InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 13/dic/2019 - 08:42
Edición Digital
18 ºC
Nubes dispersas
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 01/dic/2019.

Opinión:
Construcción e inversión
Por Arq. Jorge Bader




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Jorge Bader

El futuro de la industria de la construcción está atado a la macroeconomía. El escenario ideal sería, una inflación controlada, tasas en baja y un dólar estable, variables que determinarían la vuelta del crédito. Un punto fundamental para revertir un déficit habitacional que alcanza a más de 3,5 millones de hogares.

Los créditos hipotecarios son parte de la ilusión perdida del sector y motivo de angustia para los que espontáneamente creyeron oportunamente. Las operaciones financiadas cayeron 91% en un año. "Mientras en 2018 las escrituras con crédito hipotecario marcaban un récord (más de 5500 en los primeros tres meses), este año sumaron 588 operaciones. Las comparaciones interanuales siguen siendo fuertes en lo negativo", según las palabras del presidente del Colegio de Escribanos de la ciudad de Buenos Aires, Claudio Caputo, solo analizando una parte del mercado inmobiliario correspondiente a Capital, panorama aún más cruel en la provincia de Buenos Aires.

La inflación y las tasas descontroladas generaron un fuerte descalce entre los ingresos mensuales que tiene una familia y las cuotas. En cualquier lugar del mundo moderno, la construcción se promueve desde lo público, con apoyo crediticio a largo plazo con previsibilidad financiera, con promoción y disminución de cargas impositivas y con simplificación reglamentaria para movilizar los activos urbanos.

Más burocracia es menos inversión, un adagio simple pero la base conceptual del desarrollo edilicio del mundo moderno. También es cierto que el inversor privado toma decisiones estructurales en la compra de un inmueble que dura años, con la misma volatilidad conceptual que decide invertir en un auto, leyendo las noticias de último momento, es decir que si el humor acompaña se invierte y si el humor declina se refugia en dólares que le dan la perspectiva idílica de mejor defensa de su ahorro, a veces sin razonar que aún en periodos difíciles el único resguardo de valor creciente y actualizado es la propiedad.

Hace años que reclamamos un poco de sensatez frente a esta cuestión local, reformulando códigos, dinamizando tramitaciones y disminuyendo costos improductivos. Por eso es necesario que el ámbito público acompañe esta dinámica que permite plena ocupación de mano de obra de la edificación.

La aceleración de los permisos de construcción y la modificación de limitaciones reglamentarias que no obedecen a ningún parámetro lógico de desarrollo urbano son dos ejes fundamentales del debate local. Este debate que se había anunciado como promisorio con la constitución del Concejo Urbano y que fue un fiasco oportunista, para encubrir la necesidad de aprobar la zonificación del Tajiber y el ridículo concepto de simpatía de alturas por cercanía. Ese Concejo urbano condenado al olvido en este momento, no debiera discontinuarse, sino que necesitaria rediseñarse y conformar una agenda en base a este escenario que tiene que ver con la dinamización del sector de construcción privada, porque por allí tenemos un efecto multiplicador en un lugar que ocupa un alto nivel de mano de obra con distintos tipos de calificación pero con una impronta local directa.

Por eso con la mira puesta en vigorizar la economía general a nivel local y favorecer la actividad edilicia, la agenda del Concejo urbano pasaria a ser necesariamente uno de los ejes centrales de la política de promoción del sector de la industria de la construcción desde lo que aporte a los desarrollos urbanos como lo que promueva para motivar al pequeño inversor en la ejecución de nuevos emprendimientos de pequeña escala.

No debe perderse de vista que la construcción es uno de los ámbitos donde todos pueden refugiar sus ahorros multiplicando los activos urbanos con el consecuente beneficio individual y global.

La promoción de la actividad de la construcción es uno de esos innegables ejemplos de las políticas proactivas de ganar-ganar. Los resultados benefician al inversor pero también representan un incremento de inversión urbana y recaudación impositiva por conceptos inmobiliarios y de servicios.


Arq. Jorge Bader - Matrícula CAPBA 4015


 

Opinión:
Construcción e inversión
Por Arq. Jorge Bader
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar





COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-