InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
domingo, 17/ene/2021 - 10:16
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del domingo, 16/mar/2014 de La Auténtica Defensa.

El género de ficción científica y la cuestión distópica en "Fahrenheit 451" (1966) de Truffaut
Por Lic. Ana Carolina Erregarena




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



En columnas anteriores correspondientes al año pasado, nos hemos acercado al mundo de la ficción científica cinematográfica y en relación a ello, hemos hablado también de la cuestión distópica. Retomemos algunos de los aspectos más relevantes:

Es sabido que los films clasificados dentro del género de ficción científica poseen como características esenciales -entre otras- el planteo de una relación conflictiva entre el hombre y el avance tecnológico, el anticipo de una sociedad futura (carácter futurista) y la descripción analítica de una serie de problemáticas que no son las más deseadas por la sociedad en su conjunto.

De alguna manera, todas estas características nos conducen a una cuestión denominada "distopía", cuestión que no sólo se presenta en el mundo cinematográfico sino también en el campo de los saberes específicamente literarios. Si hacemos un poco de memoria sobre el término "distopía", podemos recordar que dicha terminología nos remite a una sociedad ficticia indeseable en sí misma. Esta sociedad distópica suele ser introducida por medio de una novela, ensayo, comic o cine. La mayor parte de las distopías describen sociedades que son consecuencia de tendencias actuales y que llevan a situaciones totalmente indeseables. Surgen como obras de advertencia, o como sátiras, que muestran las tendencias actuales extrapoladas en finales apocalípticos. Se considera la palabra "antiutopía" como sinónimo de "distopía".

Es mi intención en la presente columna, hacer un breve comentario de los aspectos más relevantes del film clásico "Fahrenheit 451" (1966, origen: Reino Unido) perteneciente al director Francois Truffaut, film que -como ya sabemos- se halla basado en la novela de ciencia ficción del escritor Ray Bradbury.

¿Por qué recibe el nombre de "Fahrenheit 451" el film? "Fahrenheit 451 es la temperatura a la que las hojas de los libros se prenden y arden", sostiene el protagonista Montag -un bombero que tiene la orden de quemar libros-. El motivo: "Leer libros hace infeliz a la gente" es el lema que sostiene la sociedad en la cual se inscribe Montag, sociedad que se encuentra sumamente cansada de pensar. Esa sociedad post- moderna ya no desea pensar, anula el pensamiento para no sufrir y el ser evade sus problemas al sumergirse en un mundo meramente superficial y frívolo.

El eje temático del film se halla relacionado con la cuestión distópica y los aspectos más significativos que nos permiten fundamentar esta cuestión son: (1) lo indeseable; (2) lo satírico; (3) lo apocalíptico.

En primer término, las problemáticas sociales indeseables -como ya hemos adelantado en líneas precedentes- que aparecen en el film son: las autoridades gubernamentales tienen por objeto que la sociedad no piense, que la sociedad no recuerde, que la sociedad no sienta para no sufrir. Es por ello que se produce la quema de libros; ésa es la función de los bomberos del "Fahrenheit 451" pertenecientes a la Era Post- Moderna.

En este sentido, resulta interesante el fragmento de un libro que Montag lee a su esposa en una reunión con amigas. Dicho texto despierta sentimientos y emociones, nos invita a pensar y a sentir; algo que la sociedad en su conjunto rechaza. El texto leído por Montag refleja los problemas de pareja: la falta de comunicación, la carencia de una relación genuina. La evasión es el camino que elige la sociedad, el no querer sentir más porque trae sufrimiento. Hay todo un cansancio que desborda a la sociedad. Mientras Montag dice a su esposa Linda: "Tengo que leer, volver a los recuerdos del pasado"; el resto de las amigas de Linda expresa lo contrario. La reacción de una amiga es la negación, ella dice: "La vida no es como en las novelas… novelas y lágrimas, novelas y suicidio. ¡Las novelas son perversas!". Otra amiga dice: "´¿Acaso ya no hay suficientes problemas? ¿Por qué disgustarnos con esa basura? Nos estábamos divirtiéndonos tanto". Hay una necesidad de evasión -como afirmábamos en líneas precedentes-.

Entre las problemáticas sociales más importantes que prevalecen en esa sociedad post- moderna aparecen: (1) el suicidio como algo que se da en una gran cantidad, se lo toma como un problema común; no sorprende. (2) El vínculo entre la tecnología y el hombre. Se usa la tecnología para evadir la realidad circundante. Sin embargo, la tecnología es sinónimo de distanciamiento, frivolidad y superficialidad.

En segundo término, lo satírico tiene que ver con la escena en que el protagonista Montag encuentra a su esposa con un intento de suicidio al tomar un exceso de pastillas. Al llamar a emergencias médicas en forma telefónica, queda en evidencia la burocracia del sistema.

Otra escena satírica es cuando Linda, esposa de Montag, establece una comunicación virtual con la pantalla de la televisión digital, en vez de establecer un diálogo genuino con su esposo que se encontraba a su lado.

En tercer término, el final apocalíptico. El sistema de sociedad post- moderno propone la "robotización" de las personas, desea que todas las personas que conforman la sociedad sean iguales; por esta razón, las personas no deben leer. Se prohíbe la lectura para que no haya seres humanos superiores. A este sistema imperante en la Era Post- Moderna se contrapone Montag. El protagonista Montag se revela y pasa a ser un fugitivo, un delincuente. Montag no "encaja" en ese sistema, se desvincula del mismo. Finalmente, Montag se une a un grupo de personas que se aíslan y se dedican a memorizar libros, cada persona lleva el nombre del libro que memoriza: "Por fuera son vagabundos, pero por dentro son bibliotecas. Están desperdigados en estaciones de trenes abandonados, vagando por los caminos (refiriéndose a las personas que leen). Un hombre por ahí amaba algún libro y para no perderlo preferimos aprenderlo. Somos una minoría de indeseables que gritan en el páramo, pero no siempre será así. Algún día nos llamarán de uno en uno a recitar lo que aprendimos y volverán a imprimir libros. Y cuando llegue la próxima era oscura nuestros descendientes harán como hemos hecho nosotros", sostiene un personaje del film. A ese grupo de personas que son minoría pertenece el personaje de Clarisse, una profesora que se interesa por los libros y que se releva al sistema. Clarisse entabla una relación de amistad con Montag cuando éste va camino a su trabajo. Ambos terminan caminando juntos recitando un libro en medio de la naturaleza.

Cabe añadir que la trama del film "Fahrenheit 451" del director Truffaut posee similitudes con la trama del film "Brazil" (1985, Reino Unido, Terry Gillian) -film que hemos trabajado también en una columna del año pasado-. Por lo tanto, puede establecerse una comparación entre ambos films.

Lo expuesto constituyó un acercamiento al film "Faherenheit 451" dando lugar a múltiples lecturas posibles.

Ana Carolina Erregarena

Licenciada en Letras (UBA, 1999)


 

El género de ficción científica y la cuestión distópica en "Fahrenheit 451" (1966) de Truffaut
Por Lic. Ana Carolina Erregarena
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar



COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-