InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 10/ago/2020 - 06:15
Edición Digital
Parcialmente nuboso
16ºC Viento del Suroeste a 9Km/h
Parcialmente nuboso
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 28/jun/2020.

Capitana de tormentas




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto

Luego de 6 meses de gestión y más de 100 días de cuarentena, Elisa Abella comenta sus primeras impresiones a cargo de la Secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad de Campana.

Signos de pandemia, aislamiento y vecinos en emergencia: para donde se mire, en las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social, además de mobiliario de escritorios y computadoras, hay alimentos a granel. Son donaciones, fruto de la campaña "Campana Solidaria". Otro tanto se puede ver en el Edificio 6 de Julio, devenido transitoriamente en centro logístico donde llega la mercadería asignada al Servicio Alimentario Escolar (SAE). Además, también está el depósito propiamente dicho, de la calle Colón.

"No sabía nada… yo estaba con el negocio (familiar de venta de motos que queda sobre boulevard Sarmiento) e incluso tenía planes de expansión. Estaba embaladísima con eso. Nunca pensé que me iba a llamar" dice Elisa sobre su hermano, el Intendente Sebastián Abella, y la propuesta de asumir como Secretaria de Desarrollo Social, Educación y Cultura.

La Auténtica Defensa: No habrá sido una decisión fácil…

Lo primero que sentí fue mucho orgullo y después pensé en cómo íbamos a manejar el negocio, y obvio que en mi familia… porque sabía que para estar acá (lo veo con todos los funcionarios), tenés que dejar la vida. Y fue lo primero que me chocó porque tengo los tres chicos chiquitos. Entonces si no lo charlaba con Javier no había forma, teníamos que ponernos de acuerdo en términos de presencia cotidiana en la casa. Entender para dónde vamos, y que aceptar el cargo no genere un quiebre en la familia. La gente no lo termina de creer, pero esto es muy absorbente. Si bien en mi negocio trabajaba 12 horas por día, era mío y yo manejaba los tiempos, mis hijos podían ir… es decir, el negocio era una extensión de mi casa. Yo sabía que acá todo eso se terminaba y era una decisión difícil de tomar. Lo hablé con Javi y fuimos para adelante. En seguida empecé a armar los equipos de trabajo con Marcos Bongiovani y Nancy Bianchi…

LAD: La otra sorpresa, calculamos, fue que la pandemia te encontró en plena curva de aprendizaje…

Es cierto. Pero todo desafío, como este, tiene su parte estimulante: me gusta la responsabilidad, hacerme cargo. Me tuve que poner al tanto muy rápido con la parte burocrática: el expediente, las compras, el manejo fino… A la vez, esta pandemia me sirvió para aprender todo en dos meses. Imagináte que soy la responsable de garantizar el complemento alimentario de los 12 alumnos que asisten a nuestras escuelas públicas; cuidar y acompañar a nuestros adultos mayores o liderar los operativos Detectar en los que tomamos la fiebre e indagamos por síntomas entre los vecinos así poder aislar rápidamente de manera preventiva a algún caso sospechoso de estar infectado con COVID 19, temas de Familia, Abordaje Territorial… la agenda es extensa. Pero también es lo que me estimula: dar respuesta. Saber que habiendo familias que la están pasando mal, puedo estar ahí, presente. Saber que desde el área territorial puedo prevenir o ayudar a prevenir en lo que hace al COVID-19 por el lado de los operativos. Saber que estoy presente donde más lo necesita la gente…

LAD: Hablando de gente, se dice que desde el inicio de la pandemia a hoy se triplicó la cantidad de gente en los comedores. Se están sumando gente, cuentapropistas, que nunca habían necesitado que se les alcance un plato de comida…

Tal cual, y estamos trabajando muy de cerca con los comedores. Siento que todos están haciendo el esfuerzo. Es difícil llegar a todo aquel que lo necesita, pero me parece que por la comunicación que tenemos entre todos los actores sociales estamos haciendo un buen trabajo. Dentro de todo lo posible, en todos los barrios se trabaja en red. Ya hicimos 10 mesas barriales para coordinar el trabajo de los comedores y nos ponemos de acuerdo para que no haya solapamientos: qué día cocina uno, qué día hace la merienda el otro… y así darle las opciones a los vecinos. Estamos trabajando en conjunto por la gente. Tiramos para el mismo lado, y creo que se nota.

LAD: ¿Cómo se dio ese entendimiento?

