InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 22/oct/2020 - 10:04
Edición Digital
Cubierto con lluvias
13ºC Viento del Este a 13Km/h
Cubierto con lluvias
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 13/abr/2014.

Cultura:
Evocación de Oscar Serrano
Por Marisa Mansilla




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

¿Cuántas veces hablamos del tema de la muerte? No una, varias veces.

Mirá que después de la muerte, no hay nada, eh. Ya está, todo se terminó, no te hagás ilusiones.

No, ya sé.

La verdad es que yo opinaba lo mismo y tampoco era una persona que se hiciera con frecuencia "ilusiones". Coincidía en esto con Oscar Serrano, así como en la pasión por la literatura, y esa pasión irrenunciable fue la que nos acercó.

Pero ahora, que sigo pensando lo mismo, creo también, o al menos quisiera creer, que aún después de la muerte los vínculos que se construyeron durante la vida si fueron genuinos, sólidos, sinceros perduran entre las personas y si alguno ya no está, la evocación y el recuerdo de los otros lo trae siempre de vuelta.

No recuerdo en qué año, pero ya instalada con mi familia en Campana, mis hijos muy chicos, todavía bebés, y haciendo mis primeras armas en la docencia fui a la librería de Oscar a comprar lapiceras, cuadernos, no sé, algunos útiles. Me dejé tentar también con los libros que comenzó a ofrecerme y empezamos a conversar de sus lecturas, de lo que escribía, de mis lecturas, de mi trabajo en la docencia, en fin desde allí a las más diversas cosas que podían ir surgiendo.

Oscar era un lector compulsivo y obsesivo que recorría sobre todo la literatura inglesa, francesa, norteamericana, la literatura argentina y latinoamericana y esos múltiples itinerarios de lecturas que se iba fijando nutrían las conversaciones. Intercambiábamos pareceres, libros, artículos de crítica literaria y entonces comprar lapiceras y cuadernos dejó de ser una necesidad de aprovisionamiento de recursos escolares para convertirse en una excusa para que esas charlas no se interrumpieran.

Oscar leía y subrayaba, hacía comentarios y todo tipo de glosas en los márgenes y en los pies de páginas y sus comentarios tenían que ver con su lectura "de escritor". Algo de lo leído le había disparado una idea, o bien le llamaba la atención la utilización de tal o cual adjetivo, cuestionaba en ocasiones la eficacia de los finales o la marcha de la narración, era durísimo con la crítica literaria que siempre le parecía "embrollada", pero a la vez leía artículos críticos fervorosamente porque le generaban curiosidad las múltiples formas de abordaje de los textos y la diversidad de posturas que podían surgir en el análisis de una obra.

Y así como fue un lector inclaudicable, fue también un escritor prolífico ; tanto, que lo que hoy se conoce de su obra es en realidad algo así como la punta del iceberg, una mínima porción de un corpus variado que aún permanece inédito.

Creo que la primera vez que recibió un premio en un Concurso literario llevado a cabo aquí en Campana fue el año siguiente de haber finalizado sus estudios secundarios y esto de alguna manera obró como confirmación de algo que muy tempranamente se había manifestado en él pero que en esa oportunidad se presentaba con contundencia, sería escritor. Como buen escritor fue un observador agudo, perceptivo, curioso al que la literatura le despabilaba todos los sentidos, le abría las puertas del conocimiento y le permitía incursionar en mundos reales o fantásticos tanto para interpretarlos como para construirlos. En ellos sus personajes representaban un amplio marco que incluía desde los más cándidos o pueriles hasta los más oscuros no exentos de cierta perversidad, pero todos ellos construídos de manera impecable y a veces delirada pero siempre apropiada a sus historias sin desperdicios.

Oscar publicó cuatro libros de narrativa : "Cuestión de simetría & otros ejercicios"(1988, edit. Ocruxaves), "Effectus"(2000, edit. Dunken), Aprontes para la caza(novela breve y otros relatos publicados en 2006, por edit. Dunken) y tiene también publicados en diversas antologías cuentos que fueron premiados en diferentes concursos en los que participó como por ejemplo "Poyo a la portuguesa" que aparece en la antología de cuentos del Concurso de Gaspar L. Benavento en 1977 (y que reaparecerá después en otras ediciones así como será vuelto a publicar en la Revista "Álgebra y Fuego" Nº 3) y "Puesto de frontera" en los "39 cuentos argentinos de vanguardia" compilados por Carlos Mastrángelo para la editorial Plus Ultra en 1980, entre otros.

Y publicó también poesía : "Campo de girasoles" (1963 y republicado en 2003 por edit. Dunken), "Campanulario" ( volumen del que se podrían hacer las mismas observaciones que en el caso anterior), "Viento del Sudeste" (1970 y vuelto a publicar en el 2004 por edit. Dunken), "Oscuros dormitorios"(2010), "Orden de naufragio (Importunus)" (2007), "Dioses furtivos" Carcarañá 1952 ( 2009, edit. Dunken) y "Adoneus ( en los establos profundos)" (2010, todos estos de la misma editorial)

Sin embargo su obra no termina en estos títulos ya que se conservan publicaciones de años muy anteriores de una factura más bien casera o artesanal que él escribía a máquina o mimeografiaba y de esa forma reproducía o fotocopiaba y regalaba a sus amigos en unos libritos-carpetitas muy prolijos y con algún tipo de ilustración.

Cuando publicó "Cuestión de simetría & otras cuestiones" me pidió que hiciera la presentación de su libro conjuntamente con la prof. Olga García, cosa que hicimos con mucho gusto y desde allí fuimos acompañando sus presentaciones conjuntamente con Nélida Coltelli, Osvaldo Crocce, María Eugenia Núñez y otras personas.

Su vocación frustrada de estudiante de la carrera de Historia en la Universidad de Bs.As. lo hizo también incursionar en la narrativa histórica y desde esa óptica escribió también los "Cuentos de Exaltación de la Cruz", una "Vida de Santa Florentina" y un estudio acerca de la casa de los hermanos Costa que creo que no han sido publicados por editoriales comerciales.

Pero recorrer una obra es también recorrer una vida con todas sus circunstancias. Fueron pasando los años y la dureza de la enfermedad comenzó a acecharlo, luchó, sostuvo hasta el final proyectos de publicación de su obra que en gran medida quedaba inédita y un buen día decidió que ya todo intento era inútil, estaba superado , no podía más.

Este 16 de abril se cumplen dos años de la muerte de Oscar Serrano, no pude escribir nada en ese momento, sigo recordando al amigo, a las interminables conversaciones, valorando algo de su vasta producción literaria y asimismo su gesto de valentía en la decisión final.







 

Cultura:
Evocación de Oscar Serrano
Por Marisa Mansilla
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar



COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-