InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 19/sep/2019 - 14:02
Edición Digital
17 ºC
Parcialmente nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 04/ago/2019.
Bicho de río
Por Santiago Tomás Mengual



Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

"Nuestro trabajo es a ciegas. Son 8 horas bajo el agua y con los ojos cerrados. Se te intensifican los sentidos porque dependes de los oídos, del tacto, de la sensación en el cuerpo", dice Aldo Schiera, buzo pasional y profesional, nacido y criado en nuestra ciudad.

"Me recuerdo de muy chico ir caminando por Rosario y descubrir los equipos de buceo en una vidriera; o de vacaciones en Cosquín, Córdoba donde me quedaba fascinado mirando el agua de los arroyos. En esa época daban "Sea Hunter" en blanco y negro por la tele. Siempre tuve pasión por el agua… " dice Aldo Schiera (46). Suena un recital de Phill Collins de fondo y comienza la ronda de mate.

Su casa, hoy depósito transitorio, está repleta de artefactos y equipos. Muchos son su desvelo y su pasatiempo. Cuando no está en el agua, dedica gran parte de su tiempo a arreglar lo dañado o pensando nuevos diseños para implementar en su oficio. Sus ojos se encienden y se le dibuja una sonrisa con sólo recordar detalles o las características de un trabajo que le encomendaron.

Fue mediando los 90’s, cuando se decidió a tomar un curso de buceo y darle rienda suelta a la curiosidad: "Me encantó. Empecé a meter cursos aprovechando el 1 a 1, porque se podía rendir afuera", recuerda. Ese primer empujón lo impulsó a seguir estudiando, e incluso postergó su boda. Junto a su pareja, viajó para terminar de formarse.

PASIÓN Y PROFESIÓN

Llegó la boda, y lo que se había iniciado como una simple curiosidad, comenzó a volverse en la fuente del sustento familiar: "Empecé a dar cursos bajando los precios porque acá no había mercado. Aposté y me fue bien, mi fanatismo era tal que la gente se empezó a enganchar. En ese momento todavía había plata para rendir en el exterior, cosa que hoy es muy difícil".

Terminó de encontrarle la vuelta al negocio cuando se recibió de buzo profesional: "Se me hizo una adicción: Me encanta trabajar con las manos, armar herramientas, hacer cosas. En el buceo recreativo no usas herramientas ni nada parecido. En el profesional tenés que aprender de todo".

Aldo ganó experiencia trabajando para diferentes empresas de la zona hasta que en el 2008 armó su propia empresa de buceo, "Onasub": "Por lo general trabajamos con empresas a la vera del río realizando tareas de limpieza, arreglos y dragados. Nuestro trabajo es a ciegas. Son 8 horas bajo el agua y con los ojos cerrados. Se te intensifican los sentidos porque dependes de los oídos, del tacto, de la sensación en el cuerpo. Se planifica cada buceo una y otra vez antes de entrar al agua y cada uno sabe cuál es su rol en el trabajo".

PROFESIONALES Y MERCENARIOS

Aunque la coyuntura económica hizo que varias empresas cierren, Aldo insiste con el potencial del rubro: "En la Argentina se sabe que hay unos 4000 buzos anotados pero sólo hay trabajando 200. Nosotros estamos con la idea de montar una escuela a nivel nacional pero nos complica Prefectura, que tiene el monopolio. En EEUU no es así: vos pones tu empresa y formas tus buzos bajo tus normas con tus manuales. En caso de que haya un accidente hay un perito y si el error es de la empresa, los responsables van en cana. Acá controla y pone las condiciones Prefectura, y suele frenar muchas cosas por trabas burocráticas".

No son muchos los que, como Aldo, hacen del buceo una profesión. Obtener la licencia de trabajo en Prefectura sólo requiere 3 meses, lo que vuelve al buceo una forma de hacer dinero fácil: "Muchos son mercenarios. Hoy por offshore se está cobrando 8 mil pesos el día y estás arriba del barco un mes y medio. Muchos apuntan a ir directamente a eso, es plata fácil pero también es fácil dejar la vida en el intento. Nosotros buscamos ir de menor a mayor. A mí no me sirve el tipo que salió con el carnet de Prefectura y se anotó porque vio "Hombres de Honor". Mi idea es formar verdaderos profesionales, con horas de buceo y experiencia acumuladas".

Aunque el peligro existe, las probabilidades de riesgo disminuyeron exponencialmente respecto al pasado. Las mejoras en los equipos y los avances técnicos dieron un marco de seguridad a una profesión que hasta hace pocos años era de corta vida: "En los 60´s un buzo que hacia eso terminaba a los 50 años artrósico por el mal uso de los gases y la presión del agua. Pero si no buceás a grandes profundidades, no hay problemas. Mi mentor tiene 82 años y sigue buceando. Mi idea es llegar a viejo y seguir bajando al agua, prolongar la vida del buzo de forma segura", y sentencia: "Amamos lo que hacemos. Te tiene que gustar, si no, no lo haces".

RIOS DE BASURA

"El Paraná está mal, nunca estuvo así. En el fondo te encontrás mucho plástico y vidrios, que son los peores componentes porque no se degradan. Ves muchos químicos y el problema no es sólo de las industrias, es en gran parte de la gente. En el Riachuelo se estaba haciendo un buen trabajo pero el problema era las afluencias que venían de La Matanza. Toda la gente tiraba la basura en el río y así es imposible", comenta y agrega: "Hemos tenido trabajos donde hemos sacado bateas de plástico contaminado que no se puede reciclar. Limpiarlo es muy caro, cuando toca hidrocarburos ya está. Sacábamos para el CEAMSE desde vacas hasta desechos hospitalarios del fondo del río. La empezamos a marcar y nos dimos cuenta que siempre era la misma basura. El mismo CEAMSE tiraba la basura en La Matanza".

El diagnóstico empeora cuando entra en detalles: "Veo muy pocos pescados. Años atrás sacábamos a toneladas, pescados chicos que se metían en las rejas de las fábricas por la temperatura del agua de proceso. Nosotros somos el problema, perjudicamos y dañamos. No sé si ésto tiene vuelta atrás. El hombre por ambición está saturando todos los sistemas. Siempre va a ganar el billete".

La ciudad tampoco le es ajena y ve en las calles inundadas un problema que es transversal a los municipios de la provincia: "Hasta que no se destapen los caños maestros del plástico acumulado, las calles se van a seguir inundando. Pero esa limpieza profunda no le conviene a nadie porque es un trabajo costoso que no se ve. Hay que sacar los tapones de plástico que hay… la gente es muy sucia e inconsciente, y todo eso se acumula en los pluviales. Nosotros hicimos un trabajo entre Bernal y Wilde: nos metimos por el canal y llegamos a un lugar donde había un tapón de 14 cuadras de plástico. Se sacó algo para que se deje de inundar pero no se hizo la solución final: eran toneladas de plástico y ese plástico todavía era reutilizable".

Además de su empresa, los sábados Aldo tiene una escuela de buceo recreativo en el club Ciudad de Campana: "A los alumnos que vienen les digo que si a las dos primeras clases no se hallan, que se vayan sin pagar. ¡Pero todavía no tuve a nadie que se haya ido! A toda persona que le guste el río, el mar, los lagos o los barcos ésto le va a encantar", concluye.



“Amamos lo que hacemos. Te tiene que gustar, si no, no lo haces", sentencia Aldo Schiera en un traje de buceo de los años 50`s.


"Mi idea es llegar a viejo y seguir bajando al agua" comenta Aldo Schiera.


 

Bicho de río
Por Santiago Tomás Mengual
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-