Desde el primero de abril veíamos que en todos los barrios había una olla nueva, y teníamos que tomar una decisión con los comedores. Porque nosotros desde el municipio llegábamos con el bolsón de comida a la familia… yo arranqué con 30 ó 40 bolsas diarias y en los primeros 15 días de abril saltamos a 400 ó 500 bolsas diarias. Las bolsas las armamos nosotros. Tenemos el depósito de siempre en la calle Colón. Hoy armamos un promedio es de 300 bolsas diarias preparadas. Es una forma, también, de saber hasta cuándo tenemos mercadería. Todos los días, de lunes a viernes, 7 empleados en 7 vehículos, reparten las bolsas a domicilio. Esa bolsa le llega a la gente que llama al "call center" que está habilitado de 8 a 12.

LAD: ¿Y con los comedores?

Fue toda una decisión, porque teníamos que evaluar qué capacidad de respuesta teníamos y sostenerlos. Y la verdad es que la Municipalidad no la tiene. Provincia nos sacó todo… el 27 de marzo recibimos 3 mil kilos de mercadería, que son unas 450 bolsas. Lo único que recibimos desde enero de este año. Y lo otro que hasta diciembre del año pasado recibíamos 3 mil kilos de leche en polvo del programa llamado "Copa de Leche" y nos lo bajaron tan solo a mil kilos.

LAD: ¿Lo ves como un destrato para con Campana en particular?

No. Entiendo que está faltando en todos lados. Los movimientos también están recibiendo muy poco. De hecho nosotros los ayudamos: a los chicos del "Movimiento Evita" le damos cosas, a "Somos Barrio de Pie" también… a veces tratamos de canjear. Necesitan azúcar y me dan harina; y esa harina la coloco en otra olla... Pero la diferencia la hicimos cuando armamos "Campana Solidaria" para poder captar donaciones de empresas y de vecinos particulares. Con eso acompañamos a comedores y ollas (populares) una vez por semana desde el municipio. Así, semanalmente, estamos llegando a 75 ollas y comedores. Es una barbaridad. Por eso necesito más donaciones porque se me está terminando la mercadería.

LAD: Aparte de tu satisfacción de poder ayudar, siempre se dijo que la pobreza o la necesidad es funcional al poder. ¿Qué opinas?

Es verdad, pero no hacemos política con esto. Ningún comedor es nuestro, ni salimos a armar una olla alineada con la gestión. Y por la misma razón es que podemos trabajar en equipo con ellos.

LAD: Sin embargo, en las redes sociales siempre aparece algún comentario señalando que las bolsas son para los amigos de la gestión…

No es así. Si hay algo que dejé muy claro a todos, desde el primer día, es que todas las bolsas salen de Desarrollo Social. Todas. No vas a ver a nadie que esté entregando bolsas que no sea de la logística del municipio. Acá no hay puntero, referente barrial o llamále como quieras que esté repartiendo bolsas. Todas las bolsas se registran, sé a dónde llegan y a quién van. Y todas salen del mismo lugar. Y precisamente para que haya transparencia está el "call center": cualquier vecino puede llamar y pedir una.

LAD: Y en volumen ¿De cuánto estamos hablando?

En 3 meses repartimos unas 14 mil bolsas con alimentos, y hablamos de una bolsa por familia cada 15 días. Hay casos especiales, muy puntuales, que han recibido una por semana o cada 10 días. Ahí hay un abordaje diferente: interviene un trabajador social, es otra historia. Hay que entender que la bolsa es un acompañamiento, no podemos cubrir la necesidad diaria, porque además la demanda creció exponencialmente. Nación ayudó muchísimo en este sentido con el IFE y con la tarjeta Alimentar. Pero también hubo injusticias con ese tema.

LAD: ¿Por qué?

Con la tarjeta Alimentar en Campana supuestamente hubo unas 3200 mamás que las cobraron. Pero no son todas las asignaciones que tenemos, porque ellos no conocen la realidad de esa mamá. Con el bono IFE pasó algo similar y es muy injusto.

LAD: ¿Por qué muy injusto?

Lo veo todos los días: gente que no tiene ingresos, pero como en el DNI le figura la dirección anterior, la de su madre y como esa madre cobra la jubilación, la hija que ya no vive con ella no puede obrar el IFE. Ok, es un problema de actualización en la base de datos. Pero casos así hay montones, y termina siendo injusto porque cierta población quedó afuera de todo eso.

