InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 01/oct/2020 - 06:07
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del martes, 22/dic/2015.

Posición de la Agrupación Pablo Prader:
Las atrocidades no merecen paciencia




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

La designación por decreto del Presidente Mauricio Macri de dos Ministros para la Corte Suprema de Justicia de la Nación es una atrocidad institucional, jurídica y política de tal dimensión que no registra antecedentes en los anales de la historia de la Patria.

Las declaraciones públicas de las últimas horas referidas a la postergación al mes de febrero de 2016 de la jura de los nombrados no modifica de manera alguna la ilegalidad del Decreto 83/2015 por el cual se materializó la medida, debido a que el mismo permanece en plena vigencia, es portador de los mismos vicios y provoca los mismos perjuicios.

El agravio es institucional porque se afecta el sistema republicano división de los poderes, al interferir el Poder Ejecutivo en el Judicial incorporando dos miembros a la máxima autoridad judicial del Estado, y avasallando la competencia del Poder Legislativo al consumar una designación que constitucionalmente requiere de la aprobación de los dos tercios de los miembros presentes de la Cámara de Senadores.

El atropello es jurídico, pues de manera burda se ha echado mano a una potestad que emana del inciso 19 del artículo 99 de la Constitución Nacional, que permite al Presidente llenar las vacantes de los empleos, que requieran el acuerdo del Senado, y que ocurran durante su receso, por medio de nombramientos en comisión que expirarán al fin de la próxima Legislatura. Un simple análisis del precepto requiere, primero, que la vacante ocurra durante el receso del Senado, cosa que aquí no acontece porque las vacantes venían de tiempo antes; segundo, que la potestad es para efectuar nombramientos "en comisión", sólo aplicable dentro del ámbito del Poder Ejecutivo, pues la propia figura de la "comisión" denota una relación de subordinación jerárquica incompatible con la independencia del Poder Judicial; y tercero, porque las vacantes a llenar por este mecanismo se limitan a los "empleos", es decir, a los empleados del propio gobierno, que requieren acuerdo del senado, como por ejemplo, militares o embajadores, pero jamás extensible a miembros de otro de los Poderes del Estado como lo es el Judicial, y menos aún al órgano máximo de dicho Poder.

La aberración resulta asimismo política, ya que el Presidente Macri hace tan solo cinco días que detenta la titularidad del Poder Ejecutivo, y en su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa, breve por cierto, reparó específicamente en mencionar que la independencia del Poder Judicial iba a ser bandera de su gobierno. Ello sin mencionar las consignas de campaña referidas a la calidad institucional y republicanismo a ultranza con que se llenaron la boca y en base a lo cual convocaron la voluntad del 51% del electorado que le permitió erigirse en máxima autoridad federal.

Formamos parte de un espacio político duramente castigado desde el discurso mediático y la hipocresía corporativa que falsamente le ha atribuido desapego por la calidad institucional, omitiendo deliberadamente que fue el Presidente Kirchner quien, al dictar el Decreto 222/03, autolimitó la facultad del Poder Ejecutivo de nombrar a discreción a los miembros de la Corte, que las vacantes producidas en sus primeros años de mandato fueron cubiertas por insignes juristas tales como las Dras. Argibay y Highton de Nolasco y los Dres. Zaffaroni y Lorenzetti, que fue la propia presidenta Kirchner quien propició la reducción del número de miembros de la corte a cinco, lo que le quitó la posibilidad de nombrar Ministros luego de los fallecimientos de Petracchi y Argibay; y que producida la vacancia con motivo de la renuncia del Juez Zaffaroni, inició el procedimiento constitucional de nominación del Dr. Carles, concluyendo su mandato sin que el mismo lograra el consenso institucional para ser consagrado juez.

Ha dado el Frente para la Victoria sobradas muestras de que la calidad institucional no solo es algo que se declama, sino que es algo que se ejerce cuando se ocupa el poder. Es fácil reclamarla cuando se está en la oposición. Lo valorable es defenderla cuando se es oficialismo. El actual oficialismo pasó de la declamación por republicanismo a llevarse por encima como una topadora la Constitución, el Parlamento y la Corte Suprema, en una escena de trasvestismo político y descaro al que nadie hasta aquí se había animado, salvo, claro está, las dictaduras cívico militares.

Por las razones expuestas, reclamamos la urgente derogación del Decreto Nº 83/15 dictado por el Presidente Macri que tienen por objeto la designación de dos miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, así como el respecto irrestricto de los mecanismos legales e institucionales para procederse a la cobertura de las vacantes existentes en el Máximo Tribunal Federal.


 

Posición de la Agrupación Pablo Prader:
Las atrocidades no merecen paciencia
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar





COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-