InicioSocialesFarmacias#AhoraArchivoHoróscoposBúsquedaUltimos VideosSesiones HCD
  Ir a la edicion del dia
DIARIO ZONAL DE LA MAÑANA
CAMPANA, BS. AS., ARGENTINA
sábado, 01/oct/2022 - 23:56
Edición Digital
 
Política y EconomíaInfo GeneralPolicialesEspectáculosDeportesNacionales
Twitter Facebook Instagram
» Este artículo corresponde a la Edición del sábado, 06/oct/2012 de La Auténtica Defensa.

Un rumbo sin grandes cambios
Por Pepe Eliaschev




AJUSTAR Y UTILIZAR CORRECTAMENTE LOS ESPEJOS RETROVISORES

Hace un esfuerzo enorme para llevarlo a la práctica, pero Cristina Fernández parece dispuesta a mostrarse menos agresiva, más contemporizadora y hasta con pinceladas de bonhomía para con la oposición. Tras las manifestaciones populares de la semana anterior, ella se recluyó en su inexpugnable lugar en el mundo, El Calafate. De regreso, inyectó en el debate público dos nuevas apariciones por TV con anuncios ad-hoc. Es la misma de siempre y eso es visible, pero por ahora ha dejado colgados en el armario los trajes de guerra. Las consecuencias del jueves 13 se hacen sentir todavía y el Gobierno hará todo lo posible por no hablar más del asunto, mientras se dedica a emitir dos o tres anuncios de obras por día.

El trabajo sucio le tocó a Juan Manuel Abal Medina, pero la Presidente lo dejó pagando. Lejos de burlarse de la clase media que aspira a viajar a Miami, Cristina ahora ensalza los valores aspiracionales de esa burguesía media escarnecida por el jefe de Gabinete. Abal Medina ha sido un alumno fiel a las enseñanzas de Néstor Kirchner, de quien era devoto. Así como el santacruceño despotricaba en 2008 contra los productores rurales, a quienes comparó literalmente con los "comandos civiles" antiperonistas de 1955 y con los "grupos de tareas" de los militares en 1976-1979, Abal Medina insinuó que los manifestantes del 13-IX no eran argentinos interesados por su país.

No es, sin embargo, el lenguaje que ahora decidió desempolvar Cristina. Claro que no puede con su genio, y por eso, junto con los halagos a la clase media, a renglón seguido aunque disparó que a esa clase media no le gusta vivir cerca o al lado de los pobres.

En el relato directamente insólito que les endilgó a los pobres habitantes de Ezeiza acarreados por la familia Granados hasta el Museo del Bicentenario, convertido ya en salón de usos múltiples del cristinismo, la Presidente contó que ella solo conoció Europa luego de cumplir los 50 años (mucho antes ya había conocido Miami y Punta del Este), y que en un banquete que le ofrecieron en Paris a ella y su marido en el Senado de Francia, se quedó admirada de la genealogía de un miembro de esa Cámara, quien hablando con ella se ufanaba de que su familia vivía en determinada comarca de ese país hacía nueve siglos.

Cristina implicó entonces que ésas sí eran aristocracias en serio. Convencida de que nunca necesita escribir lo que luego dice por cadena, confundió el "American Way of Life" con el "American Dream", atribuyó a Friedrich Engels la coautoría del libro "El 18 Brumario de Luis Bonaparte" de Karl Marx y se internó en un jardín de palacios (Versalles) y reinas (María de Medici), solo para terminar pidiéndole a la burguesía argentina que no le frunza el ceño a los pobres. Lo dijo ante un auditorio donde el vicepresidente vive en Puerto Madero y ella misma se recluye en el poco proletario El Calafate, donde no hay que arrugar la nariz porque no hay mal olor. Pero hay que reconocer que, al menos para sus pautas, ella misma bajó ahora un par de cambios.

