InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 15/oct/2018 - 12:49
Edición Digital
25 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 07/ene/2018.
Campanenses de Primera:
Diego Dorregaray; "Toda mi vida soñé con vivir de esto"



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto




GOLEADOR. EL CAMPANENSE FESTEJANDO UNA DE SUS CONQUISTAS EN LA PRIMERA DIVISIÓN DE ECUADOR. TIENE CONTRATO POR OTROS SEIS MESES EN GUAYAQUIL CITY.


"FONO", UN APODO DIFÍCIL DE EXPLICAR

Diego Dorregaray es más conocido como "Fono". O "Fonito". Aunque a él le cuesta explicar el origen de ese sobrenombre: "De muy chico me dicen así. Todavía no sé muy bien por qué me pusieron el apodo. Lo que sé es que me lo puso la familia Rosada, no sé si Diego, Mariano, Sergio o Ariel. Creo que lo sacaron de una publicidad que salió en una revista, donde decía algo de 'Diego Fono', pero no lo recuerdo muy bien. Creo que era algo de Diego Maradona. Se agarraron de eso y me lo pusieron. Hasta el día de hoy me siguen diciendo así y hasta a veces a mi hermano lo llaman por mi apodo. Espero que a mi sobrino no le digan así también, je... Se haría muy confuso".

Luego de sus pasos por Puerto Nuevo, Sportivo Barracas y Atlanta, Diego Dorregaray está atravesando su primera experiencia en el exterior. Juega en el Guayaquil City de la Primera de Ecuador y durante su regreso por las Fiestas dialogó en exclusiva con LAD: "Soy de esos jugadores que no se conforman. Me ilusiono con jugar en Europa o algún grande de Argentina", asegura "Fonito".

Los recesos por las Fiestas suelen devolver a la gran mayoría de los futbolistas que juegan en el exterior a sus ciudades de origen. Y Diego Dorregaray no fue la excepción: regresó a Campana para compartir estas fechas con su familia y, en ese contexto, recibió a La Auténtica Defensa para conversar sobre un presente que, después de trajinar el ascenso argentino, lo tiene viviendo, a sus 25 años, jugando en el Guayaquil City de la Primera División del fútbol de Ecuador.

"Fonito" repasó sus inicios, su debut en Puerto Nuevo, su paso a Sportivo Barracas y el salto a Atlanta, antes de desembarcar en Guayaquil, donde se está ganando su lugar a fuerza de goles. Sin embargo, aseguró que no se conforma y compartió sus expectativas: "Me ilusiono con jugar en Europa o algún grande del fútbol argentino", expresó en el diálogo que mantuvo con LAD en su casa familiar.

-¿Y cuándo empezaste a soñar con ser futbolista?

-Desde el día que salí de la panza quise jugar al fútbol. Toda mi vida soñé con vivir de esto. No me conformaba con jugar al fútbol, yo quería ser profesional, tener mi plata y vivir de esto. Hoy gracias a Dios estoy viviendo eso.

Y la historia de Diego ratifica sus dichos. De muy chico empezó a jugar en Puerto Nuevo. También pasó por Defensores de La Esperanza y Villa Dálmine. Todos clubes emblemáticos del fútbol infantil de nuestra ciudad y que le dejarían una hermosa anécdota: "Me acuerdo que a los 10 años viajamos a Mar Del Plata para jugar un campeonato. Era una mundialito y por suerte nos fue bien, salimos terceros. En ese viaje, tanto yo como mi familia tuvimos la suerte de conocer la playa. No habíamos ido nunca. Eso es lo lindo del fútbol", cuenta.

Su talento le permitió incorporarse a las categorías juveniles de Boca Juniors, donde estuvo un año antes de que lo dejaran libre. Fue entonces cuando decidió regresar a Puerto Nuevo, donde tendría un debut "precoz" en Primera División: "Tuve la suerte de debutar a los 15 años, con Diego Orbelli como DT. Él, más que un técnico fue como un padre, porque siempre me aconsejó para bien y gracias a él pude debutar en un partido contra Atlas. A partir de ahí empezó mi carrera", recuerda.

