InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 14/dic/2018 - 07:18
Edición Digital
22 ºC
Cubierto con lluvias
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 24/dic/2017.
El futuro de la industria alimentaria
Por Dr. Fernando Valdivia



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Fernando Valdivia

El constante avance del consumidor inteligente reclamando mejores condiciones de producción, comercialización y hasta de responsabilidad social, está impactando de una manera formidable en el mundo de la industria alimentaria. Lo que parecía un fenómeno menor, se está transformando en una gran tendencia general de la industria. Al menos en los países desarrollados, en los que el papel de las personas informadas está siendo determinante y, por cierto, altamente exigente.

"El pez grande se come al pequeño", dice la famosa sentencia. En el caso que vamos a analizar, la cosa parece ser similar pero con ciertos matices. Me voy a referir al fenómeno creciente de adquisición de pequeñas empresas alimentarias por parte de grandes empresas alimentarias.

Exploremos un poco las razones y qué ventajas obtienen cada parte de esta tendencia:

1) Las grandes alimentarias no gozan de buena salud. Están siendo cuestionadas por haber formado parte (y aún serlo) de la inserción en el mercado de productos altamente industrializados, de escaso valor nutricional, caros, y provenientes de cadenas producción cuestionadas, también, en términos ambientales (léase: impacto negativo para el mundo).

2) Las grandes empresas tienen una infraestructura de producción y un poder de negociación de compra de materia prima muy superior a las pequeñas, lo que hace que su abastecimiento sea más eficiente. Incluso en estos tiempos, tienen capacidad de producción ociosa.

3) Del mismo modo que en el punto anterior, las grandes empresas logran acceso a cadenas de distribución con mayor facilidad y en mejores condiciones económicas y financieras que las pequeñas, al que debemos agregar las capacidades presupuestarias para afrontar campañas de marketing masivo.

4) Por el lado de las pequeñas empresas, éstas aportan claramente la reputación que han sabido conseguir a fuerza de construir su imagen atendiendo las demandas de consumidores a los que les importa qué están comiendo.

5) Otro punto, estrechamente asociado con el anterior, radica en que muchas de estas pequeñas empresas no solamente supieron construir imagen, sino que, efectivamente, desarrollan productos innovadores los cuales, objetivamente, se ajustan con mayor precisión a las preferencias de consumidores informados y más exigentes.

6) Para completar con 3 puntos por lado, hay que decir que estas empresas pequeñas han sabido ser muy eficientes en la comunicación, utilizando presupuestos casi siempre bajos. Entendieron mejor el rol colaborativo de las nuevas tecnologías.

¿Cómo será el futuro de la industria alimentaria?

Definitivamente,, la tendencia en el mundo desarrollado es la que analizamos recién. Más empresas pequeñas, ajustadas a demandas cada día más diversificadas, que podrán (o no) operar desde plataformas de algunas grandes empresas "en baja".

¿Y por estas latitudes? Tengo la impresión de que la cosa no será del mismo modo. Lo más probable es que los países subdesarrollados ingresemos, incluso, en una fase todavía más dramática. La de una industria alimentaria definiendo, todavía con más fuerza, aquello que comemos. Abajo, dos de las razones que fundamentan este probable escenario:

a) Las grandes multinacionales, fuertemente cuestionadas en sus lugares de origen, están trasladando hacia los países del tercer mundo aquellos alimentos que son rechazados en sus lugares de origen. Rechazos que, en gran medida, vienen acompañados de fuertes movimientos sociales que presionan hasta la obtención de leyes que desincentivan la producción y el consumo de alimentos no saludables.

b) La segunda razón es la de tener un Estado antiguo, con organismos del Sector Público absolutamente fuera de tiempo, que siguen pensando con lógica de "granero del mundo", como en 1930. Este sector público es incapaz de entender las tendencias y lógicas de los nuevos consumos, al tiempo que está cooptado por las grandes corporaciones alimenticias, razón por la cual el efecto es devastador a la hora de que las pequeñas empresas alimentarias quieran ingresar eficientemente al mercado.

¿Podría pensarse que las grandes empresas de alimentos en el futuro sólo serán administradoras de infraestructura de producción, logística y lobby? Como vimos antes: sí y no. Pero lo que no deja lugar a dudas es que la tendencia del consumidor es ir abandonando los alimentos altamente procesados a cambio de ir tomando progresivamente el control de sus decisiones alimentarias a través de marcas pequeñas e incluso productos sin marca, que asocian con beneficios personales y para el planeta.

Dr. Fernando Valdivia / Email: fv@fernandovaldivia.com / Sitio Web: www.fernandovaldivia.com


 

El futuro de la industria alimentaria
Por Dr. Fernando Valdivia
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-