InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
jueves, 01/oct/2020 - 05:55
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 08/sep/2019.

El fin de una era
Por Santiago Tomás Mengual




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Después de 33 años en actividad cierra "Labriola", el primer y último videoclub oficial de Campana. Historia de una idea ganadora y el final de una industria a manos de la piratería "consentida".

Era 1986. Con Diego en su esplendor, la Argentina salía Campeón del Mundo en México, y aunque comenzaban los desajustes económicos, todavía estaba lejos la hiperinflación del ‘89. El optimismo general se reflejaba en la tienda de artículos del hogar que Nicolás Labriola tenía en el barrio Banco Provincia. Las ventas iban bien, pero había un aparato en especial que la gente no paraba de pedir: la videocasetera.

Alguien tenía que nutrir de películas a las videocaseteras que él estaba vendiendo. Fue entonces que a Nicolás se le ocurrió comenzar a traer VHSs para alquilar. Lo consultó con su yerno, Jorge Ponce de León, y fue a Buenos Aires a preguntar en una de las editoras de películas oficiales. Volvió con un listado de títulos a elegir de los cuales seleccionaron 58. La respuesta fue inmediata: al poco tiempo se habían quedado cortos y tenían que ampliar el catálogo.

La demanda crecía a un ritmo prometedor. Así fue como, en febrero, del año siguiente abrieron "Labriola" en la entonces Avenida Rivadavia. Nicolás seguiría con la tienda de artículos para el hogar y su yerno se haría cargo del videoclub. El nombre del local quedaría en honor del gestor de la idea original, Nicolás, quien no tardó en dejar el negocio sobre Balbín, y mudarse a unos pasos del video club. "Del ’87 al ‘93 -recuerda Jorge- fue furor. Después, llegó el cable a la mayoría de las casas, pero igual seguimos laburando bien".

La competencia no tardó en aflorar: el VHS era un negocio que nadie se quería perder. Y así como las canchas del paddle aparecían como hongos, en Campana llegó a haber hasta 35 videoclubes en pleno gobierno de Menem. La mayoría cerraron con el declive económico que comenzó en el ’98 y culminó con el gobierno de De la Rúa, en el 2001.

"Labriola" siguió en pie. Sobrevivió a la peor crisis de la Argentina y a "BlockBuster", gigante multinacional del rubro que tuvo su paso fugaz por la ciudad: "No hubo un sólo día en el que el comercio cerrara, ni siquiera en los peores momentos del 2001", afirma con orgullo.

Luego llegó la primavera kirchnerista, la recuperación económica y el auge de los DVD. El furor del nuevo formato fue tal que recordó a los primero años del VHS. Tanto fue así que en el 2005 Jorge repitió el record que había logrado en 1987: alquilar 1600 películas en un sólo sábado. Pero a los pocos años comenzó a multiplicarse la venta de DVDs piratas, un golpe de gracia al mercado oficial: aunque la calidad solía ser de regular a mala (había versiones robadas en tomas directas en los cines y se escuchaban las risas o comentarios de los espectadores) los títulos se conseguían mucho antes de que salieran en los videoclubes, y a un costo ínfimo.

Jorge presentó una queja formal en la Municipalidad, pero perdió toda esperanza cuando una mañana, un funcionario de la intendencia le respondió que no intervendría porque la cantidad de familias que comían gracias al mercado ilegal era mucho mayor a las que vivían del alquiler de videos.

El negocio comenzó a ser cada vez menos redituable, tanto para los videoclubes como para las editoras de películas oficiales que, una a una, comenzaron a cerrar y así, a arrastrar en su misma suerte a los locales como "Labriola". "De 30 editoras oficiales quedó una, y edita sólo el 5% de títulos que estrenábamos antes. En todo agosto no llegaron películas…", escupe Jorge con amargura.

El fin de la era del alquiler, vino de la mano de las plataformas digitales "on demand" como "Netflix" y "HBO" y la contracción del consumo debido a la crisis económica local. Pero para Jorge estas son variables secundarias: considera que si la proliferación de películas ilegales no hubiese sido tal, todavía existiría un mercado compuesto por personas mayores de 40 años que no son hábiles con las nuevas tecnologías y prefieren la garantía de calidad de un videoclub oficial. Último en su especie, el local subsistió los últimos 4 años fusionando el alquiler de películas con la venta de tecnología, mercado que pasó a ser su principal fuente de ingresos

"Alquilar películas era un ritual. Venían las familias y le dedicaban tiempo a elegir lo que iban a llevar", describe y genera nostalgia. Son experiencias propias de la era analógica, como la sorpresa (y a veces desilusión) que generaba el revelado de un rollo de fotos o la curiosidad que despertaba pasearse por los escaparates de una disquería musical.

Independientemente de si lo que hoy sucede es mejor o peor, la realidad es que esas imágenes pertenecen a un pasado que ya no va a volver. Labriola contabiliza más de 30 mil VHS y cerca de 15 mil DVD, una friolera de títulos que todavía debe terminar de ordenar antes de dejar el local: "Estoy haciendo un galpón en el fondo de mi casa para guardar todo el material. Ahora le estoy llenando el fondo de negocio a mi hijo", dice riendo.

Además de los VHS y DVD, acumula posters originales de películas que promocionaban los estrenos, pequeños tesoros que pondrá a la venta cuando cierre definitivamente el próximo mes: "Voy a morir en la mía, pero no voy a traer películas truchas".



“Alquilar películas era un ritual, venían las familias y le dedicaban tiempo a elegir lo que iban a llevar", recuerda Jorge.


"Siempre primero. Siempre un paso adelante". A mediados de los ´90, Labriola promocionaba su servicio de delivery en La Auténtica Defensa.

 

El fin de una era
Por Santiago Tomás Mengual
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar





COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-