InicioSocialesFarmaciasForoLADArchivoHoróscoposClasificadosBúsquedaCampaBA.com
  Ir a la edición del día
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA - CAMPANA, BUENOS AIRES, ARGENTINA
  Campana, jueves, 23/oct/2014 - 03:37 - Edición Digital
16 ºC
Parcialmente nuboso
 
Encuéntranos en Google+
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Google+
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 29/ago/2004.
HOMEOPATIA UNICISTA - Una Medicina para una Mejor Calidad de Vida
¿ENFERMEDADES o ENFERMOS?
Dr. Mariano Parapar

Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Supongamos que una persona consulta al dermatólogo por padecer pie de atleta, recibe el tratamiento local correspondiente y al poco tiempo desaparecen sus molestias. Unos meses más tarde, comienza a sufrir acidez de estómago. Esta vez consulta al gastroenterólogo quien indica un tratamiento exitoso para su dolencia. Al año siguiente, adquiere una infección en los riñones y debe ser internado. En esta oportunidad, es atendido por el nefrólogo, quien también indica un tratamiento efectivo y luego de unos días, el paciente es dado de alta. En los años siguientes no padece ninguna enfermedad, pero un día es inesperadamente despedido de su trabajo y comienza a manifestar marcada depresión, por la cual consulta al psiquiatra quien prescribe el tratamiento habitual con psicofármacos. Finalmente, luego de una fuerte discusión con su esposa, sufre un infarto que casi le cuesta la vida.

En el ejemplo anterior, vemos que el paciente consultó a varios médicos a lo largo de su vida por haber sufrido enfermedades que no tienen relación unas con otras y fue tratado según lo que se considera correcto en la medicina tradicional. Sin embargo, esta escalada de enfermedades cada vez más graves casi acaba con su vida, ¿qué hizo que esta persona enfermara cada vez más gravemente?

Cualquier persona con sentido común pensará que esto se debe a un ¨desgaste¨ o ¨debilitamiento¨ del organismo a lo largo de los años. Esta es una suposición bastante cercana a lo que realmente ocurre, excepto por una gran diferencia: el ser humano no es solo un organismo o un conjunto de órganos o piezas similar a un motor. Al hablar de ¨ser¨, hablamos de vida y un conjunto de órganos puede se tanto un ser vivo como un cadáver. Este último no experimenta ninguna sensación y no desarrolla función o acción alguna. ¿Quién sino un ser puede poseer estas maravillosas cualidades?

Un ser humano, como todo ser vivo, posee una fuerza que mantiene el funciona miento de esa ¨máquina ¨ que es el organismo. Ésta también le otorga capacidad de pensar, de sentir, de decidir, etc, lo cual lo hace diferente al resto de los se res vivos, le da su identidad de especie. Esta fuerza que gobierna de forma auto noma y automática toda función del organismo vivo se llama energía Vital. y ella es la que se ¨desgasta¨, se ¨debilita¨, dando lugar al mal funcionamiento del organismo y, consecuentemente, a la aparición de trastornos cada vez más graves, no solo en el organismo sino también en el ser en general, en la persona. De esta manera, se desgasta la función de tal o cual órgano al tiempo que se debilita el ánimo, la voluntad o la afectividad, los cuales no surgen de la función de un órgano específico sino de todo el ser.

Los tratamientos tradicionales para la enfermedad o sus síntomas, no modifica este estado de la energía, pues están dirigidos contra la función orgánica alterada por el desequilibrio vital y no actúan sobre este último. Es por ello que pacientes como el de nuestro ejemplo continúan con el curso natural del desequilibrio vital en un sentido ¨hacia dentro¨, afectando órganos cada vez más indispensables para la vida.

La medicina Homeopática, al tratar al enfermo y su desequilibrio energético utilizando una energía similar a su fuerza vital, el medicamento dinamizado (altamente diluido y exaltadas sus propiedades medicinales por fuertes sacudidas) es capaz de revertir el sentido ¨hacia dentro¨ , logrando la desaparición de las dolencias en un sentido ¨hacia fuera¨. Primero se equilibra lo inmaterial, la voluntad, el afecto, etc. Luego las funciones materiales de los respectivos órganos, desde los más vitales y profundos y, por último, los menos vitales y superficiales.

Esta es la única forma en que se puede asegurar que el paciente (y no solo la enfermedad) está curado en su totalidad, y que, en términos preventivos, no enfermará más gravemente en el futuro, como la experiencia lo confirma día a día .

Hasta la próxima !

Dr. Mariano Parapar

MP: 56477

email: mparapar@hotmail. com


 

HOMEOPATIA UNICISTA - Una Medicina para una Mejor Calidad de Vida
¿ENFERMEDADES o ENFERMOS?
Dr. Mariano Parapar
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:





COMUNIDAD LAD:
Foro LAD
Sociales de LAD
Frases del Día
Fotos del Día
WEBS AMIGAS:
Clasificados Campana
Portal de Campana
Portal de Zárate
Publicidad Local
RECOMENDADOS:
Campana Argentina
CampaBA.com
Semanario del Pescador
Pregón Agropecuario
PATROCINADOS:
Catálogo Industrial
El Cato Institute
Fundación Leer
Anuncie aquí
Medición de visitas con Google Analytics  
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel./Fax: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.net