InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 19/jul/2019 - 01:05
Edición Digital
12 ºC
Cubierto
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del jueves, 11/jul/2019.
Te hago el cuento:
Los artificios del ingeniero
Por Marisa Mansilla



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto




Marisa Mansilla

Presentar un libro, llevar a cabo un acto de apertura de una muestra de pintura, de fotografía, de artes combinadas, convocar a una función premier de un film a estrenarse y otros formatos frecuentes destinados a poner en conocimiento de un determinado público un objeto y a la vez hecho artístico es una modalidad socialmente instalada en el campo de la cultura para que escritores o artistas de las más diversas disciplinas acerquen sus producciones a la circulación social y las inserten a partir de este acto definitivo en el gran campo de fuerzas (para utilizar la metáfora de Pierre Bourdieu) donde todas las producciones contemporáneas y también anteriores están en constante tensión y lucha por conquistar su lugar y permanencia en él.

Éste es y no es (las dos cosas) el caso del escritor mendocino, oriundo de San Rafael y desde hace varios años residente en Campana, Fabricio Capelli, que este próximo viernes 12 de julio a las 19:30 presentará su libro "Cuentos artificiales" en la Biblioteca Pública Municipal.

"Es" porque Capelli es un escritor joven abocado a la búsqueda de una estética renovadora que hace pie en la experimentación personal con la palabra, los formatos y las estructuras discursivas para decir a través de sus historias aquello que quiere decir. Y "No es" porque Capelli con sus "Cuentos artificiales" logró interesar a la editorial Factotum que se hizo cargo de su publicación.

11 RELATOS

En 1939, Borges escribe "Pierre Menard autor del Quijote" que dialoga con "El Quijote" de Cervantes y plantea nuevas posibilidades para interpretar qué es la constitución de la "figura de autor", así como la de lector. Julio Cortázar reescribirá en "Bestiario" a una "Circe" no ya homérica sino del barrio de Almagro. Castillo en "Volvedor" homenajeará a Cortázar y Borges, así como Fogwill en "Help a él" jugará con las letras de "El aleph", también de Borges y Hernán Ronsino en "Glaxo" dará otra vuelta de tuerca a "Operación Masacre" de Rodolfo Walsh.

Así se van encadenando y dialogando los textos que ya circulan en la espiral de la literatura con los nuevos que van apareciendo; algunos se sostendrán y seguirán siendo leídos en momentos no sólo próximos a su aparición y presentación sino también en épocas posteriores suscitando múltiples y diversas interpretaciones, y otros se caerán y serán olvidados. El paso del tiempo es implacable y según el escritor y docente de teoría literaria Martín Kohan "hace justicia dejando en el tamiz sólo lo que merece la pena ser salvado".

Ahora bien la "industria editorial" que produce el objeto libro se maneja con criterios mercantiles por lo que los jóvenes o noveles escritores deben acudir a autofinanciar sus publicaciones si quieren darse a conocer e ingresar al tembladeral que es el sistema literario argentino tanto como el de otros países. Y por fuera de las grandes cadenas editoras multinacionales han ido surgiendo otros sellos nacionales más modestos pero algunos de ellos muy cuidados que ofrecen publicar a estos escritores.

¿Qué es entonces lo que ofrece al lector esta colección de "Cuentos artificiales" de Fabricio Capelli? Son 11 en total, y como dice en su comentario de contratapa el escritor Hernán Ronsino el lector podrá encontrar en ellos "fantasmas, resucitados, parras y barro, saltamontes, camioneros, maricones, puertas y granizo, novios y siestas, peleas de perros, peleas de niños, cumbia, vino, la luz mala, putas, coroneles, comisarios y curitas, todos bajo un cielo y a merced de un Dios que mata para hacer el bien".

INGENIERÍA NARRATIVA

Cuento tras cuento todos van conformando una determinada constelación de personajes, es decir un sistema en el que cada uno de ellos ocupa un lugar y función en relación con los otros personajes de las historias que se narran, pero cuya completud se alcanza en otros de los cuentos de la colección donde reaparecen y podemos apreciar de cada uno de ellos características, aspectos, participación en hechos que los definen y que fueron diseminados en los cuentos en que aparecieron pero que se recolectan para cerrar su "figura" definitiva al final.

