InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 17/ene/2019 - 18:41
Edición Digital
24 ºC
Parcialmente nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 13/ene/2019.
La Semana Trágica en Campana y la historia de una foto
Por Lic. Cristóbal Maro



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Hace cien años atrás en algún paraje cercano a la estación ferroviaria de Campana se produjo el descarrilamiento de un tren que provenía de Rosario con destino a Buenos Aires. Si bien no hubo que lamentar muertos, varios pasajeros sufrieron heridas.

El hecho quedó registrado en un par de viejas fotos recuperadas por Don Alides Cruz que se conservan en la Fototeca Campana dependiente del Archivo Histórico Municipal "Jorge P. Fumiere". Ambas son iguales, pero una de ellas está fechada el 10 de enero de 1919 y la otra, que se reproduce aquí, está fechada el lunes 13 de enero del mismo año.

A simple vista todo parecería indicar que aquel hecho fue un accidente fortuito. Sin embargo, las noticias periodísticas de los principales diarios de la época no lo reflejaron así. Tanto el diario La Razón en su 4ta edición como el diario La Prensa en sus respectivas ediciones del martes 14 de enero de 1919 informaron que el descarrilamiento de aquel tren se produjo debido a un sabotaje realizado en la mañana del lunes 13 por un grupo de obreros de Campana que se encontraban en huelga.

En relación a los autores del hecho en ambos diarios no se dan mayores detalles. Y si bien no contamos con suficientes evidencias para desmentir la noticia lo cierto es que desde fines del siglo XIX ante cada conflicto laboral los obreros de Campana fueron injustamente acusados de cometer actos vandálicos. Así sucedió en la huelga de los mecánicos ferroviarios durante 1896, en la de los estibadores durante 1902 y en otras tantas más. Pese a estas dudas es válido también reconocer, como veremos adelante, que este suceso se produjo en un contexto de gran conflictividad y violencia social.

En su obra "Historia de la Biblioteca Pública Municipal de Campana" el historiador Jorge P. Fumiere también da cuenta de este suceso diciendo que: "A principios de 1919 se desata en Campana una huelga general que adquiere caracteres de violencia. La lucha rebasa los lindes de las partes en litigio y, por momentos, parece desarrollarse carente de todo control. Trenes en que pasan viajeros ajenos por completo al conflicto local, son tiroteados desde la sombra, y un descarrilamiento provocado en las cercanías, llena de sangre inocente de mujeres y de niños las salas de nuestro hospital." (Fumiere 1942, pág. 42)

En realidad, la huelga de los obreros locales formó parte de los acontecimientos acaecidos bajo el gobierno radical de Hipólito Yrigoyen entre el 7 y el 14 de enero de 1919 y que pasaron a ser conocidos en nuestra historia como la Semana Trágica.

Una semana donde se produjeron numerosos disturbios y cientos de obreros fueron asesinados y heridos por las fuerzas de seguridad.

Los hechos comenzaron en Buenos Aires el martes 7 de enero cuando los trabajadores metalúrgicos de los Talleres Vasena e hijos que se encontraban en huelga desde varios días atrás fueron reprimidos por la policía. Su reclamo era que se redujera la jornada de trabajo de once a ocho horas, se respetara el día domingo como no laborable y se reincorporara a los despedidos. La patronal se negó a ceder ante este petitorio y no tuvo mejor idea que contratar a 300 esquiroles o rompe-huelgas.

Ese martes y ante una fuerte presencia policial los esquiroles intentaron ingresar a los depósitos de la empresa. En medio de forcejeos y una gran batahola los trabajadores metalúrgicos lo impidieron y esto fue motivo suficiente para que las fuerzas policiales comenzaran a disparar. El resultado de la balacera fue de 5 muertos, uno de ellos fue un joven de 16 años. Según se pudo saber después ninguno participo en los hechos. Solo fueron simples espectadores.

Al día siguiente, pese a no ser trabajadores metalúrgicos, los restos de estas personas fueron velados en la sede de la Sociedad de Resistencia de Metalúrgicos Unidos. Ese mismo día la Federación Obrera de la República Argentina (FORA) convocó a la huelga general y a acompañar a pie al cortejo fúnebre hasta el cementerio de la Chacharita.

Fue así que en la mañana del día 9 de enero partió desde el porteño barrio de Parque Patricios el cortejo hacia el cementerio. Según las crónicas de la época fueron miles de personas las que acompañaron los restos fúnebres. Lo hicieron en medio de un clima de mucha tensión y bajo la vigilancia de las fuerzas policiales.

Si bien existen varias versiones sobre lo sucedido lo cierto es que a la altura de Avda. Corrientes al 4.000 la columna fue brutalmente reprimida dejando un saldo de varios muertos. Otro tanto sucedió en los alrededores del cementerio.

