InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
martes, 23/oct/2018 - 00:11
Edición Digital
16 ºC
Parcialmente nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del jueves, 17/may/2018.
Sófocles: 26 siglos de vigencia
Por Marisa Mansilla



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Marisa Mansilla

Junto a integrantes de los diversos grupos de los talleres de lecturas críticas "Álgebra y Fuego", el viernes pasado asistimos al Centro Cultural de la Cooperación "Floreal Gorini" en Capital Federal para ver la representación de la obra "Edipo rey", la gran tragedia clásica de Sófocles. La versión, puesta y dirección modestísimas es de Jorge Vitti; y con las actuaciones de Fabián Vena como Edipo, Natalia Lobo como Yocasta, Willy Lemos como Tiresias, y Alfredo Castellani como Creonte.

Podría uno preguntarse entonces qué es lo que hace que un grupo de lectores de este tiempo y país encuentra de atractivo en una obra escrita por un poeta y dramaturgo griego del siglo V antes de Cristo y que, desde su consagración en las fiestas dionisíacas probablemente del año 429, se haya representado y se siga representando en los más diversos teatros y latitudes, por compañías más clásicas y tradicionalistas, y también por compañías y directores con propuestas estéticas más vanguardistas y eclécticas como la de Jorge Vitti.

"Edipo rey" es una "tragedia clásica" y sabemos que si una obra ha merecido esta clasificación es porque comunica a sus lectores cosas que tocan lo sensible y emocional de nuestra naturaleza humana. Los clásicos siempre van a seguir leyéndose porque como decía el novelista y crítico italiano Ítalo Calvino "nunca terminan de decir lo que tienen que decir" y no están atravesados por la actualidad ya que aunque comprendan su tiempo, también lo trascienden. Cada una de las lecturas que se hagan de la obra recogerá o reformulará las anteriores y la dinámica y juego de las interpretaciones tiene que ver con aquello que hacemos todos los lectores cuando leemos una obra literaria, una recreación no exenta de arte que al mismo tiempo irá cimentando su valor social y construyendo su historicidad.

Edipo, es el rey de Tebas, el primero de los hombres del reino que es amado y respetado por su pueblo por haber vencido a la Esfinge y por comprometerse públicamente a desterrar al causante de la peste que asolaba a la ciudad. No obstante, está como todo hombre, sometido a la voluntad y el poder de los dioses que deciden acerca de su destino. Envía a su cuñado Creonte a consultar al oráculo y luego a traer al palacio al adivino Tiresias para identificar al causante de la peste relacionado con la muerte de Layo, el anterior rey, cuyo asesinato no había sido vengado.

Ante la respuesta enigmática de Tiresias, sale fuera de sí de la ira y cae en el estado de soberbia y desmesura cometiendo el lamentable error de creer que el adivino y su cuñado están conspirando en su contra, para apoderarse Creonte del trono. Tiresias le dice entonces que antes de que termine el día verá que no es el gobernante exitoso que cree ser sino un asesino causante de la desgracia social y la suya propia: fue él quien cometió un atroz parricidio, es el hijo y a la vez el esposo de su madre Yocasta, y el padre y hermano de sus propios hijos.

LECTORAS CRÍTICAS

Una de las lectoras del taller Álgebra y Fuego, la Lic. en Psicología Rita Irigoyen, hace referencia a un texto de Octave Mannoni, "Freud el descubrimiento del inconciente". A pesar de que la formulación del "Complejo de Edipo" se conoce a partir de 1910, el propio Freud fecha en Cartas dirigidas al doctor Wilhelm Fliess el 15 de octubre de 1897 (fecha cercana al fallecimiento de su padre, ocurrida en 1896) el momento en que reflexiona acerca de los sentimientos de amor hacia su madre y celos hacia su padre, que cree comunes en todos los niños e incluso imagina que cada espectador de la tragedia clásica fue algún día un "Edipo en germen". Asimismo, considera una "falacia" el adjudicar al "destino individual" fatal, trágico e inexorable las dificultades o tropiezos humanos, aunque reconoce que esta idea atrae tanto al público porque en la misma encuentra elementos que asocia a la propia experiencia.

Otra de las lectoras, la Lic. en Psicología Marie Labarthe, explica en qué consiste verdaderamente el "complejo de Edipo". Es la primera pulsión sexual del niño dirigida inconcientemente hacia su progenitor del sexo opuesto al suyo, y el consecuente deseo de eliminar al progenitor de su mismo sexo. Estos sentimientos se dan aproximadamente en los niños entre los 3 y 6 años y se completan con la crisis y complejo de castración y la ley del incesto (el padre le ordena a su hijo que deberá buscar otra mujer que no sea su madre para entablar una relación amorosa ya que no podrá unirse sexualmente con ella, ni con otras mujeres de su familia, por ejemplo sus hermanas).

OTRAS MIRADAS

Michel Foucault, el filósofo francés y también buen lector de la tragedia clásica "Edipo Rey", en una conferencia dada en 1973 en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro analiza a Edipo desde otra óptica. Edipo es el hombre poderoso y político que quiere curar a su pueblo de la peste porque esto le garantizaría la preservación de ese poder. Edipo fue un niño abandonado por sus padres biológicos, maltratado por ellos, entregado a un esclavo en condiciones que sólo le auguraban la muerte y creció ignorante de su verdadero origen. Pero por saber algo que los demás no supieron descubrir, venció a la Esfinge y fue Rey. Como gobernante es tiránico, solitario e impone sus propias leyes. Su tragedia es caer de ese sitial de poder ante los testimonios incuestionables de un pastor y un esclavo a quien amenaza con la tortura. De la boca de estos personajes de menor rango social salen las verdades que lo cuestionan y condenan. La relación entre la búsqueda de la verdad y el poder político será lo que pone en foco la lectura que hace Foucault de la obra.

Susana Thènon, una exquisita poetisa argentina, lee los saberes gozosos del cuerpo quebrando la ley del incesto y escribe en "La morada imposible" (1959) su poema "Edipo": "Ella abrazó al hijo y lo recibió nuevamente // dentro del cuerpo. Sabían. // En el amor tan sabios // no hubo jamás. // Él anheló febril la ceguera y los gritos // que ocultaron al pueblo, a su pastor, // la imagen de la callada amante // maniatada entre besos, // su propio rostro de criatura, // dulcemente enredado // en el cabello y venas de la madre."

Y hasta Les Luthiers escribieron una canción humorística a la que titularon "Epopeya de Edipo de Tebas": "De Edipo de Tebas // haciendo memoria // os cuento la historia // con penas y glorias // de Edipo de Tebas. // Le dijo el Oráculo // Edipo, tu vida // se pone movida // serás parricida, // le dijo el Oráculo.// Seguía diciendo // Si bien yo detesto // hablarte de esto // se viene, se viene un incesto...

Leer literatura, releer los clásicos y también los que no lo son, asistir a una representación teatral son experiencias cognitivas y estéticas que siempre se van reactualizando. Cada lector lee desde sus competencias, intereses y perspectiva histórica y el espiral en el que confluyen los hechos literarios y las elaboradas interpretaciones críticas de sus lectores forman un camino digno de ser recorrido.

Marisa Mansilla - Taller Álgebra y Fuego - marisamansilla2000@yahoo.com.ar


 

Sófocles: 26 siglos de vigencia
Por Marisa Mansilla
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-