LAD: ¿Y el manejo de la pandemia propiamente dicha?

Tenemos un plantel de gente asignado al tema COVID 19: al sospechoso de estar enfermo le hacemos un seguimiento no sanitario, desde Desarrollo Social, porque tienen que estar en aislamiento. Entonces llamamos a las familias. A veces no necesitan una bolsa de comida, pero sí un simple mandado. Primero vamos a la casa, hacemos un informe ambiental, que incluye entender si es aconsejable que se queden en la casa o vayan a un centro de aislamiento. La estadística indica que 1 de cada 3 casos necesitan asistencia. Un mandado, pañales, que le recarguemos Directv… puede ser cualquier cosa, porque están aislados. No pueden salir de su casa, con todo lo que eso implica incluso en términos psicológicos o de incertidumbre. Ahí tenemos que estar, hay que contener, y esto va a seguir creciendo.

LAD: ¿Están pensando en la post pandemia?

Habrá que ver que programas sacan desde Provincia y desde Nación para poder subirnos. Si va a ser con emprendedores, o armando cooperativas… pero todavía no tenemos nada como para comentar sobre eso.

LAD: Además de tierra arrasada, ¿la pandemia no deja un terreno más fértil en la gente en términos solidarios o al menos más permeable a emprender si se le propone?

Está pasando. Yo veo un piso solidario y empático muy interesante para trabajar. Pero también es cierto que la gente está cansada. Yo salgo todos los días a trabajar, no me afectaron los 110 días de aislamiento social preventivo y obligatorio… El que está encerrado hace 3 meses está cansado. Porque a pesar el esfuerzo, ve que el número de infectados sigue creciendo, y crece porque alguien no respetó ese aislamiento… esto también genera malestar. Después, entre los que no la respetan son los actores sociales. Pero si volviésemos a una Fase 1, ¿Qué pasa con los comedores y ollas en los barrios? Yo no los puedo cortar. Desde mi área, Desarrollo Social, ¿En qué pienso? ¿En el virus o en la comida de la gente?

LAD: No necesariamente tiene que ser una cosa o la otra, si se maneja con responsabilidad…

Es verdad, pero también estoy convencida de que después de más de 100 días de aislamiento, hay un montón de gente que no entendió o directamente no sabe cómo manejarse de forma responsable. Ya no alcanza con ese primer mensaje "#Quedáte en casa", que fue muy oportuno y efectivo. Ahora estamos en otro momento, porque la gente necesariamente tiene que salir, por lo que sea: trabajar, un trámite, un mandado. Falta más difusión en cuanto a cómo convivir con el virus y evitar contagiarse. Trabajaría a nivel nacional más el tema de prevención en términos de comunicación: la gente está saliendo, y hay que enseñarle a salir porque hasta que no haya una vacuna, el virus va a seguir dando vueltas. A ver… en épocas normales, yo no le puedo prohibir a mi hijo que vaya al boliche, pero sí me tengo que ocupar que sepa cómo cuidarse para que no haga macanas, le pase algo, o cometa algún exceso. Bueno, con el COVID 19 es algo muy parecido y depende mucho de la conducta de cada uno y por extensión, de la de los demás. Creo que se perdió mucho tiempo y hace falta más poner el acento en la prevención… prender la tele y que haya permanentemente una campaña al respecto, saturar con eso… porque no vamos a poder estar encerrados hasta diciembre, ¿se entiende?

LAD: Al margen de conducir este particular momento, ¿Qué le gustaría hacer desde Desarrollo Social? ¿Cuál sería su aporte a la Secretaría?

Transformar la Dirección de Niñez y Familia, donde tenemos un Servicio Local, que es necesario, pero no hay programa, no hay prevención, no hay asistencia… no trabaja la Dirección como tal. Estamos siempre actuando sobre la emergencia, abordar el caso que ya pasó… y no sobre el origen de los problemas. Si me preguntás a qué aspiro en estos cuatro años, a muchas cosas; pero un objetivo es ese. Tener programas para lactantes, para adolescentes… para todo lo que abarca el espectro. Quiero que cuando venga una mamá y me diga, no sé… "tengo a mi hijo adicto de 11 años, ya nadie me da bola, y no sé qué hacer" poder tener una batería de estrategias y abordajes para poder ayudarlos.

LAD: ¿Y eso se puede lograr reacomodando piezas o se necesitan recursos?