Es importante aclarar que el accionar de las fuerzas de seguridad no se debió a una actitud irracional de los altos mandos. En esa época entre las clases dominantes existió un gran temor de que las masas obreras intentaran en Argentina instaurar una revolución social similar a la que había ocurrido en octubre de 1917 en Rusia. El primer país del planeta donde los bolcheviques habían instaurado un gobierno comunista. Situación que se agravaba con la llegada de las noticias sobre el accionar de los obreros socialistas alemanes conducidos por Rosa Luxemburgo. Fue por eso que aquí se decidió terminar de cuajo con la revuelta obrera.

Estos sucesos agudizaron el conflicto. Los obreros levantaron barricadas en distintos puntos de la ciudad generando numerosos actos de violencia. La huelga general se profundizó en Buenos Aires y en otros centros industriales. Entre ellos los numerosos obreros de Campana decidieron sumarse a los reclamos. Ellos, desde años atrás venían luchando contra el abuso patronal.

Pese a todo, en esos días, la represión policial y militar se hizo sentir con muchísima virulencia. Y un grupo de civiles creó la Guardia Blanca, una especie de grupo parapolicial nacionalista que se dedicó a perseguir a socialistas, anarquistas, sindicalistas revolucionarios y, por primera vez, a judíos. Sobre todo, a los de nacionalidad rusa.

Muchos de estos judíos fueron atacados en el actual barrio porteño de Once. Sus locales de venta fueron violentados, se los persiguió acusándolos de comunistas, fueron agredidos y torturados. Incluso, según los testimonios, muchos de ellos fueron obligados a cantar las estrofas del Himno Nacional y aquel que no sabía hacerlo era orinado en su propia cara. Este grupo luego pasaría denominarse Liga Patriótica Argentina.

Frente a estos hechos el gobierno radical tuvo una actitud dubitativa. Recién el día 13 se reunió con los propietarios de los Talleres Vasena e hijos y los intimó a llegar a un acuerdo con sus trabajadores. Hecho que tuvo un resultado positivo. El día 14, luego de una agitada asamblea, la Federación Obrera resolvió dar por terminada la huelga general y lentamente todo volvió a la calma.

Aquellos fueron días de zozobra y muerte. A tal punto que hasta el día de hoy no se sabe a ciencia cierta cual fue la cantidad de víctimas fatales que se produjeron en las filas obreras.

Como consecuencia de aquellos hechos, meses después, un grupo de jóvenes decidió fundar en Campana un comité local de la Liga Patriótica Argentina.

En el libro ya citado Fumiere reproduce, sin mencionar al orador, un vehemente discurso justificando la creación de dicha Liga debido a que "…Nuestra condición de pueblo fabril, nos sindica como uno de los puntos propicios para ser cuartel general de los explotadores de las multitudes." (Fumiere 1942, pág. 43). Es importante aclarar que con la frase "explotadores de las multitudes" el orador se refiere a los militantes socialistas, anar-quistas o sindicalistas. Acusación que en aquella época era utilizada con mucha frecuencia.

Fue así que el sábado 7 de junio en la sala de la Biblioteca Pública Municipal se reunieron un grupo de personas para proceder a la elección de su mesa directiva. Según narra el mismo Fumiere la misma quedo constituida de la siguiente manera: Presidente, Washington de la Peña; Secretario General, Juan B. Guanella; Secretarios, Francisco Nordahl y J. Miguel Mancicidor; Vocales, Bartolome J. Perrone, Pedro Pecoud, Juan Adolfo de la Peña y José María Sánchez. (Fumiere 1942, pág. 43). Todos ellos eran vecinos notables de la sociedad campanense de la época.

Al finalizar su artículo sobre la fundación de la Liga Patriótica Argentina en Campana el historiador Jorge P. Fumiere afirma: "La Biblioteca había hecho un paréntesis en sus actividades específicas, para ponerse de pie en circunstancias en que entendía llegada la hora de pensar en la acción." (Fumiere 1942, pág. 43).

Resumidamente vimos la historia que la lucha obrera en Campana ha dejado y sigue dejando sus huellas en distintos lugares y de diferentes maneras. Algunas de ellas son fáciles de encontrar y otras están escondidas en recónditos lugares. Este último es el caso de esta centenaria foto.

Una foto que nos ayuda a seguir preguntándonos sobre la historia de aquellos que aún siguen en silencio. Foto a la que aún tenemos mucho para preguntarle y, sospechamos, que ella también tiene mucho para decirnos.

Lic. Cristóbal Maro / cristobalmaro@hotmail.com


“Una foto que nos ayuda a seguir preguntándonos sobre la historia de aquellos que aún siguen en silencio". Gentileza Fototeca Campana.

 

La Semana Trágica en Campana y la historia de una foto
Por Lic. Cristóbal Maro
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-