento global con una expansión por encima de las posibilidades del país? China es el segundo mayor importador mundial, tiene un déficit fiscal cercano al 4% y la estabilidad política no parece ser una cuestión a discutir. ¿Puede ser debido a una gestión de los recursos naturales del país tremendamente ineficiente, subvencionando de forma generaliza servicios básicos? Venezuela con un déficit cercano al 20% tiene la gasolina más barata del mundo. ¿Puede ser debido a una crónica restructuración de la deuda que como se ha indicado impide salir de una espiral de endeudamiento, bajo crecimiento y restructuración? Argentina con un déficit superior al 6% del presupuesto conoce desde hace décadas como crear deuda es muy fácil, pero eliminarla es prácticamente imposible, si acaso reducirla.


 

La inversión Socialmente Responsable se consolida en el mundo
Ideas y opiniones de Freddy Gulin
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net