InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosSesiones HCD
 
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 30/jun/2022 - 13:39
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del domingo, 19/oct/2014 de La Auténtica Defensa.

Maratón de Buenos Aires - 42 K: ¿Superman o Trapito?

Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto




Bajó el volumen de la televisión mientras estábamos cenando, me miró a los ojos y me dijo:

"No te preocupes, lo vas a lograr. Vos hacele caso a todo lo que te dijo tu profesor. El ya la corrió y sabe lo que tenés que hacer".

El que me hablaba era mi hijo, tiene 10 años, y en ese momento él parecía ser el padre. Le presté atención, me daba cuenta que ese instante era especial para los dos.

Es que en mi casa desde hacía semanas yo no hablaba de otra cosa. Tenía miedo y él lo sabía. ¿Miedo de correr? ¡No! Miedo a no poder lograr lo que tanto esfuerzo me había costado.

Hace mas de 5 años decidí calzarme las zapatillas y salir a la calle a correr.

Un día un kilómetro, mas tarde 3, luego 5… Siempre con la única intención de ir a transpirar un poco y pelearle a los kilos y el paso del tiempo.

En ese espacio de tiempo que me llevaba correr, estábamos solos: mi respiración, mi cabeza y yo. Era terapéutico. Me invitaba a relajarme, a pensar en las cosas de la vida y a veces, nada más era un "ruido blanco".

Cuando correr fue habitual y mi cuerpo estaba un poco mas acostumbrado; pasó a llamarse RUNNING.

Ahí me anoté en los primeros 10K, Los de Tenaris. -"¿Te anoto los 10 o los 2?", me preguntó mi viejo". "No, no… en los 10!", y sentí que estaba escalando el Aconcagua.

Esos 10k que tanto me costaron, fueron un estímulo y un bichito que fue calando hondo en mi para quedarse… hasta que "el cuerpo dé".

Pasaron los 10k y me tiré a la pileta por un 21k. Fuimos a Rosario, a hacer la media maratón del puente Rosario-Victoria: 15 de diciembre de 2013, 36 grados de calor. Parados en medio del puente esperando la largada. Creo que transpiramos 1 litro antes de largar, pero la sonrisa se veía en las caras de todos, como enajenados.

21k en Buenos Aires 2013, 21k Nike We Run, 21k Buenos Aires 2014…. "Y sí, me anoto, total qué tengo que perder": Inscripción 42k Buenos Aires 2014.

"¡Hay Dios, en la que me metí!".

Levantarme a trabajar 4 y media, volver del trabajo a las 17, una merienda y salir a entrenar 2 horas, 6 días a la semana. Algunos días con mi profe Diego Marquine. Otros, con mi viejo incondicional, a la ruta.

"¿Cuánto hacemos hoy?", me decía. -"15k papá"-. Salimos para el country El Bosque ida y vuelta. El se adelanta 5k, me espera, me da agua, me sigue, me filma, me saca fotos para corregir la postura, y de paso se lee el diario.

Una semana, un mes, dos meses, tres meses…

"Me duele todo Diego. Me duele la cadera, la planta de los pies, me duelen las rodillas..."

" El hombre de madera balsa", (por lo frágil), me llegaron a decir.

"Hacete amigo de los dolores de entrenamiento", me dijo un compañero IronMan, y seguí adelante.

El día de los 3 grados: corría. El domingo del temporal: corría. Había que acumular y sumar kilómetros, porque la fecha se acerca.

790km acusaban mis zapatillas.

Corrí. Corrí mucho... Con sufrimiento, con placer, sin ganas, con ganas. Corrí…

Soy un vaivén de emociones. "No paro de sentirme Superman por un rato y Trapito otro rato", pongo en el Facebook. Eduardo me contesta: "Dejá a Trapito bajo la cama y que se levante Superman".

Llegó la hora. Habré dormido 3 horas en total.

Toda la familia a levantarse a las 4, porque largo 7 y media.

Ansiedad, nervios, ganas de hacer pis. "¡Vamos que tengo que hacer el calentamiento y no llego!". Mi esposa que me baja los nervios: "21K ya los hiciste, desde ahí en adelante, todo es para mejor."

5, 4, 3, 2, 1… ¡Pum! Explosiones, gritos, música al palo, y yo, no paro de lagrimear, porque estoy viviendo mi sueño y me emociona…

El pavimento fue pasando bajo la suela de las zapatillas, un km tras otro y había que controlar tanta carga emocional porque la distancia es mucha. Es como ir del arco de Campana hasta el peaje de Panamericana. ¡Uf!

9 de Julio, Obelisco, Casa de Gobierno, Paseo Colón, La Bombonera… Ya voy por la mitad. Puerto Madero para acá, para allá y para acá otra vez. Costanera… 38k. ¡Se me acaban las pilas! km 40: ¡Me llena la emoción! Ya casi… Km 41: Escucho un grito: "¡¡¡Vamos Leo que ya lo tenés!!!"… Es mi viejo que me arenga desde las vallas. Saco fuerzas para un pique final y cruzo la meta.

No les puedo explicar lo que se siente; porque las palabras se quedan cortas. Las emociones no se traducen. Tengo la garganta apretada, los ojos inundados, los brazos llenos de amores que me abrazan y no me sueltan. Y un orgullo inmenso.

El está ahí, con un cartelito lleno de colores en una de sus manos que dice: "FELICIDADES PA!!!". en la otra, por las dudas, tiene otro que dice: "SUERTE LA PROXIMA", JA JA JA.



 

P U B L I C I D A D
LOTO Plus



INFO AL INSTANTE:
#Ahora
@LADdigital
#VillaDalmine
DATA UTIL:
Sociales de LAD
Newsletter LAD
Publicidad Local
PAGINAS AMIGAS:
Sin Costura Tenaris
Fabiana Daversa
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-