InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosSesiones HCD
 
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 08/ago/2022 - 01:20
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del domingo, 05/jun/2022 de La Auténtica Defensa.

Historias con Energía:
40 años construyendo lazos

Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto






Historias con Energía

María Inés Lassallette de Nabais, relata la génesis de la ONG campanense dedicada al esparcimiento e inclusión de 80 jóvenes y adultos con capacidades diferentes. "Mi método para con ellos siempre fue la libertad. Dejar que cada uno haga lo que le gusta hacer, y en base a eso construir lo que sigue. Así todos avanzan y se integran siempre un poco más aquí con el grupo, y en sus propias familias. Es que en el fondo, todos somos una gran familia" nos dice el alma máter de Casa Esperanza.

Es cerca del mediodía y hace un poco frio. La Casa Esperanza, sobre la calle Buenos Aires y Ruta 6, todavía está literalmente vacía. María Inés Lassallette de Nabais, "Marita", está parada en una de las oficinas del fondo frente a un escritorio. Va y viene con unos papeles y cartulinas. Hace unos cortes y mide. "Estas -dice sin dejar lo que está haciendo- van a ser las invitaciones para la inauguración oficial del invernadero hidropónico acá está el logotipo ¿ves? Lo diseñé yo", explica orgullosa.

Pasaron 40 años de las primeras reuniones en su casa con aquel primer grupo de 8 jóvenes que se juntaban una vez por semana para caminar por el barrio Dalmine o simplemente para tomar mate. Hoy la Casa Esperanza, con un generoso SUM y varios ambientes que albergan diferentes talleres y una cocina de escala, es una impensada realidad que da respuesta y contención a más de 80 jóvenes con capacidades diferentes.

"Mi método para con ellos siempre fue la libertad. Dejar que cada uno haga lo que le gusta hacer, y en base a eso construir lo que sigue. Así todos avanzan y se integran siempre un poco más aquí con el grupo, y en sus propias familias. Es que en el fondo, todos somos una gran familia. Ojo: como en toda familia también hay diferencias. Pero siempre se superan desde la confianza mutua y el amor. Ese es nuestro gran secreto, no hay otro" dice, mientras se le dibuja una leve sonrisa en sus labios.

Durante la pandemia, la Casa Esperanza entró en pausa. Sin embargo, Marita y sus colaboradores vieron la oportunidad para seguir sumando. "Nos contactamos con Axion y acordamos que nos pintaran todo el exterior del edificio, a manera de mantenimiento. Pero también tomaron un elemento de nuestro logo, he hicimos que todo el edificio fuera rodeado por un gran abrazo, un gran símbolo de lo que tanto nos faltó en esa época: el contacto con el otro. Mirá cómo será que vos llegás a Casa Esperanza y cuando se abre el portón, vienen todos literalmente a abrazarte. Eso no tiene precio", explica y recuerda que se encuentra en tratativas también con Axion para brindarle al Taller de Fotografía un espacio adecuado.

La génesis del Grupo Esperanza hay que buscarla en los últimos años de Marita ejerciendo como docente, en los cuales se vincula con el Centro de Formación Laboral Nro. 1 de Campana, perteneciente a la Rama Especial. "Era un mundo que no conocía, con ellos empecé como otro camino, a disfrutar de otras cosas. Cuando me jubilé, me di cuenta que a partir de los 18 años, esos chicos no tenían nada para hacer, quedaban fuera del sistema. Así empezamos, con la idea que tengan algún lugar a dónde ir, aunque sea a tomar mate y socializar. Hoy esos primeros 8 se multiplicaron y son 80. Y aquellas primeras 4 mujeres, somos otros tantos entre talleristas y familiares que brindan su tiempo solidariamente. En el medio de ese crecimiento, siempre confiaron en nosotros, y fuimos acompañados por la comunidad, la municipalidad y las empresas de la ciudad".

La fundadora de la ONG sigue cortando y midiendo las invitaciones para la inauguración del invernáculo hidropónico que tendrá lugar en unos días: tiene 600 metros cuadrados cubiertos, con gran nivel de automatización y hasta un robot que facilita el trabajo si se tiene movilidad reducida. "La idea inicial era trabajar una huerta, y Tenaris nos propuso un vivero hidropónico que se levantó en el marco del programa GEN Técnico que lleva adelante con estudiantes de escuelas técnicas de Campana y Zárate. Hasta donde sabemos, es único en su tipo en la Argentina y comienza así otro sendero para la ONG, en el que los chicos también van a poder ocupar su tiempo en una actividad que cuando madure, incluso generará recursos para que nuestra modesta rueda de la esperanza y la inclusión no se detenga", concluye.

Levantamos la vista y sobre una de las paredes del SUM, al costado de la entrada al Taller de Computación, puede leerse: "Las grandes obras las sueñan los genios locos, las ejecutan los luchadores natos, las disfrutan los felices cuerdos, y las critican los inútiles crónicos". Anónimo.


Marita desde hace 40 años impulsa el proyecto Casa Esperanza, que es hoy una hermosa realidad de amor e inclusión, donde la inclusión es el eje fundamental de esta gran rueda.


Como en toda familia también hay diferencias. Pero siempre se superan desde la confianza mutua y el amor afirma Marita sobre el Grupo Esperanza.


VIDEO:


 
P U B L I C I D A D


LOTO Plus





INFO AL INSTANTE:
#Ahora
@LADdigital
#VillaDalmine
DATA UTIL:
Sociales de LAD
Newsletter LAD
Publicidad Local
PAGINAS AMIGAS:
Sin Costura Tenaris
Fabiana Daversa
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-