InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 21/sep/2020 - 21:23
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 13/mar/2016.

Máximo Pujol: 50 años con la música




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Este reconocido compositor y guitarrista argentino nació en Buenos Aires, vive en Escobar y, hasta el año pasado, fue Profesor de la Escuela de Arte de Campana. Recibió numerosos premios nacionales e internacionales y, antes de viajar a Europa a ofrecer nuevos conciertos, recibió a La Auténtica Defensa para repasar su trayectoria y, especialmente, su pasión por la música.

"Guitarrista de formación académica clásica que está de colado en el tango". Así se define Máximo Pujol (58 años), quien nació y se crió en Villa Pueyrredón (Capital Federal), pero hace ocho años que vive con su familia en Escobar. Su padre era odontólogo. "En casa no había antecedentes familiares con músicos profesionales, pero sí se vivía mucho. Mi papá de joven fue cantor de tangos. Cantaba por cantar en su consultorio. Siempre se quedó con las ganas de dedicarse a la música y al arte", asegura.

Pujol cuenta que le dio curiosidad una guitarra en su casa, se entusiasmó y así fue como empezó a tomar clases. Primero lo hizo con Don Gaspar Navarro, profesor de piano y de violín, paciente de su papá, uno de "los profes de barrio" que existían en la Década del 60. "Me lo crucé hace poco tiempo en el barrio y no lo podía creer: un tipo viejito que me recordaba. Tocaba la guitarra todo el día", señala.

Fecha clave en su vida fue el 9 de diciembre de 1966, cuando dio su primer concierto. "Fue en Villa Martelli. Don Gaspar hizo un concierto con sus alumnos. En ese momento tenía una libretita con todas las anotaciones de los conciertos", recuerda.

Ya en su adolescencia y para seguir con su vocación tomó clases con Alfredo Vicente Gascón, hijo de un gran guitarrista español, León Vicente Gascón, conocido en la primera mitad del siglo XX en Argentina. Sus libros se editan y son literatura de muchos chicos.

"De la mano de Alfredo me inicié en la música profesional". Pujol recuerda que "eran épocas difíciles, años 1975-76". Por entonces, estudiaba matemática. "Pero la abandoné y nunca más la retomé".

Pujol estudió en el Conservatorio Provincial Juan José Castro. "Siempre digo que era muy difícil de ejercer la música en Argentina, por tener barba y una guitarra era señalado como un personaje peligroso. En esa época me puse a escribir mis primeras piezas y en cualquier momento del día, tenían un fuerte contenido urbano".

Esos primeros escritos se los mostró a un compañero hasta que en la Década del 80 cayeron en las manos de un editor inglés, gracias a la guitarrista María Isabel Sibers. "Un chico de 23 años publicando en Universal de Londres era un sueño", rememora. "Pero así logré publicar mis piezas. Siempre lo recuerdo como algo muy loco".

"Me incliné, me entusiasmé por la guitarra clásica. El guitarrista de tango usa otro tipo de recursos, otra técnica, es otra manera de acercarse al discurso musical. Soy un tipo más reflexivo, pienso lo que voy a hacer, lo analizo, hago un arreglo y lo escribo", explica sobre su forma de componer.

Pujol asegura que Astor Piazzolla le "partió la cabeza". "Lo fui a ver miles de veces en vivo", remarca. Luego, asegura que sus referencias son el brasileño Heitor Villa-Lobos y el cubano Leo Brouwer. "Y como potencia expresiva, Beethoven", agrega.

Sin embargo, también reconoce a importantes figuras nacionales. "En esa época no podía evitar el rock and roll. Spinetta, el principio de Sui Generis… Charly y el Flaco eran dos iconos importantísimos, pero nunca tuve la pulsión de hacer esa música. En mi casa, el tango era moneda corriente todos los días. Los fines de semana con amigos o en momentos libres poníamos discos y escuchábamos".

Con certeza y de forma pícara, el compositor desarrolla: "Hay veces que los músicos y compositores estamos atrás de nuestro trabajo, buscamos la forma de conseguir un concierto, de publicar. Yo no hice nada, solo escribir que no es poco".

Realizó 5 preludios con fuerte contenido tanguero y ya está en la Sexta edición 30 años después. "Tengo noticias que se han transformado en material de estudio", cuenta.

"Para mí la música era una vía de escape, una forma de decir las cosas que de otra manera estaban vedadas, que no existía la posibilidad de exhibirla. Sacar la angustia, tristeza… muchos amigos desaparecían. Era muy difícil de explicar", reflexiona Pujol.

Su relación con nuestra ciudad fue paso a paso. Hasta hace diez días estuvo formando parte de la Escuela de Arte Carpani (se toma una licencia por razones particulares) "Me presenté a un curso en 2010, se abre el FOBITA, ciclo previo al ingreso que es el FOBA. Cuando termina el colegio secundario si se tiene la intención de hacer una carrera tradicional uno sabe leer y escribir. En cambio, si tiene inclinación por la música ya sabe las herramientas para empezar el conservatorio o la escuela de música", destaca sobre estos cursos.

"En muchos institutos se armó un FOBA para niños que pueden ingresar desde los 8 años y tiene una duración de 6 años. Les digo a los papás que lo importante es plantarse objetivos, no plazos. Crear un vínculo con la música, sino con los instrumentos, se aprende el lenguaje musical", agrega.

Con el tiempo y tanta actividad, Máximo Pujol ha logrado tener popularidad en el exterior. Sus primeros viajes fueron a Australia, más precisamente a Darwin al Norte (Festival Internacional de Guitarra).

"A partir de ahí es que empecé a viajar con frecuencia. Me ofrecieron trabajo allá pero mi hijo tenía 5 años y no me podía quedar. Allá hubiera conseguido otro nivel de vida tanto económico como en cuanto a la actividad cultural", admite, quien reconoce a nuestro país como su tierra: "Siempre tengo el pasaje de vuelta en el bolsillo. Nunca me gusta quedarme. Lo mío está acá, en la docencia. Toco y participo en la actividad musical en Argentina", cierra Pujol.


ASEGURA QUE PIAZZOLLA ES SU MAYOR INFLUENCIA, PERO TAMBIÉN CITA HEITOR VILLA LOBOS Y LEO BROUWER COMO REFERENCIAS. Y A BEETHOVEN COMO "POTENCIA EXPRESIVA".

 

Máximo Pujol: 50 años con la música
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-