InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 22/ago/2019 - 12:13
Edición Digital
12 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del jueves, 23/may/2019.
El Rincón de Aléthea:
Puerta al infierno
Por Angela Monsalvo



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



"Tu alma, en la tumba de piedra gris estará a solas con sus tristes pensamientos. Ningún ser humano te espiará a la hora de tu secreto. ¡Permanece callado en esa soledad! No estás completamente abandonado; los espíritus de la muerte, en la Vida, te buscan y, en la muerte, te rodean". "Espíritus de la Noche". --Edgar Allan Poe.

Las Catacumbas de París son uno de los lugares más curiosos y bellos del mundo para los amantes de lo macabro y extraño. Desde el primer día de su creación, las Catacumbas despertaron curiosidad. Fue en el año 1785, cuando se tuvo la idea de trasladar allí los huesos del poco higiénico cementerio de Les Halles, pues debían dejar espacio en los distintos cementerios de la ciudad que se encontraban al tope de su capacidad, para ello aprovecharon las canteras excavadas a 20 metros de profundidad durante el período galorromano.

Durante quince meses, se trasladaron millones de huesos de muchos cementerios, en carruajes tapados con telas de color negro, cruzaban la ciudad de noche y los bajaban a estos túneles distribuyéndolos en forma de muralla con una placa identificando la procedencia de los restos y pequeños altares con epitafios en latín que adornan el camino.

La transferencia de restos humanos continuaron hasta la década de 1870, llegándose a acumular en las Catacumbas los restos de seis millones de parisinos.

Muchos turistas con ganas de sensaciones fuertes visitan estos subterráneos, que recuerdan una parte antigua de la historia de París. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Resistencia se refugió en estos lugares insalubres para escapar de los nazis.

En la entrada de las Catacumbas, un cartel advierte del carácter extraño del lugar "¡DETÉNGANSE! ¡AQUÍ COMIENZA EL IMPERIO DE LA MUERTE!".

Siniestras calaveras, con mandíbulas desencajadas, se extienden a lo largo de una hilera interminable que se pierde en la oscuridad de estrechos pasillos subterráneos. Por ellos circula el rumor de que deambula por dichas Catacumbas, el espectro o fantasma de una dama vestida de blanco, y que de vez en cuando, al turista que se separa del grupo para incursionar solo, se le manifiesta o aparece. Cuando éso ocurre, según esta leyenda, el visitante puede tener la certeza de que morirá antes de que finalice el año.

Para realizar una visita guiada, los turistas deben bajar 130 escalones, para llegar al primer nivel; en algunas de las personas que llevan a cabo el recorrido le provocan cierta sensación de agobio, unido a que la temperatura es de 14º, con mucha humedad concentrada. La visita dura 45 minutos. Bajando al segundo nivel, se encuentran las criptas, los pasillos son más estrechos, no hay espacio para extender los brazos en forma lateral, este recorrido se acompaña con una sensación de miedo.

Hay un tercer nivel que está vedado al público, pues no está terminado y es fácil encontrarse con zonas de derrumbes; algunos turistas más intrépidos se arriesgan y logran ingresar al mismo a pesar de la vigilancia que se ejerce. Fue muy conocido el caso de un hombre que consiguió evadir la vigilancia y logró entrar, pasado unos meses se encontró su filmadora, dónde se observa la filmación que iba realizando esta persona a medida que avanzaba. Luego de un tiempo de ver las paredes de los pasillos, se observa, por su posición que dicha cámara está en el suelo y la filmación de una persona que corre hacia el final del pasillo perdiéndose en la oscuridad. Nunca se supo quién era, ni que fue de él, ya que no se encontraron sus restos.

Al final de la visita, se pasa por 200 metros de pasillos más estrechos aún rodeados de calaveras, a continuación se encuentran 83 escalones de subida que vuelven a dar acceso a la calle, a varios metros de la entrada original.


 

El Rincón de Aléthea:
Puerta al infierno
Por Angela Monsalvo
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-