InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosSesiones HCD
 
 
Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
lunes, 08/ago/2022 - 01:20
Edición Digital
Locales Política y EconomíaLocales Info GeneralLocales PolicialesLocales EspectáculosNacionales
Twitter Facebook
» Este artículo corresponde a la Edición del domingo, 12/jun/2022 de La Auténtica Defensa.

Discapacidad:
Bipolaridad
Por Dra. Silvina Cotignola

Reducir tamaño del TextoAumentar tamaño del Texto






Dra. Silvina Cotignola

Incluida en los Trastornos del Ánimo, es una patología altamente conocida por la mayoría de los integrantes de nuestra sociedad, aunque a veces de manera errónea, lo que sin duda alguna conlleva a un mal encuadre jurídico de la misma a la hora de certificarla como una Discapacidad.

El estado de ánimo es definido como un tono emocional generalizado que influye sobre la perspectiva y percepción de uno mismo, de otros y del medio ambiente. Todas estas características son altamente tratables por los expertos galenos. Los trastornos de ánimo, suelen afectar todas las áreas del funcionamiento, síntomas vegetativos, cambio de sueño, el apetito, la libido y la energía.

Así pues, según los criterios establecidos en el DSM IV, se incluyen dentro de los trastornos del estado de ánimo a: 1- Trastorno depresivo mayor, 2- Trastorno distimico, 3- Trastorno bipolar I, 4- Trastorno bipolar II, 5- Trastorno ciclotímico, 6- Trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad medica, 7- Trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias, 8- Trastorno del estado de ánimo no especificado. Todos estos cuadros clínicos, son diagnosticados por la presencia, ausencia o duración de los episodios afectivos. Estos pueden ser o no acompañados de síntomas psicóticos.

La Bipolaridad es una clase de trastorno cerebral neurobiológico que repercute en el estado de ánimo, condición clínica que comparte con la depresión, y que se caracteriza por oscilaciones anímicas, bruscas e intensas. Concretamente, es una alteración multicausal de los mecanismos que regulan el carácter y la personalidad, provocando en una de sus etapas, que la persona se sienta eufórica y portadora de una energía inusitada. En ese contexto, la persona suele realizar actos disparatados, que pueden derivar en circunstancias que expongan a padecer riesgos en su salud, y en ocasiones, a importantes pérdidas económicas también. Pero en el estadio más avanzado de la enfermedad, quien la sufre, suele atravesar una profunda depresión, la que incluso puede ir acompañada de delirios y alucinaciones, que pueden motivar su internación a los fines de atenuar aquellos síntomas. Vale aclarar que dicha oscilación tiene un término medio, llamada "Eutimia", que es la fase sintomática en la cual el paciente bipolar puede desarrollar su vida normalmente.

Conforme el criterio profesional, la bipolaridad es una enfermedad que requiere de un diagnóstico certero y consecuentemente integral. La misma es denominada también, como Psicosis Maníaca Depresiva, porque en algunos casos el desarrollo del Trastorno Bipolar se puede acompañar de síntomas Psicóticos.

Según la literatura científica, los síntomas del Trastorno Bipolar son: irritabilidad inapropiada muy frecuente, insomnio grave y prolongado, aumento del habla, pensamientos acelerados y sin coherencia, aumento del libido, notable crecimiento de la energía, mal juicio definido como la falta de sentido común para pensar y decidir, distracción frágil ante cualquier estimulo, y comportamiento grosero.

La manía con estos síntomas, se encuentran presente en el Trastorno Bipolar tipo I. En los distintos grados, se manifiestan distintos episodios de Hipomanía, considerada como un nivel leve o moderado de la manía, que puede favorecer a la persona, pero que sin embargo, aquella manía puede transformarse en una manía clásica. Así pues, para que los síntomas correspondan a un episodio maníaco, debe presentarse por lo menos durante el término de una semana o con alguna de estas coexistencias: a- agitación psicomotriz, b- descuido personal, c- afecto lábil, d- estado de ánimo eufórico, irritable o exigente, e- lenguaje dramático y exagerado, f- alta autoestima, egocentrismo, delirio de grandeza y paranoide, g- introspección y juicio deteriorado, incapaz de organización racional.

