InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 13/dic/2018 - 10:36
Edición Digital
24 ºC
Cubierto
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 18/feb/2018.
Sociedades de Garantía Recíproca:
Una alternativa de financiamiento y crecimiento posible de nuestras Pyme
Ideas y opiniones de Freddy Gulin



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Freddy Gulin

Un quiosco, una panadería, una ferretería, una pequeña industrial textil, un estudio contable o jurídico, un frigorífico, una carpintería, un emprendimiento rural, un taller de servicios, infinidad de pequeñas unidades económicas, son conformes sus niveles reconocidas como Micro-PyMEs. El 99,7% de las empresas de nuestro país son micro, pequeñas y medianas. En conjunto generan 70% del empleo privado registrado de la Argentina.

En los últimos años no la pasaron bien. Entre 2007 y 2015, la participación de las PyMEs en el empleo registrado cayó 3 puntos, del 2012 al 2015 su tasa de crecimiento fue negativa. En esos cuatro años perdimos 8.500 PyMEs y no creamos empleos. En el año 2016 se dio un paso fundamental. El Congreso, con apoyo de todas las fuerzas políticas, aprobó la Ley PyME que se presentó luego de recorrer el país y hablar con productores y profesionales de todos los sectores. Es un punto de partida clave para la transformación productiva que el Gobierno Nacional viene impulsando.

Para crecer, además, se necesita acceder a créditos. Más de 70% de las PyMEs nunca llegaron a un crédito bancario con una tasa preferencial, accesible y acorde con el desarrollo y el riesgo que conlleva. La ley aprobada aumenta las garantías a través del fondo de garantías PyME, establece bonificaciones de tasas considerando regiones menos favorables y mejora instrumentos financieros para dar seguridad y más opciones. Las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyME) son consideradas la columna vertebral de la economía del Mundo, la Argentina tiene estadísticas PyME para ser parte de este sector, y probado esta, que desde el fin de la segunda guerra mundial los países de Europa en este sistema les ha dado resultado (ejem. Italia, Alemania, España, Austria, Países Bálticos, etc.).

En los países de bajos ingresos, se alienta a los gobiernos a apoyar el desarrollo de este sector mediante financiamiento productivo. Pero, ¿puede tratarse al universo MiPyME como algo homogéneo? ¿Padece la microempresa restricciones similares a la PyME? Frecuentemente se señala que el universo MiPyME fomenta el crecimiento del PIB y la generación de empleo. No obstante, su contribución varía de un país a otro. En economías de altos ingresos, las PyMEs pueden representar una importante proporción del PIB y hasta afectar al equilibrio económico. Pero en los países de bajos ingresos, la presencia PyME se reduce dando lugar a las micro y grandes empresas, quienes tienden a desempeñar un rol más preponderante.

Específicamente, los datos señalan que en los países de ingresos altos, la PyME genera más del 50% del PIB y más del 60% del empleo. En los países de ingresos bajos, por otro lado, implican el 30% del empleo y el 17% del PIB, con un gran número de microempresas y algunas grandes, pero menor presencia PyME. En los países de bajos ingresos, gran parte del trabajo productivo se realiza con microempresas que no están registradas ante las autoridades fiscales y que se gestionan de manera informal. A medida que las naciones se enriquecen, disminuye la participación de las empresas en el sector no registrado mientras que las empresas formales se vuelven más dominantes y la PyME gana terreno. En economías de ingresos medios, la contribución de la PyME al PIB puede llegar al 40%, aunque el sector informal sigue desempeñando un papel importante.

En un estudio realizado sobre 18 países de ingresos medios altos y altos durante un período de diez años, la OCDE (La OCDE es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, es un organismo de cooperación internacional) estimó que las PyMEs emplea en promedio el 65% de la mano de obra y pueden representar hasta el 75% de la creación bruta de empleo. Sobre países de bajos ingresos, Dalberg Global Development Advisors (Consultora Internacional) concluye que la PyME hace una contribución de hasta el 78% a la creación de empleo. Por su parte, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) junto con la Agencia Alemana de Desarrollo Internacional (GIZ) estiman la proporción media de empleo a nivel mundial que generan las PyMEs en 67%.

