InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosSesiones HCD
 
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 30/jun/2022 - 16:38
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del domingo, 08/nov/2015 de La Auténtica Defensa.

Dos minutos fatales dejaron casi sin ilusiones a Villa Dálmine

Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto




Entre los 29 y los 31 del ST, de manera consecutiva, sufrió el empate, le anularon mal un gol a Cérica y recibió el 2-1 con el que Boca Unidos se fue victorioso de Campana. Así, el sueño Violeta de llegar al Reducido depende de traspiés de Instituto.

Dos minutos. En ese lapso, tres acciones prácticamente derribaron un sueño que se fue construyendo paso a paso, sin saberlo, desde agosto de 2014. Un sueño al que Villa Dálmine se aferró con humildad y pasión. Fueron dos minutos fatales. Dos minutos y tres acciones tan consecutivas como desafortunadas, incluyendo un offside que no fue cuando Ezequiel Cérica había quedado de frente al gol tras dejar en el camino al arquero rival. Dos minutos fue lo que necesitó Boca Unidos de Corrientes para darle vuelta el partido al Violeta y arruinar una tarde que hasta el minuto 30 del segundo tiempo, era ideal en Mitre y Puccini.

Porque las tribunas estaban repletas, porque el espectáculo del primer tiempo había sido muy bueno, porque el cierre de esa primera parte fue con el gol convertido desde los doce pasos por Renso Pérez y porque, en el entretiempo, los integrantes del legendario "Holanda de la C" bañaron de gloria y recuerdos el campo de juego, ante miles y miles que aplaudieron como hace 40 años atrás.

Si hasta los desacoples del comienzo del complemento parecían no terminar de golpear a Villa Dálmine. Entonces, el sueño de clasificar al Reducido por el ascenso a la Primera División estaba ahí, cerquita. Se lo podía mirar a los ojos.

Pero llegaron esos dos minutos que, por estas horas, nadie del pueblo Violeta querrá recordar ni podrá olvidar. Pero llegaron, fulminantes, impiadosos. Y se llevaron gran parte de las ilusiones. Lo que no podrán llevarse esos dos minutos ni el cierre del campeonato en Mendoza, pase lo que pase, será la marca que deja el actual plantel y cuerpo técnico en la historia de Villa Dálmine.

EL PARTIDO

Con el regreso de Gabriel Sanabria a la formación titular, Villa Dálmine volvió a presentar su tradicional 4-3-3, que nuevamente mostró virtudes y falencias del rendimiento del equipo que dirige Sergio Rondina. Porque con los extremos y mediocampistas como Sanabria y Renso Pérez, el Violeta hizo daño en la transición defensa-ataque, saliendo rápido y abriendo la cancha. Y aunque no encontró precisión en los metros finales, estaba claro que esa era la fórmula para dañar a Boca Unidos.

En cambio, cuando el elenco correntino se retrasaba y cedía terreno y balón, todo fue más difícil para Villa Dálmine, que se repetía en sus intentos y no encontraba los caminos para preocupar al arquero Henricot.

Así surgían también algunos desacoples cuando el visitante era el que pasaba de la defensa al ataque.

Igualmente, el local asumió el protagonismo y en los primeros 15 minutos fue dominador de las acciones, presionando mucho en las inmediaciones del área rival. Aunque la primera situación clara fue para Boca Unidos, a través de un remate de media distancia de Martín Fabro que alcanzó a manotear Kletnicki, quien así pudo desviar el balón cuyo destino final fue su palo derecho.

A la jugada siguiente, como en Lomas de Zamora, Solis le robó la pelota al lateral derecho (Alexis Danelón en esta oportunidad) y encaró al arquero correntino. Le amagó a abrirse y se le fue por el centro, lugar por donde cerraba Marcelo Ortiz, quien evitó la definición de Nazareno con el arco vacío.

De allí en adelante, y a pesar de no contar con muchas oportunidades claras de gol, el juego fue vibrante. Iban de un lado al otro con dinámica y verticalidad. Y en ese contexto, en el cierre de la primera parte, el Violeta aplicó su mejor fórmula: la salida rápida con sus extremos. Entonces, Nouet asistió a Solis a espaldas de los centrales y Nazareno terminó siendo derribado por un apurado Henricot.

Argañaraz no dudó y Renso Pérez tampoco: ejecutó contra el caño derecho del arquero y, en lo que fue la última acción del primer tiempo, adelantó a Villa Dálmine en el marcador.

Todo era una fiesta en Mitre y Puccini. Parecía la tarde ideal, con los jugadores del "Holanda de la C" en el campo de juego. Pero…

El segundo tiempo mostró una magra versión de Villa Dálmine, que se fue desinflando, perdió la tenencia del balón, se retrasó y separó mucho sus líneas. Por eso, Herrera, Fabro y Silva crecieron en la visita y empezaron a generar juego. Así, en diez minutos, Boca Unidos generó tres situaciones claras de gol.

