InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
miércoles, 19/sep/2018 - 00:31
Edición Digital
16 ºC
Cubierto con lluvias
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 16/sep/2018.
¿Cómo superar la adicción a la harina y el azúcar?



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Claves para comprender y corregir las conductas que llevan al descontrol alimentario.

Las harinas y los azúcares ocultos en los alimentos industrializados producen adicción en personas predispuestas, debido al comportamiento de ciertas hormonas y neurotransmisores.

Para comprender esto, es importante saber que el apetito está regulado por dos pequeños centros nerviosos situados en el cerebro: el del hambre y el de la saciedad. Son complementarios y procesan la información que les llega del tubo digestivo y de las glándulas. En función de los datos que reciben, estos dos centros neurológicos se activan, desencadenando el apetito o la saciedad.

El cerebro humano es muy complicado y nadie conoce a la perfección los mecanismos que lo mueven. Lo que sí se sabe es que estos dos centros no trabajan de la misma manera en todas las personas.

Algunos comen controladamente y se sienten satisfechas por un tiempo prolongado. Otros, en cambio, comen rápido y se levantan de la mesa con la sensación de haberse quedado con hambre. Generalmente este tipo de personas se inclinan por los alimentos que contienen en su composición química harinas blancas y azúcares escondidos.

Si pertenecés a este último grupo de personas y querés evitar las malas elecciones y prevenir las compulsiones, no te saltees comidas, para que el centro del hambre no se active antes de lo previsto y comé despacio para que el centro de la saciedad tenga tiempo de activarse, pues empieza a actuar aproximadamente veinte minutos después del comienzo de la comida.

Muchas son las causas que ocasionan el deseo de comer harinas blancas y/o dulces, esos productos industrializados que llevan al descontrol alimentario. Entre ellas se encuentran las siguientes:

- Los desequilibrios hormonales (síndrome premenstrual, por ejemplo). - Fatiga renal por deshidratación. - Estrés. - Desórdenes alimentarios (bulimia por ejemplo).

- Dietas muy estrictas, que causan ansiedad. - No comer durante muchas horas.

- Desayunar poco o no desayunar. - Desbalance de los niveles de azúcar en sangre. Esto puede ocurrir antes de la cena, aproximadamente entre las 18 y 19 horas cuando no se comió durante muchas horas. - Si una persona no come por un tiempo prolongado (una semana, por ejemplo), entrará en una etapa crítica en la cual el metabolismo se mantendrá inactivo con el propósito de no derrochar energía.

Recursos eficaces - Realizá un registro diario de alimentos y preparaciones en el momento en el que se consumieron. - Tomá líquidos: sobre todo agua, caldo de verdura casero, infusiones como mate cocido y cebado, té verde, manzanilla, valeriana, boldo. Las bebidas con cafeína pueden provocar nerviosismo o ansiedad; por eso hay que moderar el consumo. • No te saltees comidas: mantendrás los niveles estables de azúcar en la sangre. La glucosa es fuente esencial de energía para el cerebro y el organismo. Por eso hay que proveer un suministro constante de energía. Eso evitará la compulsión por lo dulce. - Realizá un buen desayuno: muchos al despertarse no tienen apetito y lo saltean. Luego realizan un almuerzo frugal o también lo saltean y a la tarde se les despierta un apetito voraz y se sienten atraídos por los alimentos manufacturados. Ejemplo: 1 vaso de leche descremada con 2 cucharadas de avena o salvado de trigo o 1 licuado de frutas con leche y 2 rebanadas de pan integral con semillas untado con ricota descremada. A media mañana: 1 puñadito de frutas secas. - Incluí diariamente alimentos ricos en triptófano: las neuronas lo utilizan para formar serotonina. Está presente en los pescados azules como caballa, atún, boquerón, sardina, etc. Estos alimentos contienen también ácidos grasos omega 3, beneficiosos para la presión arterial. Otros alimentos ricos en triptófano:, la carne magra (pollo, pavo, conejo), huevo, lácteos, legumbres, trigo, avena, centeno, maíz, banana y ananá. Las frutas secas (nueces, avellanas), la acelga, la espinaca, legumbres, alimentos integrales, además de contener triptófano son ricas en magnesio, el cual contribuye a regular la ansiedad y el ritmo cardíaco.

 LIC. ALICIA CROCCO/ PARA CLARÍN BUENA VIDA



 

¿Cómo superar la adicción a la harina y el azúcar?
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-