Es casi una fija y ya se produjo en ocasiones anteriores: el oficialismo se indigna al advertir que la calle no es monopolio del Gobierno, lo que le produce rabietas y desplantes galácticos, hasta que se le pasa. Sucedió al comienzo del gobierno de Kirchner con las manifestaciones convocadas por Blumberg, luego con la pelea por la 125 y las muchedumbres que se dieron cita en Rosario y Buenos Aires, y finalmente con la derrota electoral de 2009. Eso explica el silencio ruidoso de la Presidente tras las manifestaciones. Ahora sostiene, en cambio, que avanzar y progresar económicamente no está nada mal. Por eso, el escenográfico cuadro de Juan y Eva Perón, ataviados con rutilantes galas, que ahora cuelga atrás de sus presentaciones.

Es un mecanismo que tiene mucho de peronismo icónico, sobre todo cuando en el justicialismo se mueven fuertemente las fichas de un creciente polo de referencia anticristinista, del que el gobernador cordobés José Manuel de la Sota es un referente importante. Pero, como sucedió con los descolgados cuadros de Videla, en el kirchnerismo el tema de las imágenes como poderoso recurso de propaganda siempre cuenta mucho, como si fueran más importantes las estampas que los hechos, los relatos simbólicos que los logros tangibles.

Lo cierto es que más allá de sus permanentes y muchas veces jamás concretados anuncios, todo sugiere que el Gobierno sigue afilando los cuchillos para degollar al Grupo Clarín el 7 de diciembre. Esa sigue la obsesión y meta principal de la Presidente. Está más convencida que nunca que si castra el poder comunicacional del Grupo Clarín, para el Gobierno habrán desaparecido los problemas principales.

Sobreestima el Gobierno de manera tan desorbitada la importancia del fusilamiento simbólico de Héctor Magnetto, que no consigue explicar ante la sociedad por qué razones el tentacular y vastísimo multimedio oficial creado por la Casa Rosada desde 2007 en adelante no sirve para, al menos, atenuar las sobredimensionadas consecuencias y potencias que la Presidente atribuye a ese grupo mediático. El nombramiento de Martín Sabbatella, que recorrió desde su juventud una curiosa peripecia, desde el Partido Comunista al Frepaso, del Frepaso a la Alianza, y de la Alianza la vecinalismo en Morón, para terminar enfrentando a Néstor Kirchner en las elecciones de 2009 y al final asumirse como cristinista furibundo desde 2010, revela que yendo y viniendo entre Olivos y El Calafate la Presidente decidió deshacerse de la influencia y los servicios de Gabriel Mariotto para colocar a un hombre como Sabbatella, que se ha presentado ante la Presidenta como dispuesto a todo.

Habrá por eso y al menos por ahora un intento de apaciguar la ígnea belicosidad militante de las guardias de hierro alineadas con el cristinismo. En el núcleo duro de la praxis oficial nada esencial ha sido abandonado o siquiera cuestionado. Durante un lapso cuya duración es imposible calcular, el Gobierno intentara mostrase hiperactivo y muy atento a las demandas cotidianas, como si eso bastara para alejar a los puntos más cuestionados de su accionar del centro de la agenda cotidiana. Mientras tanto, desde el radicalismo y el Frente Amplio Progresista avanzan acciones y líneas de despliegue orientadas a bloquear un proyecto oficial de reforma de la constitución que juzgan inexorable, aunque temporariamente acallado. Los silencios y los paños fríos del Gobierno no son, sin embargo, otra cosa que atajos tácticos.


 
P U B L I C I D A D
LOTO Plus




INFO AL INSTANTE:
#Ahora
@LADdigital
#VillaDalmine
DATA UTIL:
Sociales de LAD
Newsletter LAD
Publicidad Local
PAGINAS AMIGAS:
Sin Costura Tenaris
Fabiana Daversa
Semanario del Pescador
CIUDAD CAMPANA:
Campana.gov.ar
@CampanaGov
Portal de Campana
 
Av. Ing. Rocca 161 (2804) Campana - Provincia de Buenos Aires
Tel: 03489-290721 - E-mail: info@laautenticadefensa.com.ar
WhatsApp: +54 9 3489 488321.-