InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
domingo, 20/oct/2019 - 11:05
Edición Digital
15 ºC
Muy nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 16/jun/2019.
"En la DDI le pidieron plata a mi esposo"



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Así lo afirmó Liliana Gamarra, quien habría sido privada ilegítimamente de su libertad el miércoles pasado y fue liberada por la fiscal Brizuela de la UFI 2. La DDI de Colón y 25 de Mayo fue allanada el viernes por el Ministerio Público y Asuntos Internos.

"Estoy con un miedo que antes no lo tenía. No duermo, y se me olvida qué estoy haciendo", dice Liliana Gamarra, vecina de nuestra ciudad que esta semana, junto a su esposo, Sergio Albornoz, fue protagonista de un episodio policial que fue difundido en diferentes medios nacionales e incluso locales: son los famosos "delincuentes" que aprehendió la DDI local, y que la fiscal Ana Laura Brizuela "liberó en 4 horas", el miércoles último.

En resumidas cuentas, el miércoles en horas del mediodía, Gamarra se detuvo frente a un control que personal de la DDI realizaba en las inmediaciones de una de las YPF de Ruta 9: "Yo venía de un velorio y siempre cargo en la Axion de la rotonda, pero como había mucha gente, seguí hasta ahí. Varias veces me pararon desde que compré el auto, así que me tomó por sorpresa que me dijeran que tenía pedido de secuestro. Cuando me dijeron que me tenían que llevar hasta el hospital para hacerme el precario, les pregunté si me estaban cargando…"

Ya en la DDI de 25 de Mayo y Colón, Gamarra logra comunicarse con su esposo, Sergio Albornoz, quien es hijo de un ex policía y desde hace más de una década se dedica a la seguridad privada. "Cuando llega mi esposo y pregunta por mí, le preguntan en qué había llegado, y le revisan el auto a él también. Ahí encuentran que su auto también tiene pedido de secuestro, y los chalecos antibalas y la pistola cargada. Es ahí cuando uno de los policías le empieza con insinuaciones y a pedir dinero. Mi hermana, Coti, es testigo: en la DDI le pidieron plata a mi esposo, que estaba en la entrada".

Gamarra, cuya foto fue publicada en los medios, es una conocida vecina de la ciudad dado que trabaja en el Cine Campana desde hace años. "Yo no entendía nada de lo que estaba pasando, e incluso preguntaba cuándo me podía ir porque yo tenía que ponerme el uniforme y entrar a trabajar a las 17. Y si me iban a seguir demorando, quería avisar para que me reemplacen".

Aparentemente, todo cobra un giro inesperado cuando la Fiscal Ana Laura Brizuela se hace presente en la DDI. "Uno de ellos dijo: qué raro que venga, y me preguntó si yo tenía amigos en la fiscalía. Aparte, le escuché decirle a la Fiscal que yo estaba en el calabozo, cuando nunca fue así. Si mi esposo y yo estábamos manejando dos autos con pedido de captura, no es porque seamos delincuentes. En todo caso fuimos estafados, y por la misma persona que, además, mi esposo conoce desde la infancia. No son amigos, pero fueron a la escuela juntos".

Según el relato de Gamarra, ella fue aprehendida alrededor de las 13, y se le dio aviso a la Fiscal aproximadamente a las 15, quien llegó a la DDI alrededor de las 20. "Lo que pensamos es que nos querían engañar a nosotros y a la fiscal. Cuando nos mostraran que la Fiscal había firmado nuestra liberación, incluso a ella la dejaban pegada ante nosotros como cómplice. Pero la jugada les salió mal".

COERCION Y PRIVACION ILEGÍTIMA

En nuestra edición de ayer, dábamos cuenta de que varios medios nacionales e incluso locales se hicieron eco de la supuesta mala actuación de la Fiscal Ana Laura Brizuela de la UFI y J 2 de Campana quien, en el relato periodístico "había dejado en libertad de manera sospechosa a una pareja de vecinos de Campana quienes se les había encontrado dos vehículos con la numeración de chasis adulterada, chalecos anti bala y una pistola 9 mm con balas en su cargador".

Atento al relato de la propia Fiscal Brizuela, y al de Liliana Gamarra, los medios habrían sido sorprendidos en su buena fe, dado que la información reproducida incluía imágenes con un banner de la DDI local, las fotos de los autos, y de los dos detenidos, y otros elementos incautados como la pistola, las balas, los chalecos, dinero y celulares.

Sin embargo, nuestro medio se abstuvo de reproducir la historia a la espera de confirmar que, efectivamente, uno de los aprehendidos, es titulares de una empresa de seguridad privada, y tanto los chalecos como la pistola son herramientas de trabajo y debidamente autorizadas.

"No sólo desconocieron mi autoridad, sino que además enviaron a los medios la información de forma maliciosa y mal intencionada. Es cierto, yo liberé a dos personas a quienes se le encontraron dos autos con pedido de secuestro, dos chalecos y el arma. Pero no correspondía detenerlos", aseguró la Fiscal Ana Laura Brizuela a La Auténtica Defensa.

"Ambos vecinos no tienen antecedentes, y para poder aprehenderlos preventivamente, necesito que cometan un delito cuya pena sea mayor a los 6 años. Y si había una irregularidad, sería el encubrimiento de los autos, cuya pena máxima es de 3 años. Ambos, vecinos de Campana, fueron indagados, y cuento con indicios de que fueron adquiridos de buena fe. En paralelo, tanto el arma como los chalecos antibala, tienen que ver con que son propietarios de una empresa de seguridad privada", agregó la fiscal.

Lo que podría considerarse "prima facie" como una diferencia de criterios entre los efectivos de la DDI y la Fiscal Brizuela, podría transformarse en un caso de coerción policial e incluso, intento de desviar la investigación.

"Los horarios de aprehensión que constan en el expediente no coinciden, y hubo un lapso de tres horas hasta que tomo intervención en el que no sólo retuvieron ilegalmente a estos dos vecinos, sino que ellos me manifiestan que durante ese lapso recibieron presiones de los policías para dejar la causa sin efecto. Además, no sólo difunden la historia y las fotos en los medios de comunicación, sino que solicité que se adjunten las fotos de los autos al expediente y no lo hicieron, entre otras llamativas irregularidades", agregó Brizuela.

La titular de la UFI y J2, también informó que por el supuesto caso de coerción y obstrucción de la justicia, se inició un nuevo expediente en la UFI y J 1, de Delitos Complejos a cargo de la Dra. Mabel Amoretti quien, junto con Asuntos Internos de la policía, allanó la sede local de la DDI el viernes a última hora de la tarde.



“Si mi esposo y yo estábamos manejando dos autos con pedido de captura, no es porque seamos delincuentes. En todo caso fuimos estafados, y por la misma persona", dijo Liliana Gamarra a La Auténtica Defensa.

 

"En la DDI le pidieron plata a mi esposo"
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-