-En Puerto Nuevo te tocó jugar en diferentes posiciones.

-Sí, je... En Puerto Nuevo una vez me preguntaron si no quería jugar de 2. He jugado en tantos puestos que no me importó nada, y por las ganas de jugar siempre, acepté. Me sirvió para aprender a jugar en otro sector de la cancha. Fueron dos o tres partidos en los que jugué de central. Lo bueno es que la experiencia te queda. En una categoría como la D es muy difícil. Ahora ya soy 9 y no me saca nadie de ahí. Pero yo siempre fui volante, jugaba de 8. Esa vez me pusieron de 2 y después volví a jugar de volante.

-¿Y cuándo te consolidaste como delantero?

-En Sportivo Barracas, cuando me propusieron jugar de 9. Yo dije que era un puesto que no conocía, pero que no tenía inconvenientes. Sabía que si lo entrenábamos iba a funcionar. Y bueno, los técnicos me fueron corrigiendo algunas cosas y terminé haciendo 14 goles.

-En Sportivo Barracas hiciste el gol del ascenso a la Primera C. ¿Fue uno de tus momentos más lindos en tu carrera?

-Fue un lindo momento, pero no me quedo con eso, sino con todo el esfuerzo que hicimos en el año. Me fui bien de ahí, agradecido con el club, el cuerpo técnico y la gente.

-De allí saltaste una categoría más y pasaste a un grande del ascenso como Atlanta.

-Sí. Fue un año en el que aprendí mucho. Me tocaron dos técnicos muy buenos. Uno es Fernando Ruiz, que me enseñó mucho. Y después tuve a Fernando Duró, del que también aprendí. Uno en su carrera va aprendiendo muchas cosas, eso es lo bueno. En Atlanta me fue muy bien. Gracias a Dios pude hacer goles, que eso para un nueve es muy bueno, porque vive del gol.

-Y esos goles te llevaron a Guayaquil City. ¿Qué nos podés contar de tu experiencia en Ecuador?

-La verdad que ha sido muy linda. Es un club que está en Primera. Estuvimos a tres puntos de clasificar a la Copa Sudamericana. Estábamos peleando con la Liga de Quito. No se dio por cambios de técnicos, cambios de sistema, pero eso pasa en todos los clubes. No corremos riesgos de descender, pero igual no tenemos que descuidarnos. Tenemos que hacer la mayor cantidad de puntos posibles e intentar clasificar a alguna de las dos copa

-¿Cómo te resultó tu primera experiencia en el exterior? ¿Es otro tipo de fútbol?

-Fue mi primer semestre. Es diferente. No es lo mismo que el fútbol argentino, pero de todas formas yo algo parecido lo veo y lo vivo. Lo que pasa es que acá el ascenso es más aguerrido, y el fútbol argentino en general también. Pero no veo grandes diferencias: cualquiera le gana a cualquiera. Allá es muy competitivo, es muy lindo. Las canchas son muy lindas. Lo importante es que yo estoy bien y espero seguir así. Lo vivo tranquilo, matándome en cada entrenamiento, disfrutando al máximo y aprendiendo, siempre.

-Más allá de los goles que convertiste, ¿estás conforme con tu rendimiento individual?

-Nunca estoy conforme. Soy de esos jugadores que no se conforman con nada porque si uno se conforma se queda con eso. Si hice seis goles, quiero hacer quince. Es mi forma de pensar y mi característica.

-¿Te considerás un 9 de área o sos de salir a jugar?

-Yo tengo la característica de salir a jugar. Me gusta salir y no quedarme en el área, me gusta ir a rebotar, me sale de adentro. Esas son mis características, siempre tratar de ayudar al equipo.

-¿Cómo fue tu adaptación a jugar en la altura?