Rondina reaccionó con cambios: Figueira por el extenuado Sanabria y Cérica por Nouet para tratar de sostener el balón en campo ajeno. Y cuando parecía que esas modificaciones le iban a rendir al entrenador Violeta, el DT correntino, Ricardo Rodríguez, también jugó sus cartas de reserva. Y acertó: los ingresos de Chaves y Valsangiacomo le dieron mayor explosión al visitante. Y justo cuando Rondina quiso remediar esa situación reforzando la contención con Grecco, llegaron esos dos minutos fatales.

A los 29, un centro de Herrera cruzó toda el área chica y encontró a Martinena en el segundo palo. Posteriormente, un pase pinchado de Falcón dejó mano a mano a Cérica con Henricot. "Pastel" eludió la salida del arquero y cuando iba a definir con el arco vacío notó la bandera levantada del asistente. La tele mostraría después que Cérica estaba un metro habilitado por una lenta salida del central Moisés. Y la frutilla llegó cuando todavía se el reprochaba al asistente el error: Valsangiacomo, también en posición polémica, cruzó un remate imposible para Kletnicki.

Fue un tremendo golpe para el Violeta, que ya jugaba 4-4-2. Igualmente, con el mismo orgullo que lo empujó hasta la pelea por el Reducido, Villa Dálmine fue por el empate. Y ese premio consuelo casi llega a los 42, cuando un centro rastrón de Fydriszewski no pudo ser empujado por Cérica, quien se tiró al piso pero no logró conectar con el arquero ya vencido.

Así, el final del encuentro dejó sensaciones encontradas en todos los presentes. Porque había mucho más para agradecer que para lamentarse. Por eso, cuando Argañaraz marcó el final, sólo se escucharon aplausos y cánticos de aprobación para un plantel y un cuerpo técnico que se merecían más que nadie otro final para lo que fue su última presentación como local del campeonato.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

VILLA DÁLMINE (1): Carlos Kletnicki; Nicolás Álvarez, Matías Valdez, Rubén Zamponi, Juan Celaya; Renso Pérez, Horacio Falcón, Gabriel Sanabria; Matías Nouet, Francisco Fydriszewski, Nazareno Solis. DT: Sergio Rondina. SUPLENTES: Pedro Fernández, Jorge Demaio, Diego Grecco, Diego Núñez, Jonathan Figueira, Andrés Soriano y Ezequiel Cérica.

BOCA UNIDOS (2): Fabricio Henricot; Alexis Danelón, Marcelo Ortiz, Matías Moises, Leonardo Baroni; Martín Fabro, Diego Sánchez Paredes, Germán Herrera; Nicolás Silva; Gabriel Martinena y Emanuel Dening. DT: Ricardo Rodríguez. SUPLENTES: Franco Morales, Juan Bravo, Marcelo Miranda, Matías Escobar, Jonathan Chaves, Lucas Oviedo e Ignacio Valsangiacomo.

GOLES: PT 45m Renso Pérez -penal- (VD). ST 29m Gabriel Martinena (BU) y 31m Ignacio Valsangiacomo (BU).

CAMBIOS: ST 14m Figueira x Sanabria (VD), 17m Cérica x Nouet (VD), 23m Valsangiacomo x Dening (BU) y Chaves x Danelón (BU); 28m Grecco x Solís (VD); 40m Escobar x Silva (BU).

AMONESTADOS: Falcón y Grecco (VD); Henricot y Chaves (BU).

CANCHA: Villa Dálmine.

ÁRBITRO: Pedro Argañaraz.


SOLIS DEJÓ EN EL CAMINO AL ARQUERO PERO NO ALCANZARA A DEFINIR POR EL CIERRE DEL DEFENSOR CORRENTINO.


1. LA SECUENCIA DEL PENAL EJECUTADO CON PRECISIÓN POR RENSO PÉREZ PARA ADELANTAR AL VIOLETA EN EL MARCADOR EN EL CIERRE DEL PRIMER TIEMPO.


2. LA SECUENCIA DEL PENAL EJECUTADO CON PRECISIÓN POR RENSO PÉREZ PARA ADELANTAR AL VIOLETA EN EL MARCADOR EN EL CIERRE DEL PRIMER TIEMPO.


MATÍAS NOUET INTENTA ANTE LA MARCA DE UN DEFENSOR DE BOCA UNIDOS.


JONATHAN FIGUEIRA INGRESÓ EN EL SEGUNDO TIEMPO, CUANDO AL VIOLETA LE COSTABA SOSTENER LA TENENCIA DEL BALÓN.


EZEQUIEL ´CÉRICA ELUDE AL ARQUERO HENRICOT Y QUEDARÁ DE CARA AL GOL EN UNA ACCIÓN VÁLIDA QUE EL ASISTENTE CONSIDERÓ OFFSIDE ERRÓNEAMENTE.


FYDRISZEWSKI HIZO UN BUEN PARTIDO.

 

P U B L I C I D A D
LOTO Plus



INFO AL INSTANTE:
#Ahora
@LADdigital
#VillaDalmine
DATA UTIL:
Sociales de LAD
Newsletter LAD
Publicidad Local
PAGINAS AMIGAS:
Sin Costura Tenaris
Fabiana Daversa
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-