Ahora bien, el episodio depresivo del Trastorno Bipolar se caracteriza por ansiedad manifiesta y permanente, baja autoestima, y en los casos muy graves la aparición de pensamiento suicida. Respecto a su incidencia, la bipolaridad se da en 1.2 cada 100 hombres y 1.6 cada 100 mujeres. En tanto que su prevalencia se da en un individuo cada 100 en ambos sexos. Suele también ser muy confuso saber si este tipo de trastorno deviene de antecedentes familiares deten-tadores del mismo: directos un 25%, con un solo progenitor 50% y con ambos progenitores un 75%.

Como se señalara anteriormente, existen distintos tipos de bipolaridad: Tipo I: se define por episodios de manía extrema, acompañados por delirios y alucinaciones, y luego sobreviene el episodio depresivo grave donde puede sobrevenir el suicidio. Tipo II: aquí se incluye episodios depresivos igualmente intensos, pero a su vez, presenta episodios moderados denominados Hipomanía. Tipo Mixto: se trata de una mixtura de síntomas depresivos y maniacos que son difíciles de detectar, y que pueden manifestarse 4 o más veces en el plazo de un año. Tipo Ciclotímico: es menos intenso que los anteriores, con una sucesión de episodios hipomaníacos y depresivos leves, en general de comienzo en la edad adolecente. Es por tanto, que dichas fluctuaciones pueden traer problemas sociales o laborales a largo plazo.

Habiendo pasado vuelo rasante por las características del presente trastorno, cabe precisar que conforme a la Disposición Nº 929 del año 2009, dictada por el ex Servicio Nacional de Rehabilitación, hoy Agencia Nacional de Discapacidad, para acreditar discapacidad en estos supuestos se requerirá: a- acompañar certificado médico otorgado por Psiquiatra, el que deberá contemplar el diagnostico según CIE 10 y DSM IV. 2- Resumen de historia clínica evolutiva, tratamiento clínico y farmacológico recibido. Para certificar disca-pacidad con el consiguiente Certificado Único de Discapacidad, se han considerado clases: clase 1- 0% presenta sintoma-tología psicopatológica aislada, no supone disminución de la capacidad funcional, - clase 2: leve 1 a 24% la persona puede mantener una actividad productiva, - clase 3: moderada 26 a 59% la persona posee moderada restricción en el desempeño de actividades de la vida diaria, incluyendo contactos sociales y laborales, siendo necesario aquí medicación y tratamiento, -clase 4. Grave 60 a 74% aquí la persona tiene restricciones en su vida cotidiana, prepararse alimentos, desplazarse, etc., lo que obliga a supervisión en áreas protegidas, descenso de la capacidad laboral por falta de concentración, presencia de características de una depresión mayor, síntomas psicóticos crónicos, trastorno bipolar resistente al tratamiento, - clase 5 Discapacidad muy Grave 75 % o más. Aquí la enfermedad repercute en forma extrema, reflejando para el individuo su incapacidad para autocuidado y llevar adelante actividades básicas de la vida cotidiana, requiriendo constante ayuda de terceras personas, no pudiendo desempeñar ninguna actividad laboral más allá de: hipomanías constantes, reiteradas internaciones, etcétera. Atento lo descripto, podrán acreditar discapacidad las personas que se hallaren comprendidas en las clases 3, 4 y 5.

Como se habrá advertido, conocer pormenores de este tipo de trastornos, esclarecerá cuando amerita la extensión del conocido CUD, y consecuentemente permitirle quedar encuadrada en los preceptos de la ley 24.901 de Prestaciones Básicas en Habilitación y Rehabilitación a favor de las Personas con Discapacidad. Es decir, ¿Cuándo procedería la cobertura total e integral de todo lo pormenorizadamente prescripto por el galeno tratante, a cargo de los efectores sanitarios, obras sociales y empresas de medicina prepaga?. Por todo lo explicitado les reitero mi habitual invitación "Ejerzan sus Derechos porque su Ejercicio no constituye meros Privilegios".


Dra. Silvina Cotignola / Abogada especializada en Discapacidad, Salud y Familia /smlcoti@hotmail.com


 
P U B L I C I D A D


LOTO Plus





INFO AL INSTANTE:
#Ahora
@LADdigital
#VillaDalmine
DATA UTIL:
Sociales de LAD
Newsletter LAD
Publicidad Local
PAGINAS AMIGAS:
Sin Costura Tenaris
Fabiana Daversa
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-