Necesitamos recursos y, repito, trabajar desde lo preventivo para no tener que actuar sólo cuando la emergencia ya está. Me encantaría poder transformar esa área, sin dudas, y mirar la problemática desde la familia. Sin ir más lejos, y para bajarlo a tierra: en los recientes acontecimientos vinculados al barrio Dignidad, la mayoría de los protagonistas son pibes que pasaron por el Servicio Local.

LAD: ¿En qué otras experiencias se referencia?

En CABA se trabaja muy bien, tienen la línea 102… cosas que aquí todavía no llegaron. Entiendo que en San Miguel se trabaja muy bien también. No se trata de inventar la pólvora para nada. Es simplemente empezar a hacer funcionar a la Dirección como tal y acompañar a la gente para cambiarle su realidad y acceda a una mejor calidad de vida.


Elisa Abella en el Salón Ronald Nash, en tiempos de pandemia, transformado en centro logístico para distribuir el Servicio Alimentario Escolar (SAE).


"Nunca pensé que me iba a llamar", dice Elisa sobre su hermano, el Intendente Abella, y la oferta de asumir como Secretaria de Desarrollo Social.


EL HIJO PRÓDIGO

Primero fue un rumor, y luego se confirmó: a mediados del 2018 el Secretario de Desarrollo Social del municipio, Marcos Bongiovani, dejaba su cargo. Bongiovani volvió a la gestión en diciembre de este año, ahora como Sub Secretario en la misma área, que ahora lidera Elisa Abella. "Con Marcos armamos una dupla espectacular. Es muy proactivo. Cuando me propusieron el cargo, me sugirieron que él sea mi Sub Secretario y me pareció una buena idea. Yo tenía un muy buen concepto de él de su gestión anterior. Su presencia me dejó muy tranquila porque él ya conocía el área. De hecho, él no es de Campana, pero tiene una logística y un territorio… se come la cancha. Parece nacido y criado acá ¡conoce más gente que yo!". En serio, no hay lugar de Campana que no conozca. Es muy comprometido y trabaja con pasión. En ese sentido somos muy parecidos y nos complementamos muy bien. Por ahí yo soy más la que define por dónde entrarle a un tema y él ejecuta".


EL COMPROMISO DE LOS EMPLEADOS

"En Campana estamos dando 24 mil bolsones todos los meses, a razón de 12 mil por quincena. El nuestro es el único distrito de la provincia de Buenos Aires en el que el municipio arma los bolsones. Bajo toda la mercadería en el edificio 6 de Julio y con empleados municipales y distribuimos a las 80 escuelas la bolsa armada" explica Elisa Abella sobre la distribución de alimentos asociada al Servicio Alimentario Escolar (SAE) que se vio interrumpido tras la suspensión de las clases mientras dure la cuarentena. Según explica la Secretaria, lo hacen así para evitar la circulación de maestros y evitar que en cada escuela que haya 10 ó 15 personas armando bolsas. "Es un esfuerzo enorme que hacemos para que el día de la entrega, la escuela lo pueda manejar con sólo dos personas. Y lo singular de todo es que para que eso posible, en el armado de bolsas interviene personal municipal de todas las áreas. Eso la gente lo tiene que saber. Tengo empleados municipales que valen oro: están exceptuados por decreto, y vienen a trabajar igual. Los Trabajadores Sociales, a todos les cabe el decreto y vienen a trabajar igual. Después, la gente viene a armar bolsas porque quiere, no porque esté obligada. Y con diferentes horarios, así evitamos aglomeraciones… los de Deportes, por ejemplo, que son talleristas, trabajan más horas que las que trabajarían dando sus talleres. Y el que no puede venir porque tiene que cuidar a sus hijos, viene el fin de semana. Con los chicos de Asistencia COVID, lo mismo. Hasta vienen los feriados. Ese es el compromiso que tienen con sus vecinos. Y repito: vienen porque quieren, ninguno está obligado a venir. Después, no sé… el administrativo que es RAFAM, está armando bolsas. Y no tiene ningún problema. El personal que tengo es excelente, y es de carrera. No hablo de empleados que ingresaron durante esta gestión y por esa razón se pueden sentir moralmente obligados", concluye.



"Estamos trabajando en conjunto por la gente. Tiramos para el mismo lado, y creo que se nota", dice la Secretaria sobre los comedores barriales.

 

Capitana de tormentas
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar






COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-