InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
sábado, 23/jun/2018 - 22:20
Edición Digital
7 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del jueves, 01/mar/2018.
Ver la economía desde una óptica social y sustentable
Por Fernando Andrioli



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto





Click para agrandar.


Auspicia La Auténtica Defensa

El Dr. Carlos Legna Verna vive en Islas Canarias, pero visita asiduamente Argentina y en especial Campana, por razones familiares. Esta vez, gracias a Amagi y la Universidad Nacional de Luján, dará hoy una charla abierta y gratuita sobre una tematica a la cual le ha dedicado toda su vida: la Economía aplicada al Desarrollo. Antes dialogó con en exclusiva con La Auténtica Defensa.

Cualquier funcionario global estaría más que deseoso de sentarse a conversar con un economista de la talla de Carlos Legna Verna, un especialista en Desarrollo Estratégico del sector público que fue parte de equipos de asesoramiento de los más diversos gobiernos latinoamericanos, europeos, africanos y hasta de algunos países de la Europa del Este que, en su momento, formaron parte de la URSS.

Pero Carlos (a secas, como lo vamos a llamar a partir de ahora) es un amigo de La Auténtica Defensa y también personal. Por ello, aunque le doy un valor extraordinario a esta entrevista, es también una de las tantas charlas que hemos mantenido en los últimos diez años en las que nos encontramos durante sus visitas a Campana.

Carlos vive en Islas Canarias, allí ha ejercido una extraordinaria actividad como docente universitario por muchos años. Hoy es profesor emérito de la Universidad de La Laguna, donde además forma parte de un equipo de investigación. Ha trabajado en la OEA (Organización de Estados Americanos) y en la ONU (Naciones Unidas). También ha escrito varios libros (está a punto de editar uno más) y ha formado parte de muchos otras publicaciones en conjunto con economistas europeos y latinoamericanos.

O sea: le sobra "chapa", como diríamos vulgarmente en el café.

Sin embargo, nada de esto cambia su esencia, aquella que trae desde su Entre Rios natal. Es un tipo muy sencillo, accesible y modesto. Su estilo queda en evidencia cuando en una conversación grupal decide siempre escuchar al otro con mucha atención, valorando la opinión de los demás y disfrutando de cualquier confrontación de ideas; sin subestimar a su interlocutor.

Nos conocimos andando en bicicleta, porque además de ser un intelectual; es un excelente deportista. Y fueron justamente esos momentos de largas recorridas (de 3 a 4 horas por caminos de tierra en MTB), donde hemos abordado infinidad de temáticas y donde, sin duda, he aprendido muchísimo de él.

Esta vez nos sentamos café de por medio, con la excusa de promover la charla abierta y gratuita que brindará hoy en la UNLu Campana. Y mucho antes de empezar a hablar, ya sabía que el tiempo iba a ir por otro carril y que ninguno de los dos nos daríamos cuenta cuántos minutos, segundos u horas pasarían entre nosotros.

-Arranquemos por el principio. ¿Qué es la economía y por qué decidiste ser economista?

-Lo primero que voy a decirte, querido Fernando, es que no me hagas preguntas tan difíciles (risas). Hablando seriamente, cuando estudiamos las Teorías de las Decisiones (en Economía) uno siempre parte de la premisa que nunca hay un solo motivo a la hora de elegir un camino. En mi caso, una de las razones por las que decidí estudiar Economía (es Licenciado en economía de la UBA) fue porque me gustaba mucho la política y era consciente que ésta era una herramienta fundamental a la hora de ejercerla. Pero también me gustaba mucho la lógica y la matemática, y entre otras cosas, la Economía se rige por estas dos disciplinas con las cuales yo me sentía muy identificado.

En referencia a qué es la Economía; hay definiciones clásicas como que la Economía es la asignación de recursos ante fines ilimitados. Yo creo que ese es un aspecto de la Economía. Lo que olvida esa definición, que es un enfoque ortodoxo, es que ante todo es una Ciencia Social. No olvidemos que los clásicos la denominaban Economía Política. Luego, los neoclásicos, pasaron a denominarla Economía a secas. Entonces mi definición es que la Economía es la ciencia de asignación de recursos, a corto plazo y a largo plazo; que es donde entra a jugar el concepto de Desarrollo. Para entender el funcionamiento económico hay que tener muy claro cuáles son las relaciones de poder, las estructuras sociales y los contextos culturales; entre otras cosas. Mi tesis doctoral (hecha en Grenoble, Francia) enfatizaba las relaciones de poder, entre otras cosas,. Yo era muy crítico de la economía neoclásica, que se rige por supuestos de Mercados Perfectos, información perfecta; y todas esas hipótesis falsas.

-¿Cómo es posible que tengas todavía tanta voluntad de trabajo? Convengamos que ya no sos un pibe… ¿Qué es lo que te motiva a seguir escribiendo, investigando? ¿A esta altura de tu vida hay cosas que te conmueven?

-En el fondo sigo siendo un pibe, sigo siendo inquieto (risas) porque me impulsan las mismas cosas que me motivaban en la juventud, tengo también una actitud mental muy optimista. Me quedé pensando en lo que dijiste sobre las cosas que me conmueven y en ese aspecto lo que siempre me conmovió es la cuestión social, desde siempre me interesó. En lo que he ido cambiando es en la expectativa. Cuando yo trabajaba en Naciones Unidas, esperaba resultados con relación a la pobreza a muy corto plazo. Yo he trabajado en naciones muy muy pobres, como Guinea Ecuatorial, Haití… Y hoy veo que es un proceso muy lento y muy doloroso para millones de personas.

-Contame de qué se va a tratar esta charla en la Universidad de Luján. La presentas con un interrogante: "¿Qué es el Desarrollo?" Y hablás de una propuesta centrada en las personas y la libertad.

