InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosHCDCampanaINFO
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
sábado, 06/mar/2021 - 10:37
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del domingo, 21/feb/2021 de La Auténtica Defensa.

Opinión:
Un Radicalismo con destino de implosión
Por Alberto Giordanelli




Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto



Alberto Giordanelli

Si la conducción del Radicalismo -léase sus autoridades formales y dirigentes que tienen peso en la opinión pública- continúa eligiendo seguir siendo el furgón de cola del proyecto de derecha en la Argentina, estará traicionando ya a plena conciencia sus orígenes y, por tal motivo, tenderá a desaparecer.

Hablamos de un proyecto de derecha que a veces se expresa de forma más moderada desde el discurso de Larreta o de Vidal, y otras tiene una cara mucho más reaccionaria y me atrevo a decir fascista encarnada por Bullrich en su discurso punitivista y de oposición por oposición misma. Como sea que se manifieste, hablamos de un proyecto conservador que tiene claramente un pie en el plato neoliberal, y defiende los intereses de los grupos económicos concentrados de la Argentina caracterizados por su poca vocación productiva, menos aún competitiva, y mal acostumbrada a fabulosas y generosas ganancias asociadas a la especulación financiera de corto plazo.

En los 80´s, muchos nos hicimos radicales seducidos por una propuesta más humanista, de defensa de los derechos de los trabajadores y de la clase media; de cuadros intelectuales comprometidos en la construcción democrática en el más amplio sentido de su significado, a través de ideas que cada uno en su contexto, defendieron Alem, Yrigoyen, Ilia y Alfonsín.

Nos sumamos al Radicalismo porque visualizábamos y lo seguimos haciendo como una concepción ahora denominada como nacional y popular (en ese momento superadora a la de un peronismo que todavía arrastraba un sesgo digamos violento que el país necesitaba dejar atrás luego de una sangrienta dictadura, y que se sintetizó en la poco feliz quema del féretro de utilería pintado con las siglas "U.C.R." que el dirigente Herminio Iglesias realizó durante el cierre de campaña del PJ en la avenida 9 de Julio).

Desde esa mirada, y dadas las actuales circunstancias en la UCR, uno tiende a cuestionarse su pertenencia a un Radicalismo que se ha corrido ideológicamente del lugar que representaba, tanto para ciudadanos de a pie, como para sus afiliados y militantes.

Algunos pueden llegar a pensar que estas cuestiones pueden llegar a dirimirse en una futura Convención Nacional, pero hoy la realidad indica que las convenciones son artefactos maniatados. No porque no sean democráticas ya que, en definitiva, es un lugar donde se respeta a la mayoría; pero sí porque los convencionales no son más que representantes de los dirigentes y por lo tanto, ha dejado de ser un ámbito de debate.

Esta circunstancia tiene que ver, también hay que decirlo, por la falta de militancia partidaria. Tiempo atrás, los candidatos salían a recorrer su distrito y a persuadir a los militantes. Se votaba, y de ahí salía el o los candidatos. Ahora, ese armado lo hacen quienes tienen la lapicera. Y esa tinta se nutre más bien de cercanía, afinidades y amistades. Es decir: la lista de candidatos se ha transformado en una decisión de cúpula.

Si buscamos un punto de inflexión en ese sentido, podemos referenciarnos en el 2001, cuando estalla el sistema político argentino, en ese momento dominado por la UCR y el PJ que, además, compartían visiones similares en muchos aspectos de cómo abordar la realidad, a qué sectores había que favorecer para igualar oportunidades, cómo crecer.

Es en el 2001 que los partidos políticos dejan de gestionar el proceso democrático en la sociedad a partir de plantear una idea, defendiendo intereses, encolumnando a diferentes sectores sociales detrás de esa concepción a partir de la construcción de estructuras que vayan facilitando el recambio generacional sin perder el ejercicio del debate político y el ámbito democrático.

Luego del menemismo, Kirchner no logra reinstalar el partido como herramienta tal como la conocíamos, pero sí es cierto que con aciertos y errores, reflota cierta militancia y reinstaura el debate político. De hecho, la creación de la Cámpora, en su origen una organización política juvenil con planteos ideológicos diferenciados de los sectores de derecha del peronismo, es una constante que sobrevive hasta hoy e interpela. De hecho, creo que reconoce algunos puntos de contacto con, por ejemplo, la Junta Coordinadora del radicalismo.

En definitiva, hablamos de volver a una economía de producción, de reparto, de igualar oportunidades y potenciar la movilidad social ascendente; de defensa, creación y ampliación de derechos… el Radicalismo debería estar debatiendo eso y no acompañando a dirigentes que proponen el modelo de país que ensayaron la dictadura, Menem, y también Macri.

Dicho esto, y parafraseando a Ricardo Alfonsín, bienvenido que estas circunstancias se den en democracia; bienvenido que se arme un frente político como Juntos por el Cambio con aspiraciones de poder, siempre en el marco de la lucha democrática.

Pero, y a los radicales en particular les hablo, no perdamos de vista que ese frente no defiende los intereses populares. Y es cada vez más manifiesto que si el radicalismo continúa encorsetado en este colectivo de derecha, muchos no tenemos nada que hacer ni en ese frente ni en el radicalismo.

Por supuesto que, incluso pandemia mediante, queda bastante por andar para acomodar los indicadores económicos de la Argentina. Pero es claro que el discurso del actual gobierno va para otro lado, y esto es más atractivo para muchos radicales que el planteo que viene eligiendo el radicalismo en los últimos años.


Alberto Giordanelli - Espacio de Pensamiento Alfonsinista


 

Opinión:
Un Radicalismo con destino de implosión
Por Alberto Giordanelli
Click en el botón para publicar una interacción con la noticia:

Te puede interesar



COMUNIDAD LAD:
#Ahora
@LADdigital
#CampaBA
#VillaDalmine
ECOSISTEMA LAD:
LAD.fm
CampanaINFO.com
Radios locales
Sociales de LAD
WEBS AMIGAS:
Fabiana Daversa
Clasificados Campana
Publicidad Local
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Listas Twitter
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-