Es el caso de personajes como por ejemplo Linares, Matildo y el cura que aparecen en el cuento "Los testigos parciales" pero que se proyectarán hacia otros relatos, por ejemplo en "El niño ha enmudecido". En este cuento donde la sumatoria de voces narradoras de los personajes nos conectan con nuestro pasado reciente el personaje de "El soldado" dice: "Me acuerdo que el curita Pedro estaba contando chistes verdes. Era buenísimo contando chistes. Y el coronel se mataba de risa. En un momento el coronel se quedó serio y le dijo al curita que esos dos maricones estaban en el cuartel, que los habían traído la noche anterior. Muchas veces el coronel le contaba al curita quiénes estaban, porque algunos pedían confesarse. Pero el curita le dijo que los maricones no merecían entrar a la casa de Dios, por eso que no valía la pena confesarlos. Entonces el coronel me dijo que le cebara un mate más y que después llevara a esos dos al paredón. Pero que antes le avisara. Así que me fui a los calabozos y los llevé al patio. El más flaco no paraba de llorar. El otro me sorprendió, era más grandote, se resistía. Así que le tuve que dar un culatazo para que se calmara. Le fui a avisar al coronel a la cocina, y ya estaba solo, el curita Pedro se había ido. Cuando salimos al patio, el coronel me dijo que primero le diera un susto al más flaco y que le tirara a las piernas. Pero cuando me puse en posición y disparé, el otro grandote salió corriendo, así que le tuve que tirar por la espalda. Me acuerdo que el coronel se reía. Después me dijeron que el flaco se murió ahí mismo, no de las balas en las rodillas, sino del susto. Yo después le pregunté al curita Pedro por qué Dios habría querido resucitar a esos dos. Pero él me dijo que Dios actúa de modos misteriosos y que tenemos que aceptar sus planes sin preguntar. Lo que sí, ahora no puedo dormir. Sueño que se me aparece el maricón grandote, convertido en demonio y que estoy desnudo contra el paredón. El maricón grandote se ríe y se baja los pantalones y me dice que me va a gustar, que no me preocupe. Justo ahí me despierto, todo transpirado."

Las reapariciones de personajes en otros cuentos de la colección podrían hacernos pensar en cierto fragmentarismo de cada cuento donde entonces, no todo está dicho y, consecuentemente, podría debilitarse la integridad de los sentidos que emergen de cada uno de ellos en particular, sin embargo este elaborado segmentarismo que exhibe una meditada "ingeniería narrativa" no lesiona en absoluto la interpretación cabal de cada historia que se cierra en sí misma y que, a la vez, contribuye a un sentido más global que emerge de toda la colección de cuentos que nos lleva de viaje por el paisaje rural mendocino en tiempos no muy alejados de este presente en que nos encontramos. "Los testigos parciales" que se construye con la alternancia de voces narradoras de nueve personajes, de los cuales la cita antes referida es una pequeña muestra, se inscribe en el género del actual realismo narrativo, pero también aparecen en otros cuentos giros, recursos o "artificios" propios de los moldes del policial y del fantástico hasta lograrse una continuidad y hasta hibridación genérica interesante.

Los "Cuentos artificiales" de Capelli no es un libro cerrado y hará como todo libro "su camino en la historia". Hasta el momento ya fue presentado en la ciudad de San Rafael, en la Casa de la provincia de Mendoza en la Ciudad Autónoma de Bs. As., en la Feria del Libro de Zárate y este próximo viernes en la Biblioteca Municipal de Campana adonde los asistentes podrán conversar con el autor.

Sin lugar a dudas serán sus lectores, y por qué no decirlo, orgullosos vecinos, finalmente agudos y activos críticos, quienes recogerán sus resonancias asociadas con la experiencia personal de cada uno de ellos, sus emociones, recuerdos, sentimientos y hasta registros o inscripciones corporales los que los completen y los lleven a perdurar o no en el espiral vertiginoso de las producciones culturales.


Nuestro vecino, el mendocino Fabricio Capelli, presentará sus “Cuentos artificiales" este viernes 12 a las 19:30 en la Biblioteca Pública Municipal. (Foto: Mara Carrión).


Marisa Mansilla/ Taller Álgebra y Fuego / marisamansilla2000@yahoo.com.ar


 

Te hago el cuento:
Los artificios del ingeniero
Por Marisa Mansilla
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-