InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 15/oct/2018 - 12:22
Edición Digital
25 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del jueves, 17/may/2018.
El Rincón de Aléthea:
Un pequeño mundo de fantasía
Por Angela Monsalvo



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



"Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan". -Abel Pintos.

Las cajas de música ahora no tan populares, hunden sus orígenes en los finales del Siglo de las Luces y comienzos del XIX. En relación a sus creadores hay muchos que se la adjudican, incluyendo países que se la disputan, no quedando hasta el momento, demasiado claro quién fue.

Su particular sonido se asemeja a melodías de infancia, o a melopeas para dormir a las hadas con insomnio, o tal vez para evocar las campanillas de los carros de helados. Hoy han desaparecido de la escala cromática de los sueños.

Tener en una casa una cajita de música era una convocatoria al misterio. Durante años el adquirirla fue poseer una joya contenida dentro de un baulito de sorpresas, realizado en madera y metal con incrustaciones de nácar.

Cuando se levantaba la tapa, en algunas de ellas se escuchaban rumores de lejanos mares, de olas eternas, un murmullo de gaviotas. Había momentos en que parecía que con las púas vibratorias, se emitían señales para que los ángeles batieran sus alas. Otras, permitían el movimiento de una bailarina que guardaba en su interior efectuando giros infinitos al son del carrillón mientras sonaba El Lago de los Cisnes de Tchaikosvky.

De vez en cuando había que darle cuerda para extasiarse con las sonoridades de Para Elisa, o algún vals de Chopin tratando de recobrar momentos, en un vuelo hacia la infancia o en un flashback que los trasladaba hasta los días de juegos infantiles; pasando por las rebeldías de la adolescencia.

Si se abre una caja de música para revisar su mecanismo, se encuentran en el interior discos metálicos, cilindros giratorios, espinas, láminas afinadas, es un lugar que bien podría ser la residencia de genios como los de Las Mil y una Noches; o duendecillos locos que a veces les da por tocar el arpa o la celesta.

Una caja de música es algo más que un instrumento musical. Es un objeto maravilloso que tiene vida propia, tan natural y tan espontáneo como las emociones que es capaz de despertar. Se pueden cerrar los ojos, pero aún así la música sería una compañía sigilosa en los pensamientos más íntimos.

Hace mucho tiempo que entraron en el ámbito de lo decadente, de lo que ya pasó de moda, o se exilió en los oscuros cuartos del olvido.

Ya no suenan las cajas de música; son curiosidades que ya no atraen. Se acabó su seducción, sólo son elementos de una arqueología sentimental.


 

El Rincón de Aléthea:
Un pequeño mundo de fantasía
Por Angela Monsalvo
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-