-Terminé mi nuevo libro hace poco (no fue editado todavía). Yo digo en el libro que, desde que se empezó a hablar de Desarrollo, después de la Segunda Guerra Mundial, ha habido dos grandes corrientes: una que asimila el desarrollo al crecimiento económico, sobre todo medida a través del PBI (Producto Bruto Interno); y otra corriente que se basa en el hombre y cómo están las personas, donde lo material es un medio para el logro del bienestar humano. En las primeras décadas de la posguerra, el PBI estaba en el pedestal. Una mirada neoclásica. Pero economistas y sociólogos latinoamericanos, algunos africanos francoparlan-tes, algunos ingleses; pero sobre todo desde Latinoamérica, empezó a visualizar que el crecimiento medido por ese índice no necesariamente nos hacía más felices. Entonces había que pensar en otra concepción de lo que es el desarrollo. Uno de los pensadores que marcó un hito importante es Artur Manfred Max Neef, un economista chileno que formó una escuela sobre las necesidades humanas. Es interesante ver cómo sus estudios son retomados por otros intelectuales ingleses, pero se olvidan de citar a Neef; se referencian entre ellos y opacan su figura. En 1973 Neef es perseguido por la dictadura de Pinochet, que no veía bien sus trabajos realizados de teoría económica con tribus aborígenes de Brasil y Ecuador; por eso llega a Argentina a trabajar en la Fundación Bariloche, influenciada por Carlos Mallmann. Allí desarrollan el famoso (aunque poco aplicado) "Modelo Bariloche" que contrasta a la teoría del Club de Roma que encargó al MTI un modelo mundial ("Los límites del crecimiento" de Donella Meadows) que exponía que los países subdesarrollados no podían crecer al ritmo de los desarrollados porque el mundo no lo toleraría y colapsaría. Por lo que suponía que el crecimiento debía detenerse. Todo muy lindo para los países desarrollados; pero implicaba que los países pobres seguirían siendo pobres. Sin embargo la Fundación Bariloche, utilizando la técnica de Dinámica de Sistemas, un modelo sofisticado que yo también trabajo, expuso su modelo latinoamericano y demostró que el mundo podía seguir creciendo pero con otro tipo de desarrollo; con más servicios y menos consumo de bienes materiales. Pero como correspondía a la época, las dictaduras se encargaron de perseguir y destruir a quienes trabajaban en ese modelo; además de ser ignorados sistemática-mente por todo el mundo. Yo me inscribo en esa corriente, que es una gruesa corriente que da lugar al Desarrollo Humano cuyo referente más importante es el economista indio Amartya Kumar Sen, que recibió el premio Nobel. Yo retomo a Amartya Sen y, sin querer sonar presumido, lo mejoro; tomando un enfoque en las capacidades y en el desarrollo del hombre. Para esto me fundamento en la visión de la libertad de Aristóteles y de Kant.

-Bueno, cuando hablabas de desarrollo y la libertad del hombre pensaba que te referías a los "libertarios" y a la filosofía de Ayn Rand. Por lo que me decís me parece que no tiene mucho que ver. ¿Me equivoco?

-No, no es la libertad de los Libertarios. Ese título justamente es un poco provocador (risas). En realidad, mi interés de la charla es encontrar un punto de discusión y de intercambio de ideas. Mis ideas son totalmente contrarias a las que señalan que los mercados se autorregulan. Los mercados son importantes, pero debe haber un control y tener reglas de juego, porque ya vimos lo que pasó con la crisis internacional de 2008. Eso fue producto de teorizar que los mercados se autorregulan, algo que es una falacia. Los mercados buscan optimizar la rentabilidad y piensan en el corto plazo.

-Quizás, el estar viviendo en España no te permite percibir la tan afamada "grieta" que se vive aquí y se expande en todos los sentidos. Hablas de provocar y discutir, de generar un intercambio de ideas. ¿Estás seguro que es lo que querés?

-Para vender hay que provocar, jajaja. Yo creo que el intercambio de ideas es esencial. Siempre respetando la posición del otro. Yo no me voy a molestar porque alguien discrepe con las ideas que yo tengo. Yo a mis alumnos les decía que mantengan una discusión fundamentada conmigo y les ponía un diez. Estoy enterado de lo que pasa aquí y entiendo que el problema de los argentinos tiene que ver con que todo se fanatiza. Tenemos que generar entornos de diálogo, porque la sociedad funciona cuando se intercambian ideas y se es tolerante con los demás.

De más está decir que la charla continuó por un rato largo más. Entre café y café, casi se hizo mediodía; algo que ninguno de los dos se había dado cuenta.

Hoy, a las 19 horas en el Centro Regional Campana (CRC) de la Universidad Nacional de Luján (UNLu), Carlos los espera para escuchar, pensar y debatir temáticas de lo que será su nuevo libro, centrado en encontrar un camino al desarrollo sustentable, sin perder de vista la esencia humana de la economía. Pero también es una invitación a disfrutar la conversación de una persona que ha hecho de la Economía una herramienta social y, además, una aventura filosófica.



Entre café y café, Carlos Legna Verna describió a la economía como una ciencia social, donde los números y la lógica cobran su importancia; pero atados a los contextos sociales, culturales y las relaciones de poder. "Los mercados buscan optimizar la rentabilidad y piensan en el corto plazo", afirma.


Hoy 19 horas en la Universidad de Luján el doctor Carlos Legna Verna dará una charla libre y gratuita sobre Economía y Desarrollo, con un enfoque puesto en el hombre y su libertad

 

Ver la economía desde una óptica social y sustentable
Por Fernando Andrioli
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net