InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 20/ene/2020 - 06:37
Edición Digital
23 ºC
Despejado
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del jueves, 16/ene/2020.

El Rincón de Aléthea:
El crepitar de las llamas
Por Angela Monsalvo




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto




"Los grandes incendios nacen de las pequeñas chispas." --Autor Anónimo.

"Tremendo contraste entre el crepitar del fuego en su comienzo y la paz de la ceniza en su final." --José Luis Coll.

Hace miles de años, en los finales de la época llamada Edad de Piedra, el hombre descubrió el fuego y se dio cuenta que con éste podía hacer huir a los animales gigantes. Este elemento era algo prodigioso, con el cual los alimentos se hacían más fáciles de comer y eran más sabrosos: además, del calor que proporcionaba en las noches de frío, iluminaba el lugar y si se lo cuidaba duraba mucho tiempo encendido.

El fuego era la alegría de aquellos hombres. Por las noches hacían un fuego delante de la cueva en que vivían y se sentaban a su alrededor, durante las veladas planificaban las tareas que debían realizar al día siguiente; también a su alrededor se celebraban fiestas por distintos motivos.

Esta forma de realizar actividades alrededor del fuego, se fue transmitiendo de generación en generación. A medida que la civilización fue avanzando, la importancia del fuego para el hombre cambió. En la actualidad para iluminar se usa la electricidad; para calentarse, usan ropas adecuadas a la temperatura de cada lugar y emplea artefactos apropiados; no existen animales gigantescos como el mamut y, por otra parte se cuenta con medios de defensa superiores al fuego.

Se conoce como fuego, a la luz y el calor producidos como consecuencia de la combustión. El mismo se produce generalmente tras la reacción química de oxidación y algunas de sus manifestaciones más características resultan ser las llamas, el extremo calor y la emanación de dióxido de carbono y de vapor de agua. Al fuego descontrolado se lo conoce popularmente como incendio.

El voraz incendio que azota a Australia en estos momentos, demuestra la gravedad de lo que sucede, la gran extensión del daño que amenaza la vida silvestre y humana del país y las condiciones climáticas que permiten prever un futuro poco promisorio.

El calor que arrasa el territorio llegó a picos de 47ºC, con una temperatura récord de 42ºC; la escasez de lluvias lleva meses en todo el territorio y es la más importante sequía en 120 años; los vientos no pararon de soplar, con ráfagas de hasta 95 Km. por hora.

A principios del mes de Noviembre, se vislumbraba el peligro de incendio "catastrófico", porque la ola de calor persistía acompañada de una sequía severa y prolongada. Toda Australia asume que es el mayor desastre de la historia.

El humo provocado por estos incendios llegó al Continente Americano, con una nube que recorrió 12.000 Km. Aunque se encuentra a 6.000 metros de altura, se puede observar sobre el horizonte un sol con tonos rojos y un cielo menos prístino afectando toda la zona oeste del sur del continente.

El cambio climático es el responsable del aumento de las temperaturas así como de la sequedad del suelo, especialmente porque los períodos de escasez de agua son cada vez más largos, lo que provoca a su vez el aumento de la inflamabilidad de la vegetación tanto viva como muerta.

El incremento de estos incendios se debe a un fenómeno conocido como Dipolo del Océano Índico, algo parecido al fenómeno del Niño.

El fuego en su avance va dejando sobre el terreno una suerte de quemaduras marrones, sobre todo en la Isla Canguro, un santuario natural ubicado frente a la parte continental del sur de Australia.

Además de ser un centro turístico para locales y extranjeros, la isla cuenta con una colonia de abejas melíferas de Liguria. De acuerdo con información de la NASA, es la única población de esta especie de raza pura y libre de enfermedades a escala mundial.

Ecologistas de la Universidad de Sydney, calculan que más de 480 millones de animales han muerto directa o indirectamente a causa de los incendios, entre los que figuran varias especies en peligro de extinción como canguros, koalas y wombats.


 

El Rincón de Aléthea:
El crepitar de las llamas
Por Angela Monsalvo
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-