InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
miércoles, 19/dic/2018 - 11:33
Edición Digital
24 ºC
Cubierto
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 24/dic/2017.
El Solipsista
Por Arq. Jorge Bader



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto


Jorge Bader

Quisiera terminar el año con una reflexión respecto de la soberbia que ciega las mentes más lucidas. Reproduzco este cuento que hace años leí en un compilado de la revista Mutantia, un experimento literario de Grimberg, en la década del 80. El cuento se llama EL SOLIPSISTA y el autor es Frederick Brown. Y dice así:

"Walter B. Jehovah, por cuyo nombre no pido excusas desde que realmente fue su nombre, ha sido un solipsista toda la vida. Un solipsista, en el caso de que no conozcas la palabra, es alguien que cree que él es la única cosa que existe realmente, que el resto de la gente y el universo en general existe sólo en su imaginación, y que si él dejara de imaginarlos su existencia acabaría. Un día Walter B. Jehovah comenzó a practicar el solipsismo. En una semana su mujer se escapó con otro hombre, perdió su trabajo como agente marítimo y se rompió la pierna en la persecución de un gato negro tratando de evitar que se cruzara en su camino. Decidió, en la cama del hospital, acabar con todo. Mirando a través de su ventana, hacia las estrellas, deseó que no existieran, y no estuvieron allí nunca más. Entonces él deseó que no existiera ninguna otra persona, y el hospital comenzó a estar demasiado tranquilo incluso para un hospital. Lo siguiente, el mundo, y se encontró suspendido en un vacío. Se libró de su cuerpo, y dio el paso final para tratar de acabar con su propia existencia. No ocurrió nada.

Extraño, pensó. ¿Puede haber un límite para el solipsismo?

"Sí",dijo una voz.

"¿Quién eres?", preguntó Walter B. Jehovah.

"Soy el único que creó el universo que acabas de aniquilar. Y ahora tú has tomado mi lugar". Hubo un enorme suspiro. "Puedo, finalmente, acabar con mi existencia, encontrar olvido, y dejarte tomar posesión".

"Pero, ¿cómo puedo dejar de existir? Eso es lo que estoy intentando hacer".

"Sí, lo sé", dijo la voz. "Debes hacerlo del mismo modo que yo lo hice. Crea un universo. Espera hasta que alguien en él crea realmente lo que tú creíste y trate de dejar de existir. Entonces te puedes retirar y dejarle tomar posesión. Adiós."

Y la voz se fue.

Walter B. Jehovah estaba sólo en el vacío, y era la única cosa que podía hacer.

Creó el cielo y la tierra.

Tardó siete días."

Este año he intentado desde distintos ángulos poner en la mira de la sociedad la cuestión del debate sobre la ciudad como ejercicio dinámico para lograr que nuestro futuro resulte de un consenso colectivo. La experiencia más interesante que tuvimos en nuestra historia como comunidad, fue el Plan de Desarrollo Estratégico. Podemos diferir o disentir respecto de algunos postulados, podemos considerar algunos puntos como desactualizados, alguien también podrá decir que es solo una colección de expresiones de deseo y otros más arriesgados podrán criticar el carácter puramente propositivo y la escases ejecutiva de sus planteos, pero lo cierto que resultó una experiencia social inigualable ya que toda la sociedad pudo participar por sus organizaciones o por su simple voluntad de estar. Y el resultado representó un conjunto de expectativas que constituyen un glosario de las cuestiones históricas que nos debemos. Así que nadie se llame a engaños. Ningún invento nuevo lo es, sin que se trate de una simple reformulación de lo que allí está planteado. No representa necesariamente un plan de acción, es cierto, pero sí representa un diagnostico certero y una guía ordenada, de los temas más importantes de Campana. Y si no se interpreta lo que digo basta con leer el capítulo 5 del plan citado donde muchos de los temas agotan nuestras expectativas y dan letra para actuar organizando acciones. En ese capítulo 5 del Plan por ejemplo, está claramente especificado el modelo de Concejo Urbano Ambiental que se espera como instrumento de gestión. Transcribo ese párrafo para abonar mis dichos "Nuestra sociedad padece un déficit en ámbitos que favorezcan la participación social para la creación de conciencia urbanística y la discusión de temas urbanos y ambientales. Las decisiones urbanas han respondido a enfoques de planificación tradicional, basadas en puntos de referencia estáticos, sobre la base de postulados técnicos, con orientación a las metas, con una visión centralizada, unidireccional y en la mayoría de los casos planteando una confrontación entre lo público y lo privado. Esta concepción de la planificación y la acción urbanística resultó impositiva y sectorial, y la mayoría de las veces puso el acento exclusivamente en las condiciones físicas territoriales. Este enfoque no resulta coherente con los tiempos que corren donde se postula un criterio interactivo, basado en la construcción de consensos. En tiempos de la planificación estratégica donde se postula la cooperación público privada, se promueven enfoques participativos que garanticen soluciones urbanas sustentables que vayan más allá de las simples condiciones físicas y territoriales, abarcando aspectos sociales y ambientales. En este marco resulta imperioso ordenar los canales de participación pública social en la temática urbana y ambiental. Por otro lado la existencia de un ente de participación social se constituye en un apoyo y en un auxiliar útil a la función pública ya que puede operar como cuerpo consultivo y verificador de la eficiencia de las políticas públicas sectoriales." Capitulo 5 pagina 97.

Esto lo escribimos hace casi 20 años y aun sigue intacto. Incluso esa recomendación fue incorporada al Código de Planeamiento y ese instituto, mas allá de su estructura observable, es el necesario y obligado paso para cualquier modificación de nuestra reglamentación en el área de la Planificación física territorial . Vuelvo al origen de mi reflexión. Una política de parches, desde lo alto del poder, aislada de la participación profesional, aislada del debate con los actores sociales y sin el consenso, con todos los involucrados es un ejemplo de la abstracción intelectual a la que hace referencia el cuento con el que inicie este artículo. Cuando digo que no tenemos planificación digo claramente que la etapa post plan estratégico quedo subsumida en las mezquindades del ejercicio solipsista del poder. Y aun al día de hoy seguimos esperando que esa experiencia pasada se refunde, en beneficio del esperado cambio de actitud en la gestión participativa. Que los gobernantes se cierren en la estructura de sus propios pensamientos, y terminen suponiendo que tienen verdades reveladas no es una buena fórmula. La única oportunidad de crear un destino común esta en abrir los canales de participación. Seguiremos esperando. Con el mejor deseo de paz, y la mayor paciencia, en estos tiempos que corren, Feliz Navidad!

Arq. Jorge Bader - Matricula CAPBA 4015


 

El Solipsista
Por Arq. Jorge Bader
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-