InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
viernes, 13/dic/2019 - 07:12
Edición Digital
12 ºC
Nubes dispersas
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 01/dic/2019.

Fútbol Infantil:
Hoy y lo social distinto
Por Néstor Oscar Bueri




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Néstor Oscar Bueri

Bajaba del tren tomado de la mano de mi papá, subía a la Fiat 1500 de mi abuelo y rápido a casa a prender la tele: en una de esas pasaban el partido de San Lorenzo que había ido a ver. Ese domingo fue un día agitado y encima no había terminado. Me acostaba deseando y soñando con que el "Toscano" Rendo me diera un pase, hacer una pared con el "Bambino" Veira, tirársela larga al "Loco" Doval, y que el "Lobo" Fischer meta un zurdazo que levante la red. Y ahí abrazarnos en el gol confundido entre camisetas azulgranas. Ese era mi deseo: jugar en San Lorenzo y con esos jugadores.

Todos los días, el patio y las macetas se convertían en mi entrenamiento diario para lograr lo que más me interesaba: llegar a la Primera, ponerme esos colores, salir a la cancha, jugar, hacer goles, abrazar a mis ídolos, defender el honor de un equipo que me enamoraba todos los días. Sentía que mi deseo y mi interés era el de esos jugadores también. Ellos ya lo habían conseguido, ya defendían el honor y el respeto y permanecían en el equipo durante años, así tengan que viajar en colectivo. La paga no era grande y el 0 kilómetro estaba fuera del alcance rápido. Sabían perfectamente la diferencia entre grupo y equipo, por eso ningún interés extra estaba por encima de unos colores que alguien eligió por historia; esos colores que significaban sacrificio en cada entrenamiento, respeto por cada compañero y respeto por cada persona que sentía los mismo que ellos. Y entre esas personas estaba yo.

Así se siente el fútbol. Mente, cuerpo y alma en algo que se lleva como camiseta adherida a la piel y al corazón. Así se desea en el alma llegar al objetivo con mira telescópica incluida que nació en la infancia. Tener que defender colores hasta el último raspón, hasta que pese la camiseta con el agua del sudor. El equipo por sobre todas las cosas. Aunque haya que viajar en colectivo varias horas para ir a practicar, aunque el agua caliente de la ducha del vestuario sea una quimera. No pasaba nada si a los botines le faltaban tapones, si a la pelota pesaba una tonelada y si para volver a sus casas la parada del colectivo quedaba a varias cuadras del estadio. Así eran nuestros ídolos de la infancia: sacrificados hombres sin otro interés que un equipo campeón.

Hoy tres adolescentes se juntan en reunión ya anticipada, su equipo se juega grandes cosas para equipo grande. La noche pasa rápido y el sol los despierta en medio del desconcierto de la ignorancia preparada. No solo los despierta la realidad, también los abofetea y decide su futuro inesperado. Una noche de alcohol barato, ruidos de música ligera, una chica de sexo fácil, un auto de paso y una cama desconocida. Así es el objetivo de los adolescentes cuando su equipo se sumerge en el dolor.

Objetivos distintos, finales distintos. Hoy poco interesa el equipo, todo un entorno social mediático devora adolescentes. Les enseña la cultura cambiada, se la da vuelta y los descarta. El equipo poco importa. Ya no hay colectivos, hay un 0 kilómetro en la puerta, el agua caliente sale pronta, los botines hasta tienen alas para volar y una chica vedette reemplaza a la familia. Eso interesa, eso los conmueve y los mueve. A veces, equipo no es sinónimo de placer. A veces, el placer quedará de lado, muy de lado. Recordando a Sui Generis, habrá un montón de diarios apilados, una flor cuidando el pasado, un rumor de voces que gritan y un millón de manos que aplaudan, cuando ya se empiecen a quedar solos… ¡Cuánta pena!

Hasta la próxima

Néstor Oscar Bueri, Psicólogo Social


 

Fútbol Infantil:
Hoy y lo social distinto
Por Néstor Oscar Bueri
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar





COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-