InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaRadiosHCDLAD.fmCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
domingo, 09/ago/2020 - 12:18
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
La Auténtica Defensa. Edición del domingo, 12/jul/2020.

Nuestro suelo
Por Arq. Jorge Bader




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto




Jorge Bader

Con motivo de nuestro cumpleaños, una circunstancia que se repite invariablemente cada 365 días se han publicado numerosas reseñas sobre nuestra historia. Fiel a lo que me planteé desde el inicio del análisis de nuestro desarrollo, no quiero abundar en cuestiones históricas sino en observaciones respecto de nuestro destino industrial, y la ocupación del territorio según esa impronta que nos marcó desde nuestros orígenes.

Vimos en anteriores artículos, como nuestra ciudad, nacida en el Rincón de Campana, en los bajos de la Cañada de la Cruz, empezó su vida a partir de una fuerte actividad agropecuaria e industrial derivada. El frigorífico desde 1855 marcó su perfil, el ferrocarril y la meca comercial, portuaria e industrial que se constituyó en nuestra localización, hicieron que en el año 1875 los hermanos Costa decidieran llevar a cabo un emprendimiento inmobiliario al amparo de un proceso evolutivo, sostenido básicamente por la actividad ganadera, la industria química, y el transporte de los producidos hacia el puerto de Buenos Aires por ferrocarril o por vía fluvial. Para ello y seguramente guiados por la mentalidad de la época, deciden contratar a quien pudiera plasmar el espíritu de una ciudad planificada con un diseño innovador. Así convocan al ingeniero Chapeaurouge para realizar el trazado, loteo y consecuente creación del "Gran Puerto y Pueblo de Campana".

Chapeaurouge, era un agrimensor muy joven, posteriormente recibido de Ingeniero, y seguramente influenciado por las ideas de planificación física del Barón Haussman, Prefecto de París desde 1853, autor de la reforma urbanística del Paris medieval. No digo esto en modo peyorativo, sino como referencia obligada porque indudablemente en las cátedras de la época se analizaba y veía con bastante interés la reforma de París, que fue un objeto de estudio y escuela del urbanismo hasta nuestros días. Así que pensar con esa lógica era simplemente acordar con los principios propios de la novedad de la época.

No tengo registro de los diálogos de Luis Costa con el Ingeniero Chapeaurouge, pero imagino que la encomienda habrá incluido el pedido de una novedosa conformación alejada del modelo tradicional urbano de la cuadricula española. Así que el modelo urbano geométrico afrancesado debe haber sido una consecuencia casi inobjetable. Ese manierismo proyectual, ese concepto de "hacer a la manera francesa" no podía dejar de seducir a las élites de la época.

Imagino la presentación de una ciudad con una estructura urbana inédita por estas tierras y novedosa en cuanto a la escala, basada en diagonales amplías, donde se desdibuja la cuadrícula tradicional de la ciudad de Indias. Fiel al criterio de planificación en abstracto, donde la topografía se subordina a la traza, aparece sobre el suelo el experimento geométrico de una trama implantada sobre un territorio quebrado que se superpone a las barrancas. La traza del antiguo camino real y el bajo que se recuerda como el "zanjón de la calle Coletta", a la vera del río Paraná de las Palmas y entre humedales como el ¨potrero de las burras¨, o los bajos del Río Lujan. Como rezan todas sus reseñas históricas entre ellas la del historiador local Fumiere, "a partir de su fundación, empiezan a surgir numerosas instituciones como el correo, la policía y la ciudad crece al ritmo de sus habitantes, en su mayoría inmigrantes". He manifestado muchas veces las críticas a la implantación territorial, que no consideraba la complicación de las barrancas y no las aprovechaba como una alternativa interesante de la topografía y el paisaje. Pero no todo es responsabilidad del proyectista ya que poco se discutían las variables ambientales.

Consideremos que la revolución ambiental en nuestra política pública, se empieza a debatir en la década de 1950, con lo cual es inviable suponer que casi 100 años antes se pensara con ese criterio. A pesar que los pueblos originarios, dueños de una sabiduría ancestral siempre manifestaron un respeto por la naturaleza, la formación clásica de la época no caminaba en esa dirección. Y así el trazado pasó por encima de los fuertes desniveles del terreno. También un dato relevante que condicionaba el proyecto de Chapeaurouge era el trazado que el Ingeniero Mortimer había hecho para el ferrocarril. Consideremos aquí que la traza ferroviaria es anterior al plano de Chapeaurouge, con lo cual esa necesariamente un condicionante obligado, preexistente y sinónimo de progreso, que daba sentido a la fundación del pueblo.

Muchas veces nos enojamos por la barrera física infranqueable que implica el ferrocarril en la comunicación fluida con el río, pero lo cierto es que el objeto primario de la ciudad, tal como vengo planteando desde el inicio, era la actividad productiva, la movilidad de mercaderías y la exportación de productos agroganaderos. Un detalle no menor que seguramente me permite reivindicar a nuestro agrimensor, es que la perspectiva infinita al mejor gusto francés, como un boulevard amplio desde la plaza hasta el bajo, aprovechaba algo que irremediablemente se perdió posteriormente y que era esa visión hacia el río y la isla. La escala de la antigua estación, de alguna manera en el contexto de las pocas edificaciones y la condición de que Campana era una punta de riel, permitía al menos una comunicación más fluida con la costa.

En fin, más allá de todos estos análisis el trazado estaba planteado y daba cuenta de una visión novedosa. Por fuera de la zona céntrica que abarca la traza original, las quintas se estructuraban con un criterio ortogonal clásico, con lo cual la hipótesis de crecimiento, no estaba implícita en la propuesta, al menos con la continuidad del espíritu del proyecto original. Si bien esto entra en el terreno de las simples especulaciones, más adelante veremos cuales pudieran haber sido las opciones de continuidad de la trama, y por qué razón, la estructura territorial se vio alterada y reformulada.


Arq. Jorge Bader - Matrícula CAPBA 4015


 

Nuestro suelo
Por Arq. Jorge Bader
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar





COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-423631 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-