InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosHCDCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
sábado, 17/abr/2021 - 13:39
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del viernes, 05/sep/2014 de La Auténtica Defensa.

La Comedia de Campana:
Las dos formas de ver el vaso
Para recortar y coleccionar: Fragmento Nº 2 :-)




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

45 años haciendo cultura

Una vivencia que no le deseo a nadie:

Escena: el Teatro del Sol en cualquiera de las que fueron sus casas...

Época: nuestro tiempo...

Estamos con Ana, con Gabriela, con Betty... en el Teatro del Sol, junto con los artistas invitados que protagonizarán la función del día de hoy.

Las agujas del reloj siguen girando, directo hacia la hora fijada para el comienzo de la función.

Sin embargo, pese a ese inexorable andar de los minutos, ninguna persona de cualquier sexo, estatura, color de pelo o condición social, llega hasta la puerta del teatro para sacar su entrada.

Mi corazón, al igual que el de mis cómplices, comienza a palpitar cada vez con más violencia...

Miradas furtivas de un@ hacia l@s otr@ nos demuestran cuán innecesarias son las palabras!

Cuando ya falta un minuto para comenzar la función sabemos perfectamente que tal función no se realizará... Solo falta decidir quién de nosotros tendrá que acercarse a los camarines para darles a los artistas la noticia de que el público de Campana no se ha hecho presente!...

Al margen de la cuota de humor con que uno intente contarlo, no deja de ser una experiencia francamente horrible. Sobre todo teniendo en cuenta que, por actores y por gente de teatro, sabemos a la perfección las expectativas con que nuestr@s colegas habían alimentado su entusiasmo para hacer surgir la energía creadora que inundaría la escena...

Triste historia, repetida muchas veces a lo largo del tiempo en que el Teatro del Sol permaneció con sus puertas abiertas, tanto en su primera casa, en la calle Sívori esquina Belgrano, así como en la casona de la calle Belgrano entre Jacob y Coletta en que funcionó después, y en las sedes del Club Arsenal primero y del Club San Lorenzo, más tarde, que nos cobijaron cuando ya habíamos perdido nuestra sala...

Y sin embargo... cuando escribo "triste historia", de inmediato debo retractarme!

Nada a lo largo de toda mi Vida me proporcionó tan constantemente la posibilidad franca de conocer nuev@s amig@s y establecer nuevas relaciones con otros bichos humanos con quienes, en la mayoría de los casos, teníamos tanto en común!

¡Otro que triste historia! ¡Magnífica historia! ¡Historia vital!...

Cada vez que un elenco llegaba al teatro, generalmente con, como mínimo, cuatro o cinco horas de antelación a la hora de la función, nos íbamos llenando de una sensación difícil de describir: una mezcla de alegría, de orgullo, de agradecimiento... En cada una de esas instancias comprobábamos una vez más que aquell@s que nos visitaban, no importa de dónde vinieran ni la calidad de lo que iban a ofrecernos, tenían un montón grande de cosas en común con nosotros, estaban una y otra vez dispuestos a celebrar la vida, y llegaban impregnados de esa no siempre confesada voluntad de no estar solos!

Tal vez ése haya sido uno de los descubrimientos más importantes y profundos que, en lo personal, me aportó el Teatro: el darme cuenta y el comprobar lo parecidos que somos un@s a otr@s, al margen de los límites ficticios inventados por la sociedad para dividirnos.

Claro que no hace falta hablar el mismo idioma para captar toda la energía de un cuerpo que vibra junto al nuestro fundido en el abrazo!

Pero tampoco hace falta hablar el mismo idioma para comprobar cómo uno puede comprender y ser comprendido, cómo el vecino o la vecina sienten las mismas cosas, y cómo, más allá de las ideologías, todos compartimos similares criterios sobre el bien y el mal...

En el año 2003 estuve charlando, café de por medio, con un director iraquí y un actor yanki, sentados los tres a la mesa de un bar en el centro de Halifax, en Canadá, en el preciso momento en que la televisión daba la noticia que las tropas de los Estados Unidos estaban invadiendo a Irak!

Y tuve el privilegio (ahora, visto a la distancia, puedo llamarlo así) de estar en un país del mundo árabe cuando cayeron las torres gemelas aquel inolvidable 11 de septiembre!


Inauguración de la "casa propia" del Teatro del Sol, en la calle Belgrano 587. El entonces Intendente Municipal Jorge Varela me acompaña a cortar las cintas, junto al entonces Secretario de Gobierno y Hacienda, Dr. Pedro Orquiguil y el entonces Director Ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro, Rubens Correa.


En la imagen, los rostros inolvidables de parte del público que nos acompañó aquella noche.

 

La Comedia de Campana:
Las dos formas de ver el vaso
Para recortar y coleccionar: Fragmento Nº 2 :-)
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar



COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-