-Me adapté bastante rápido. Me bajé del avión y me puse a entrenar. Fue una cosa de locos porque el primer partido jugué de arranque. Todos me decían: ´Estás loco´. Pero las mismas ganas de jugar y de seguir creciendo me llevaron a eso. Uno capaz que no se da cuenta. Pero por suerte arranqué bien, para la segunda fecha ya hice goles. En poco tiempo hice ruido. Me la banqué bastante. Es más, uno de mis mejores partidos fue en la altura. También juega mucho la cabeza. Si vos estás concentrado y hacés bien las cosas, eso no te va a perjudicar. Vos no vas a correr de más, sabiendo que la altura no está a tu favor. Tenés que saber correr la cancha. Es hasta que te adaptás del todo.

-¿Te fuiste solo?

-Al principio estaba con un amigo, Mariano Rosada, que me acompañó y estuvo allá algunos meses. Me dio una mano muy grande porque estar sólo allá no es nada fácil.

-¿Que extrañas?

-Se extraña todo. La familia, los amigos, el estar acá, el día a día. Pero bueno, es mi trabajo, es lo que elegí.

-Más allá del fútbol, ¿con qué cosas nuevas te encontraste en Ecuador?

-Conocí muchas cosas nuevas, la ciudad, la comida. Allá se come muchos mariscos y todos esos bichos raros. Una vez me invitaron a comer cangrejos y no la pasé nada bien… casi me muero, je. Me generó una reacción alérgica y me empecé a brotar. La pasé muy mal, pero queda la anécdota (ríe).

-¿Cómo será tu futuro inmediato?

-Lo bueno es que me salieron algunas propuestas del fútbol argentino y hay que sentarse a hablar y esperar lo mejor que sale. Y si no, me quedan seis meses allá de contrato en los que haré lo mejor posible.

-¿Qué objetivos tenés de ahora en más? ¿Sos de soñar en grande?

-Como te digo, no soy de conformarme. En principio pienso hacer las cosas bien allá y después sueño con saltar a otro club grande de Ecuador. También me ilusiono con jugar en Europa o algún club grande del fútbol argentino. Me encantaría jugar en la primera del fútbol argentino, pero estoy tranquilo, ya se va a dar. Quiero disfrutar el presente y después se verá para qué estamos.


"Soy de esos jugadores que no se conforman. Me ilusiono con jugar en Europa o algún grande de Argentina", asegura "Fonito".


BOHEMIO. DESPUÉS DE JUGAR EN PUERTO NUEVO Y ASCENDER A LA PRIMERA C CON SPORTIVO BARRACAS, DIEGO LLEGÓ A UN GRANDE DEL ASCENSO COMO ATLANTA. EN VILLA CRESPO GANÓ NOTORIEDAD Y PUDO SALTAR AL FÚTBOL ECUATORIANO.


"PUERTO NUEVO ES EL CLUB DE MI BARRIO, DEL CUAL SOY HINCHA"

Su actualidad en la Primera División de Ecuador no aleja a Dorregaray de su pasión por Puerto Nuevo.

"Es el club de mi barrio, del cual soy hincha", asegura "Fonito", quien cuenta que sigue el presente "Portuario" en la Primera D.

"Me tiran los colores y además toda mi familia es de Puerto. Lo bueno es que cuando estoy acá lo tengo cerca y puedo ir a verlo, puedo ir a chusmear como está el club. Tengo muy lindos recuerdos, porque hice muchos amigos ahí. Estoy al tanto de la actualidad del club. Sé que no está en su mejor momento, pero bueno, hay muchas cosas que tienen que cambiar y ojalá sea para bien. Es un club de donde salieron muchos chicos y pueden seguir saliendo. Hay muchos chicos de infantiles y de inferiores que juegan muy bien. Tienen que darle mucha bola a eso, porque después tiene sus frutos. Mi hermano (Marcelo, que actualmente integra el plantel de Primera) me va contando el día a día de Puerto y a veces me pongo muy triste por las cosas que pasan, pero bueno, ojalá que un día se pueda solucionar todo y Puerto Nuevo pueda estar como tiene que estar, futbolísticamente y como institución", señala Diego.


CON LA AURIAZUL. DIEGO EN UN PARTIDO DE 2014, FRENTE A CENTRAL BALLESTER.

 

Campanenses de Primera:
Diego Dorregaray; "Toda mi vida soñé con vivir de esto"
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-