InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
sábado, 06/jun/2020 - 18:05
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 12/ene/2020.

Vacaciones: enfrentar los cambios, el desafío de los chicos con autismo




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Las vacaciones para las personas con TEA representan un tiempo de desafíos y, sobre todo, de cambios, que si no se anticipan, pueden resultar estresantes. La pediatra Karina Gutson, integrante del Programa Argentino para Niños, Adolescentes y Adultos en Condiciones del Espectro Autista (Panaacea), resume en qué consiste esta condición: "Se considera que es una alteración del desarrollo temprano del cerebro en la que las neuronas se conectan de manera diferente y eso hace que el niño se desarrolle con dificultades para comunicarse y para la socialización".

Gutson explica otra característica de las personas con autismo que puede ser relevante a la hora de planear las vacaciones: "Estos chicos suelen tener una manera de pensar rígida, estructurada, por eso tienen mucha dificultad para adaptarse a los cambios y las vacaciones son tiempos de cambios. Si no se trabaja eso, puede generar mucho estrés".

"Las vacaciones, en general, son un período de desestructura, pero para los chicos con autismo, que tienen rutinas muy rígidas, les puede generar ansiedad. Por eso, es bueno armarles una serie de hábitos para su veraneo -dice Carina Morillo, madre de Iván, de 17 años y con TEA, y presidenta de la Fundación Brincar x un Autismo Feliz-. Ellos necesitan un orden".

"Lo primero que hay que entender es que toda persona con desafíos en el desarrollo debe transitar un merecido tiempo de ocio: la carga terapéutica de las personas con TEA ronda las 20 horas semanales, además del colegio o los talleres", describe Sierra psicóloga formada en TEA.

En general, los tratamientos toman una pausa en enero. Pero también para preparar las vacaciones la familia necesita contar con asistencia terapéutica. Cintia Fritz, autora del blog La aventura diferente en el que cuenta sus vivencias con su hijo con autismo Lautaro, de 4 años, indica: "En las últimas sesiones de terapia antes de las vacaciones se habla con el equipo terapéutico, se avisa el tiempo en que vamos a salir y los especialistas son los que se encargan de poner a Lauti en situación junto a sus padres".

Anticipación

Una de las técnicas habituales para adelantarles a los chicos con autismo las contingencias del viaje es trabajar con lo que se llama anticipadores visuales, que son imágenes representativas de lo que vendrá. El recurso es importante porque, según la Sociedad Argentina de Pediatría, poco más del 50 por ciento de las personas con trastorno autista tiene ausencia de lenguaje verbal.

"Como en general estos chicos tienen una memoria de lo que ven muy grande, durante un tiempo antes de salir le mostramos a Lauti imágenes del lugar donde vamos a ir y de las cosas que vamos a hacer", señala Fritz. Y agrega Sierra: "Usamos algo que se llama historia social, que es una sucesión de imágenes con su respectiva palabra escrita abajo que anticipa lo que va a pasar".

Otros de los temas que se debe tener en cuenta a la hora de planear las vacaciones son los traslados por aire o tierra. Generalmente, se buscan recursos para que los chicos con TEA no se desestabilicen. "Algo que siempre hago es aprovechar la prioridad, para no hacer la cola en el check in y para poder subir al avión primeros. Después, el vuelo a Iván le encanta", comenta Morillo.

Fernando Satorra es programador y padre de Juan Martín, de 10 años y con TEA. Él aconseja, si se va en auto, "no ir a un lugar demasiado lejano, y elegir momentos donde la ruta no esté cargada".

En el terreno ya de las vacaciones, una idea que se repite entre los padres es la de crear una zona segura. "Hay que tener en cuenta que ellos están en un ámbito que desconocen -explica Morillo-. Les tenés que generar seguridad. Por ejemplo, en la playa, Iván se tiene que sentar siempre en el mismo lugar donde hay poca gente, y en su reposera". Sierra destaca el uso de otro recurso: "Es importante llevar una caja sensorial, con objetos para bajar la ansiedad: juguetes que él siempre lleva, el vaso del desayuno. Todo para que el ambiente nuevo que visita no le parezca hostil, sino amigable".

El autismo se representa universalmente con el color azul. Las versiones dicen que se trata del color del mar, porque al igual que esta masa de agua, el carácter de las personas con TEA puede ser calmo o tormentoso. En las vacaciones, las familias de los chicos con autismo hacen todo lo posible, con amorosa dedicación, para que la calma venza a la tormenta.

"Salir de vacaciones genera muchas hormigas en la panza, pero está bueno que nos animemos. A todos nos hace bien al alma", concluye Morillo.

Por Germán Wille


Imagen ilustrativa.

 

Vacaciones: enfrentar los cambios, el desafío de los chicos con autismo
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-