A pesar de estas significativas contribuciones a la economía, la PyME enfrenta numerosos obstáculos, sobre todo en su capacidad de acceder al crédito. Su camino es a veces más difícil que aquel de la microempresa. El Banco Mundial estima que casi el 70% de las PyME en economías en desarrollo no tienen acceso al financiamiento y que esta brecha puede alcanzar los US$ 2,6 billones. Es necesario entonces distinguir el problema PyME de las Microempresas.

Estas últimas, generalmente financian pequeñas cantidades por períodos cortos y tienden a cubrir sus necesidades de financiamiento a través de Instituciones Micro Financieras (IMF) que cuentan con herramientas de evaluación de riesgos diseñadas para evaluar a empresas informales. Cuando la microempresa no puede obtener financiamiento de una IMF, la evidencia demuestra que recurre a redes de préstamos, cooperativas o proveedores, amigos o, en el peor de los casos, prestamistas informales.

Por su parte, las soluciones financieras que requiere la PyME suelen ser créditos más grandes o planes financieros más complejos. Típicamente, las IMF no pueden ofrecer tales soluciones a la PYME debido a la naturaleza de sus modelos de negocio o restricciones regulatorias impuestas a los tipos de productos que brindan. Por lo tanto, la PYME debe recurrir a instituciones financieras más grandes, pero por su falta de garantías, estados financieros incompletos, antecedentes inexistentes o ausencia de planes de negocios, le niegan financiamiento. Así, a menudo se considera que la PyME es demasiado grande para las IMF que no pueden ofrecerles soluciones adecuadas; demasiado riesgosas para instituciones financieras más grandes como los bancos; y demasiado necesitadas de financiamiento para fuentes alternativas o informales.

Aunque la situación ha empezado a mejorar, para muchas PyMEs atrapadas entre las finanzas y las micro finanzas, la supervivencia a corto plazo es la principal prioridad. Tienen por objeto otorgar garantías líquidas a sus socios partícipes (PyMEs) para mejorar sus condiciones de acceso al crédito (entendido éste como credibilidad para el cumplimiento de compromisos u obligaciones). La Sociedad de Garantías Reciproca (SGR), puede ser una alternativa, en la pueden realizar a través de la emisión de avales financieros (préstamos), técnicos (cumplimiento de contratos) o mercantiles (ante proveedores o anticipo de clientes) y de cualesquiera de los permitidos por el derecho mediante la celebración de Contratos de Garantía Recíproca.

Desde hace largos años en nuestro ordenamiento jurídico no hay previstos regímenes generales de desgravación, promoción, diferimiento, etc. impositivo que permitan a los contribuyentes amortiguar su carga fiscal en el impuesto a las ganancias. Nos abocaremos en esta colaboración a describir uno de los pocos instrumentos legales que hoy disponen los contribuyentes para protegerse del impacto del impuesto a las ganancias y que consiste en realizar una inversión en una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), a su vez las SGR pueden brindar a sus socios asesoramiento técnico, económico y financiero en forma directa o a través de terceros contratados a tal fin.

Aquí seguramente las Micro-PyMEs asociadas a sus Cámaras de Origen como Institución, de Tercer Grado, están en condiciones de dar cumplimiento al artículo 79 de la ley 24.467 que ha establecido que "Los contratos de garantía recíproca instituidos bajo este régimen gozarán del siguiente tratamiento impositivo: (…) los aportes de capital y los aportes al fondo de riesgo de los socios protectores y partícipes serán deducibles del resultado impositivo para la determinación del impuesto a las ganancias...". Las Micro-PyMEs animándose a crecer y el Estado cuidando, acompañando y generando condiciones para que todos tengan un futuro mejor.


 

Sociedades de Garantía Recíproca:
Una alternativa de financiamiento y crecimiento posible de nuestras Pyme
Ideas y opiniones de Freddy Gulin
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-